El descodificador

Archivo para diciembre 2009

Un veterano escritor, cuyo nombre no quiero recordar, contaba cómo se levantaba cada mañana, se plantaba frente al espejo, sacaba la lengua y decía: “tenemos hombre para rato”. Un tipo positivo, sin duda, capaz de adaptar su virilidad al paso de los años y las circuntancias.

Les cuento esto porque el caso me recuerda al de su majestad don Juan Carlos. No por la inevitable decadencia sexual que acarrea la edad, Dios me libre, sino por la descomunal habilidad del monarca para entender las circunstancias, analizar el momento social, y adaptarse con arte y talento a los tiempos y las gentes. Muchos ciudadanos piensan que la corona es una institución viejuna, trasnochada e inutil. Pues a ellos les ha sacado la lengua el Rey con una puesta al día tan sorprendente como imaginativa de la institución.

Ya adelantó algo hace unos días Alberto Oliart, flamante presidente de RTVE: la familia real quería  “modernizar” su “escena tradicional” del mensaje navideño . Eran por tanto conocidas las intenciones de la Zarzuela de actualizarse, pero ni los más progresistas imaginaban un giro tan grande, por imaginativo y arriesgado, en la imagen mostrada por don Juan Carlos en Nochebuena:  donde antes hubo un tapiz, se ha podido ver una ventana que daba a un jardín. ¡Con dos cojones! En alta definición y en formato panorámico (16:9), eso sí.

La monarquía necesitaba una revisión, y la familia real ha tenido el valor de coger el toro por los cuernos. ¡Una ventana donde antes había un tapiz! Todo un derroche de creatividad, imaginación y  modernidad. Lamentablemente el grueso de los españoles no supo apreciar la sutileza del mensaje: se trata del sermón  navideño de don Juan Carlos menos visto de la historia. Sólo en Euskadi, morbosillos (era la primera vez que se retransmitía en ETB), fue un éxito, liderando el prime time de Nochebuena con un 24,2% (103.000 espectadores).

P.D.1

Otro momento patético en el Telediario 1 de TVE. El reportero deportivo Miguel Serrano (le reconocerán por vestir camisetas dos tallas menores que las que le correponden), presenta el partido que jugarán esa misma tarde Real Madrid y Barcelona. No habla de las plantillas, no analiza los dos estilos de juego, no desarrolla el peso de la ausencia del pivot madridista  Reyes. La cumbre de su pieza es él mismo, el propio Miguel Serrano, tirando a canasta. Y encestando. “¡La canasta de Miguel Serrano ha sido en riguroso directo!”, comentan, asombradas, María Escario y María Casado. Una vez más, el periodista se convierte en protagonista, y arrastra por los suelos el prestigio de unos informativos que, tremenda incongruencia, presumen de ser los mejores.

 P.D. 2

He pasado la mañana del sábado en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, repasando la exposición sobre Charles Darwin. Desde una ventana se podía ver cómo se desplazaban por la Castellana los participantes en una misa en la que defendían su modelo católico de familia.  ¿Qué hubiese pensado Darwin viendo cómo, en las puertas del 2010, miles de personas niegan la evolución y siguen pensando que Dios creo el mundo?  

.

Un motivo para NO ver la televisión

Vic Chesnutt

Ha muerto un cantautor moderno, un pequeño genio que escribió canciones descomunales desde la humildad de su silla de ruedas. Resulta estremecedor leer có mola sanidad norteamericana le acogotó hasta arruinar su vida. Obama y su reforma han llegado tarde para Chesnutt, el último talento surgido de Athens (Georgia).

“La mala decisión perjudica más a quien la toma” Hesíodo.

La reforma televisiva que prometió Zapatero está a punto de concluir. El día en que Antena 3 y La Sexta  confirmen su fusión, el presidente del Gobierno podrá brindar por la feliz culminación de uno de sus proyectos más progresistas: dejar la televisión privada en manos de la derecha. Es decir, de Berlusconi y Lara, por un lado, y de Intereconomía y VeoTv (¡las nuevas TDT!), por otro. La televisión pública, sin embargo, se la ha confiado a un ministro de Suarez de 81 años.

Parece un trabajo bien hecho ¿no? Es difícil saber quién o qué han confundido a Zapatero, pero parece evidente que algo ha tenido que fallarle: nadie puede ser tan torpe. Para las próximas elecciones sólo La Sexta, o lo que quede de ella, estará del lado del PSOE. O quizá ni eso: los empresarios de izquierdas primero son empresarios y, después, de izquierdas.

La imprescindible web de televisión vértele.com analiza de manera muy pedagógica las fusiones de cadenas. Les recomiendo que se lean detenidamente el texto, y que presten especial atención a los puntos cuatro, cinco y seis…

- Cuatro: “¿Habrá menos pluralidad política? Previsiblemente, sí. La primera consecuencia es que se reducirá la pluralidad. Las voces disidentes deberán buscarse otros medios, seguramente más minoritarios”.

- Cinco: “¿Son buenas las fusiones para la venta de publicidad? Sí, muy buenas. Los grupos venderán “paquetes” de publicidad para todos sus canales al mismo tiempo, con lo que mejorarán sus cuentas de resultados”.

-  Seis: “¿Las fusiones provocarán despidos? Parece inevitable. Las fusiones permiten optimizar los recursos, tanto técnicos como humanos. Se eliminarán las duplicaciones en la organización de cada una de las cadenas, con lo que se reducirán los costes de operación”.

Despidos, menos pluralidad y más ingresos por publicidad para las empresas. Es la guinda a un año, el 2009, en el que Zapatero se ha confirmado como un político inolvidable.

.

P.D.

Gerardo Díaz Ferrán,  presidente de la CEOE, llevaba seis meses sin pagar a la mayoría de los trabajadores de Air Comet, empresa de su propiedad que acaba de quebrar. La patronal reclama “respeto” para un empresarios tan brillante como para, en sus horas libres, negociar la reforma laboral española. Estamos en buenas manos, qué duda cabe.

.

Por cierto… ¡Feliz Navidad!


Un motivo para NO ver la televisión

Desinformación.

Autor: Pascual Serrano. Editorial Península.

Si después de leer el post de hoy su moral está por los suelos, dejen pasar unos días antes de abrir este imprescindible libro. Les dejará al borde del suicidio. El periodista valenciano Pascual Serrano cuenta, minuciosamente, con detalles y datos, el funcionamiento de los grandes medios de comunicación. Son 600 páginas que arrastran al lector a una conclusión: lo que sucede es diferente de lo que nos cuentan. Recuerden que “Desinformación” se subtitula, con enorme precisión, “cómo los medios ocultan el mundo”.

Pocas veces un libro resulta tan adecuado para un post. Y para un momento histórico. La fusión de televisiones condiciona aún más la información que recibiremos y limita nuestra capacidad de elección. Si usted no ha empezado a buscar fuentes de información alternativas a la televisión, no sé a qué está esperando.

Si yo les digo que los barriguitas tienen su propio estudio de televisión, es muy posible que piensen que hablo de la productora del gordito de Intereconomía y sus colegas. Pues no. Los barriguitas son unos muñecos buenos. Fabricados por Famosa y con el tamaño de una manzana, adoptan diferentes papeles de la vida humana. Hay barriguitas que tienen negocios, como una peluquería, una farmacia o una tienda de mascotas. Otros están en un hospital o en su casa. Una pareja de barriguitas se presenta en un “kit boda” con todos sus accesorios, ramo de novia, tarta nupcial y pista de baile giratoria incluidas. Pero el más original y fascinante es el estudio de televisión.

El plató de los Barriguitas incluye cuatro muñecos. Qué mínimo. Presentadora, cámara, maquilladora y realizadora, imagino. Los niños se lo pasarán como enanos con este divertido juego, que seguro que para las próximas navidades aumenta su plantilla. Ya lo estoy viendo… El quirófano de los barriguitas, con unas diminutas Belén Esteban y Ana Obregón con diferentes caras de quita y pon. El geriátrico de la tele pública, con decenas de barriguitas de cincuenta años y uno de 81 (que puedes intercambiar de posición). Y la fusión de los barriguitas, un batiburrillo de muñecos, empresas, acciones y billetes de 500 euros que puedes ordenar de las maneras más estrambóticas.

Cincuenta euros bien invertidos. Y no serán los últimos… En los grandes almacenes que no admiten que sus trabajadores estén sindicados, ya saben a cuales me refiero, están liquidando “las televisiones sin TDT de Disney”. Con esta frase intentan vender teles viejunas: la rosa de Campanilla, la negra de piratas del Caribe y la roja de Cars se saldan a 59,95 euros. Un chollo, si no fuera porque el descodificador de TDT cuesta otros 50 euros.

Pero para muñequito barriguitas, el cantante Alejandro Sanz, que fue protagonista anoche de un especial en La 1 de TVE. Un programa con muchas similitudes con el que tuvo lugar hace tres años, cuando Pepa Bueno entrevistó, también en Navidad y para la tele pública, a Miguel Bosé. Exactamente los mismos tópicos, las mismas banalidades, el mismo peloteo, pero sólo con parecidos protagonistas: cambien a Bosé por Sanz, y a Bueno por Ana Pastor (su sustituta al frente de “Los desayunos de TVE”), y tendrán el mismo engendro promocional. Entonces Bosé se forraba con “Papito”, ahora Sanz lo intenta con “Paraíso Express”. Los dos con la misma discográfica, Warner Music. Y con el mismo padrino, TVE.


Recostado en el sillón de su casa, con los pies sobre la mesa (como Bush en su rancho), el cantante con el corazón fragmentado en dos o más trozos opinó sobre Obama o Berlusconi. Y resultó que sus opiniones despiertan el mismo interés que sus canciones. Cero. Y sin bajar los pies se atrevió a hablar sin decir nada sobre el hambre en el mundo. ¿Lo mejor? Saber que Alejandro necesita una limpieza de cutis: “le sale el arte por cada poro”, asegura Ana Pastor en su blog. Terminaron brindando “por el paraíso navideño”.

P.D.1

Según informa la agencia EFE, el habitual mensaje de Navidad del Rey cambiará la “escena tradicional” que ofrecía hasta ahora en su emisión televisiva por una “nueva” y “distinta”, según ha explicado el presidente de la Corporación de RTVE, Alberto Oliart. Al parecer es la Casa Real quien ha solicitado que se “variara” esa imagen. Podemos esperar cualquier cosa…

P.D.2

La serie “Cuéntame” ha sido galardonada con el Premio Nacional de Televisión que, convocado por el Ministerio de Cultura, celebraba su primera edición. Un jurado, formado por cracks como Carmen Caffarel, Manuel Campo Vidal o Juan Cueto, ha tomado la decisión, que además del honor incluye un sobre con 30.000 euros. No se sabe quién recibirá la pasta, si la productora o TVE. Una cifra con la que no pagan, me temo, ni el catering del capítulo más barato. Una pasta que seguramente el Ministerio de Cultura podría invertir en proyectos más innovadores, arriesgados y, sobre todo, necesitados.

.

Un motivo para NO ver la televisión.

Tom Waits.

Cd: Glitter and Doom Live.

El concierto del 12 de Julio de 2008 en San Sebastián está en cada surco (digitalmente hablando) de esta recopilación, un disco amplio (17 canciones) pero incapaz de mostrar en toda su inmensidad el espíritu de Tom Waits sobre un escenario. Tom es Dios. Y también una anguila. Es muy difícil atrapar a una anguila. “Soy un pez albino, ya sabes, ése que lleva tanto tiempo en el lago. Me estoy haciendo mayor y aún no me han pescado”, dijo en una entrevista en Australia. Pero merece la pena intentarlo: no todos los días se editan cd´s con la energía bastarda que desprende este genio de la narración y el sonido. De regalo, un disco con sus historias.

“Si el clima fuese un banco, ya lo habrían salvado” Hugo Chávez

Antena 3 ha emitido un magnífico reportaje sobre el consumo enloquecido y la capacidad del ser humano para contaminar. Se llama “La huella humana”, está producido por National Geographic y seguramente usted no lo ha visto, puesto que fue programado cerca de la una de la madrugada de un día laborable. Reconozcámoslo: el medio ambiente no nos preocupa demasiado. Y menos en estos tiempos de crisis, en los que para impulsar la economía todo está permitido: ¿recuerdan el desastre del ladrillo? Pues al parecer un 35% de las grandes fortunas invertirá más dinero los próximos años en el sector inmobiliario, según el informe de Barclays Wealth “Perspectivas para la inversión inmobiliaria”.

En la cumbre sobre el cambio climático que se ha celebrado en Copenhague aseguraron que debían alcanzar un acuerdo mundial para reducir las emisiones de CO2. Se trataba de la última oportunidad para salvar el planeta. Debemos, por tanto, despedirnos del planeta. La conferencia, a la que asistieron 15.000 delegados de 190 países y 5.000 periodistas, estaba condenada al fracaso. Y fracasó. Excepto para los restaurantes, gasolineras y puti clubs de la capital danesa, que vivieron un momento de esplendor verde.

Según el Daily Telegraph, en Copenhague se alquilaron durante la cumbre más de 1.200 limusinas, frente a sólo cinco coches híbridos, y el aeropuerto recibió 140 vuelos de jets privados. Los hoteles, repletos, dispararon sus precios. Pero fueron las prostitutas quienes apostaron con mayor fuerza por la sostenibilidad… de su negocio: ofrecieron sexo gratis a los delegados de la cumbre.

Los informativos de televisión presumen de ser el espejo de la sociedad. Bien, pues sólo el 3,4% de la información emitida en telediarios se dedica al medio ambiente. Lo dice un estudio de Pablo Fracescutti, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. El mayor porcentaje de esa miserable cifra está dedicado, no podía ser de otra manera, a las desgracias medio ambientales: un 39,2%. A la biodiversidad un 26,5%, al cambio climático un 13,7%, a las prácticas ecológicas un 10,8% y a las protestas un 6,5%. Según Fracescutti resulta especialmente preocupante que sólo un 3,3% de esa presencia informativa este dedicado a las energías alternativas.

Copenhague fracasó, como estaba previsto. Y sin embargo el mundo sigue dando vueltas. ¡No era para tanto! Una vez más, Aznar tiene razón: ¡la ecología es el nuevo comunismo!

P.D.1

Un fuerte abrazo para Juan López de Uralde, director de Greenpeace España, y los otros dos activistas del grupo que permanecen aislados en prisión preventiva en Copenhague. Como si fueran peligrosos criminales. ¿Su delito? Mostrar una pancarta que decía la verdad: “Los políticos hablan, los líderes actúan”.

P.D.2

“España entera deseando ver cómo gesticula Belén Esteban con su nueva cara”, rezaba la pantalla la noche del sábado. La marca de embutidos Navidul patrocinaba el acontecimiento. Todo estaba listo en “Casquerías Telecinco”: Berlusconi ponía la cadena, Navidul los jamones y Belén Esteban los despojos. Jorge Javier Vázquez se encargó de presentar el esperpento. Una pena, porque lo realmente impactante es que lo hubiera hecho otro premio Ondas: Iñaki Gabilondo. Lástima. La fusión de Telecinco y Cuatro hubiera dado sus primeros frutos en una noche histórica.

En cualquier caso, un éxito: 3.147.000 espectadores, y un 26% por ciento de cuota de audiencia, casi siete puntos por encima del promedio de la cadena.

P.D.3

El bodegón del narco. No es un nuevo restaurante mexicano financiado con dinero de dudosa procedencia. Es el impresentable montaje que ha realizado la policía mexicana con el cadáver del narcotraficante Arturo Beltrán Leyva. Le muestran  tirado en el suelo, con los pantalones bajados y el cuerpo cubierto de billetes ensangrentados. La policía cae en la misma miseria moral que los narcos, enviando mensajes de esta manera tan macarra.

Los espectáculos taurinos agonizan. Como el boxeo, la iglesia católica o las carreras de galgos. Son fórmulas agotadas. Ofrecieron lo mejor de sí mismas en los días oscuros, cuando la tortura, el miedo y la violencia se utilizaban para someter, idiotizar y entretener. Las corridas de toros caminan de manera lenta pero segura hacia la desaparición. Como la primera comunión, las peleas de gallos y los top less. Las civilizaciones avanzan, o al menos lo intentan: el destino de las corridas de toros es la clandestinidad. Y las páginas de periódicos oportunistas que, como El Mundo, aprovechan las circunstancias para reforzar su línea conservadora: “En  Cataluña van contra la fiesta por ser española”, asegura Zabala de la Serna, flamante nuevo fichaje de un diario que “se vuelca con el toreo”. Y eso que el torero no mata con Titadine…

El parlamento Catalán ha abierto una vía legal para prohibir las corridas de toros. Algunos quieren que veamos en ello un debate entre Cataluña y España. No lo es. Sólo es un debate entre tortura y cultura. “Lo que les preocupa es la vertiente española de los toros, no la defensa de los animales. Se empieza prohibiendo las corridas y se acaban imponiendo ideologías nacionalistas”, dice un Carlos Herrera que miente. Mucha gente no queremos corridas de toros porque no nos gusta que maltraten a un animal. Nada más que por eso.

¿Quieren prohibir una tradición española en Cataluña? Pues parece que sí. ¿Las corridas son un patrimonio españolista? Ni lo sé ni me importa. Es  una tradición sangrienta, brutal, innecesaria, despiadada. Parecen suficientes motivos para que se conviertan en historia. El primer paso ya está dado.

“Más competencia se traducirá en más variedad, más calidad y más libertad”, dijo con la cabeza muy alta María Teresa Fernández de la Vega, Vicepresidenta del Gobierno, allá por noviembre de 2005. Con esas palabras justificaba el nacimiento, aprobado en Consejo de Ministros, de La Sexta, una televisión participada por la cadena mexicana Televisa (40%) y un consorcio de cinco productoras españolas (60%) que se convertía en el cuarto canal privado, junto a Antena 3, Telecinco y Cuatro.

 

Cuatro años después una periodista desplazada a la Bolsa da por confirmada, durante “Los desayunos de TVE”, la fusión entre dos cadenas de televisión privadas: Antena 3 y La Sexta. Por otro lado, todo parece indicar que Telecinco y Cuatro anunciaran hoy su acuerdo “para crear el primer operador audiovisual de nuestro país”. La parrilla encoge. Nacen dos grandes holdings. Las acciones de Antena 3 suben un 7,33 %…

 Parece que desde 2005 hasta nuestros días las necesidades de variedad, calidad y libertad que tenemos los españoles han variado. Son menores. Será por la crisis. El Gobierno, el mismo que dio luz verde a La Sexta en nombre de aquellos conceptos sagrados, permite ahora la fusión entre cadenas y el recorte de variedades, calidades y libertades. Vaya por Dios. Debe ser porque lo realmente importante no son los televidentes, sino la supervivencia de las empresas de comunicación. Algunas de estas empresas han ganado muchísimo dinero durante años, y están sobredimensionadas, realizan inversiones suicidas, incumplen acuerdos sobre publicidad y programaciones infantiles, mantienen niveles de vida elevadísimos…

¿Saben que Telecinco cerró 2008 con un beneficio neto de 211,28 millones de euros? ¿Y que el Grupo Antena 3 obtuvo hasta el pasado mes de junio un Beneficio Neto de 22,7 millones de euros? ¿Y qué  Toñi Salazar, de Azucar Moreno, cobró 250.000 por participar en un programa de telebasura?

La imagen de Roures y Lara de la mano es acojonante. Por eso, en estos momentos de reajustes audiovisuales capitalistas, la televisión pública debería ser el  flotador de los televidentes. Y precisamente por eso se han encargado de desactivarla.

Dicen que en esta vida todo tiene un precio, pero les aseguro que hay gente que hace el amor por la cara. No como Berlusconi. Belén Esteban, musa de Telecinco, da una vuelta de tuerca a este concepto y asegura que hace el amor “con la cara”. Concretamente con su nueva cara. No se trata de una versión abierta e imaginativa del sexo oral, en la que la ex de Jesulín de Ubrique haya explorado orificios cercanos a la boca pero hasta ahora ignotos. No. Se trata de hacer el amor después de pasar por el quirófano para recauchutarse la jeta. El mérito principal es, imagino, del cirujano, responsable final de los acabados y de la solidez del puzzle facial. Es decir, responsable de que con el vaivén y los meneillos coitales el careto no se tense, y las costuras no salgan disparadas como los perdigones de un cartucho del 22. Las lesiones en el rostro del partener, o vaya usted a saber en qué parte de su anatomía, podrían resultar irreversibles.

(Dicen que se trata de la misma persona…)

Belén Esteban estrena fachada, que buena falta le hacía, mañana viernes en “Sálvame de Luxe” (Telecinco). La exclusiva televisiva de la semana. Toda España está pendiente del frontal de una mujer que ha pasado por el quirófano “para quitarse las bolsas de los ojos, reconstruirse la nariz y eliminar las arruguitas que tenía junto a los labios”, informa  la web de la cadena de Paolo Vasile. ¿Las “arruguitas” que tenía junto a los labios? Cuentan que algunos forenses barajaron la posibilidad de iniciar la búsqueda de los restos de García Lorca en ese lugar…

Belén Esteban es la reina del telerrealismo mágico. En el mercado de emociones que es la televisión, los cambios que se han producido en su cara, un catálogo de malas prácticas quirúrgicas, alientan ilusiones, impulsan esperanzas, despiertan deseos y provocan una irresistible atracción comercial. Esta mujer, que ayer era deshecho de casquería, hoy es,  gracias al bisturí, portada del Lecturas. Usted puede mirarse en ese espejo. Se trata de, asumámoslo, una estrella del siglo XXI.

No hay peor ciego que aquel que no quiere ver. Les digo esto, no por la pobre Belén Esteban, ejemplo perfecto de deterioro intelectual y físico provocado por la televisión. Se lo digo por Samanta Villar, la reportera intrépida de Cuatro, que se ha puesto unos parches en los ojos con la intención de pasar tres semanas a oscuras. Ciega durante 21 días. Una experiencia fascinante, qué duda cabe. Periodismo del bueno, con espectáculo garantizado, que se emitirá la noche del viernes. Como lo de Belén Esteban.

“A través de sus ojos vamos a conocer una realidad muy distinta a la que nos imaginamos”, asegura la web de Cuatro. Cierto. La realidad siempre es distinta cuando está en manos de Samanta Villar. Tanto como para terminar entre rejas: un juzgado de Sevilla la citó a declarar acusada de un robo del que acaban de eximirla de culpa. Exageración, desmesura, alarmismo… el tono habitual de Samanta. Además, tampoco es la primera vez que la presentadora pasa 21 días ciega: ¡estuvo tres semanas fumando porros!

Un periodista hace bien su trabajo cuando cuenta lo que está viendo de la manera más sencilla posible. Por ejemplo: los miembros de una familia chabolista, dedicada a la recogida de chatarra, se llevaron en su furgoneta los hierros viejos que encontraron en una obra sin vigilancia. Periodismo. Pero si el reportero vigila la operación, conduce la furgoneta e interviene en las conversaciones, esa historia ya no sería periodismo. Sería telerrealismo mágico. O circo.

No soporto a los periodistas protagonistas. No soporto la manipulación de las noticias. No soporto a Samanta Villar, la periodista que conduce las  furgonetas.

Un consejo: ciega, no conduzcas.

.

P.D.

TVE dejará de emitir series norteamericanas. Así lo ha dicho Javier Pons, director de la televisión pública española, en la presentación de la nueva etapa (ya sin publicidad). Aunque no sé si creer a Pons: el 24 de noviembre de 2007 aseguró en una entrevista a El Periódico que iban a “sustituir el  culebrón latino de las tardes”. Y mientras escribo estas líneas veo en La 1 de TVE el culebrón mexicano “En nombre del amor”.

Dicho así, suprimir las series norteamericanas no parece  cuestión de calidad, sino de fobia geográfica o cultural, puesto que seguirán emitiendo culebrones del centro y sur de América. Es decir, que en TVE podremos seguir viendo “En nombre del amor”, pero para disfrutar de “Bones”, “House” o “C.S.I.” tendremos que recurrir a las cadenas privadas. Lógico, ¿verdad?

Por cierto, ¿qué pasará entonces con las telenovelas que produzca Univisión Estudios, la empresa que dirige Luis Fernández y que tiene sede en Miami (Estados Unidos).

José Antonio Ovies, presentador del programa de Telemadrid “7 días”, un informativo en la línea del clásico “Informe semanal”, define la manifestación por el empleo que se celebró en Madrid el pasado sábado: “Turismo de manifestantes. Como en los viejos tiempos de la dictadura”. Para dar fuerza a sus palabras utiliza imágenes no de la propia manifestación, convocada por UGT y CCOO, sino de las concentraciones de apoyo a Francisco Franco que se celebraban en la plaza de Oriente.

Aquellos que comparten la vida con un perro estarán de acuerdo conmigo en que hay que vigilar su salud y ofrecerle toda clase de atenciones y cuidados. Son nuestros compañeros y amigos. Hasta que desgraciadamente la situación del perro, por enfermedad o vejez, se hace irreversible. Cuando no hay solución, y para evitar la agonía del animal y el sufrimiento de todos, sólo queda la eutanasia.

Telemadrid es un perro rabioso. Desinforma, manipula, censura, miente…Y pierde audiencia y dinero. Es muy posible que la eutanasia sea la única solución para esta televisión enferma. Emitir una información sobre la marcha sindical que convocó a más de 50.000 personas únicamente con imágenes de manifestaciones franquistas es intolerable. No sólo periodísticamente, sino también a nivel social y político. Se trata de una burla para todos aquellos que financian la cadena. Los madrileños. TODOS los madrileños, no sólo los votantes de Esperanza Aguirre. Pero lo peor es que no se trata de una situación nueva o sorprendente: Telemadrid traspasa todos los días la frontera del esperpento.

Creo en la televisión pública. Una televisión de servicio al ciudadano, sin intereses comerciales, libre de la presión del negocio audiovisual. La televisión desde donde recibir información limpia, entretenimiento digno, ocio de calidad. Pero empiezo a creer que determinadas televisiones públicas no tienen solución. Telemadrid se ha  convertido en un cáncer para los ciudadanos madrileños, obligados a financiar el órgano de propaganda del gobierno de su comunidad.

Eutanasia para Telemadrid. Sin ella los madrileños serían más libres.

.

P.D.1

Hermann Tertsch presentará el editorial de “Diario de la noche” (Telemadrid) desde el hospital. Se trata de una gran idea, puesto que el periodista supuestamente agredido alcanzará cotas de teatralidad y dramatismo sólo comparables a las de Javier Bardem en “Mar adentro”. Ya me lo estoy imaginando soltando, desde su lecho del dolor, frases tan interesante como la de ayer: “Los que me agredieron pueden ser moros o gente normal, del cine o de la SGAE”.

.

P.D.2

El eyaculador interior Sánchez Dragó es uno de los gurús de Telemadrid. Y uno de los grandes beneficiados del agónico estado de esta televisión. Según la plataforma “Salvemos Telemadrid”, Dragó ha facturado “desde 2005 a la cadena 1.200.000 euros, aproximadamente, por el programa “Las Noches Blancas” (con una media de audiencia de un 3%). Más unos 36.000 euros por 4 programas de “Dragolandia” (con una media de un 4.1%). Más unos 350.000 euros por presentar “Diario de la Noche” durante año y medio”.

¿Saben cómo ha conseguido un personaje como Dragó afianzarse en la cadena pública y en el diario El Mundo? Siendo un miserable. Es decir, provocando, defendiendo lo indefendible, insultando, faltando al respeto, mintiendo… El último ejemplo de su sórdida técnica de superviviencia es un texto publicado en el diario de Pedro J. sobre los  cooperantes españoles secuestrados en Mauritania, a los que llamó “gorrones sin fronteras”. Lean a Sánchez Dragó: “Mi mujer, que es japonesa, exclama: ¡Menudo chollo! Los españoles pagáis al contado y, encima, convertís en héroes a esos pijos. Razón lleva. Pijos, caraduras, gilipollas y gorrones, añado. ¿Acció solidaria? No. Acción mamaria (de mamoneo). Lo de esa gubernamentalísima organización no gubernamental es como para clamar al cielo en el que sus frailes no creen. Pijos, porque basta verlos, saber quiénes son sus papis y pasar lista a los enchufes de los que viven. Caraduras, porque jeta de granito hay que tener para asegurar que es la misericordia -solidaridad, la llaman. Jerga progre- lo que los mueve. ¡Oh, cuánto sacrificio! ¡Qué entereza de ánimo la que los lleva a arrastrar las penalidades del turismo de aventura! Gilipollas, porque lo es en grado sumo todo el que piense que con unos cuantos camiones cargados de alubias, chocolatinas y preservativos va a sacar de apuros a millones de personas gobernadas por sinvergüenzas”.

.

P.D.3

“Nos tenemos que despedir. Volveremos más adelante”, acertó a decir Pepa Bueno cuando apenas habían transcurrido doce minutos del Telediario (TVE) de las nueve de la noche. Pudimos escuchar esas palabras, pero ella tenía la boca cerrada. Entró un bloque publicitario de ocho  minutos. Después llegó la información meteorológica. Fueron doce minutos de Telediario absolutamente surrealistas en los que había un desfase de varios segundos entre el sonido y la imagen. Doce minutos caóticos, absurdos, patéticos. Y a las nueve y veinticinco minutos, tras la información meteorológica… ¡arrancó de nuevo el Telediario!

P.D.4

“Lo que no puede ser es que el Gobierno quiera prohibir el tabaco y no el alcohol, que es igual de perjudicial para la salud”, dice la tertuliana de “Los desayunos de TVE”. Gran error. Puede que para la salud del que bebe y fuma ambas prácticas sí sean igual de perjudiciales. Para el que se sienta en la mesa de al lado, no: respiramos el humo ajeno, pero no bebemos sus copas. ¿Es tan difícil de entender? No, pero es que entonces la culpa no sería de Zapatero.

.

No hay bestia tan feroz.

Autor: Edward Bunker.

Editorial: Sajalín.

Leer “La educación de un ladrón” (Alba), primer libro editado por Bunker en España, me produjo un placer salvaje y visceral. Era posible una nueva novela negra. Bunker, el preso más joven de San Quintín con 16 años, sobrevivió a una vida al límite y alcanzó la madurez escribiendo sin tapujos. Con la misma naturalidad con que disparaba una recortada, sodomizaba a un preso afeminado o se metía un chute de caballo. Bunker era auténtico. Y “La educación de un ladrón”, autobiografía de un chorizo, todo un clásico.

“No hay bestia tan feroz”, el primer libro escrito por Bunker, se ha editado por fin en España. Y es otra pequeña maravilla. El sórdido submundo de Los Angeles proporciona nuevos y sorprendentes  personajes, historias condenadas a terminar a tiros,  violencia fuera de control. El instinto de supervivencia de Max Dembo, el protagonista, resulta inagotable y enternecedor. Tanto como su capacidad para generar conflictos y provocar dolor. Pero no esperen arrepentimiento. El protagonista de este libro es un delincuente que odia la sociedad, asesina a sangre fría a un policía, ejecuta a un amigo chivato, y se sumerge en una huida sin final. Un criminal que roba, mata y se coloca para sobrevivir. Un guía de lujo para recorrer el lado oscuro de L.A.

Hoy tiene lugar el apagón analógico en la región castellano manchega donde vivo. “A partir del 15 de diciembre, este canal sólo podrá ser visto en TDT”, rezaba la pantalla cada vez que cambiaba de canal. Una apocalíptica previsión que me llevó a comprar e instalar el famoso aparato. El descodificador. Cincuenta euros, euroconector no incluido. Parece que funciona correctamente…

La señal no tanto. La imagen parpadea como en una película de los hermanos Lumiere. El progreso. Dicen desde arriba que sólo así, gracias al milagro de la TDT, pueden garantizarnos una televisión mejor: más de 20 canales, mayor calidad de imagen y sonido, nuevos servicios (canales de radio, guía electrónica de programación). En mi pueblo no tenemos agua potable y el centro médico se cae a pedazos… pero hoy es un gran día para nosotros: ¡Tenemos TDT!

Lo primero que sintonizo con mi flamante nuevo descodificador es “Gran Hermano” (La Siete). ¡Ya puedo disfrutar del interior de la casa en directo! Tengo que reconocer que jamás había visto con tanto detalle, con tan deslumbrante nitidez, con semejante fuerza de colores y brillo de tonalidades, la colección de fulanas y chuloputas que nos ofrece la cadena de Vasile. ¡Gracias TDT, por iluminarme la miseria! Salto a Antena 3 y me encuentro con “Tal cual lo contamos”, un programa de cotilleos que incluye el consultorio de Josemi. El hombrecillo confiesa que se inyecta botox en un  entrecejo que, gracias a la TDT, brilla más que el día de la hispanidad.

¿Y qué me dicen de los nuevos canales, esos que no existían con la tele analógica, como por ejemplo Teledeporte? Sólo les diré que mientras escribo estas líneas estoy disfrutando de una prueba de la copa del mundo de bobsleigh femenino que se celebra en Alemania. ¡Gracias TDT, por permitirnos el acceso a los deportes invernales! Cambio a “La tienda en casa”, el canal de shopping de Veo Tv, un paraíso donde puedo comprar las alzas de gel Maxtall. Si las coloco dentro de los zapatos me harán parecer, por solo 49,95 euros más gastos de envío, cinco centímetros más alto. ¡Qué fantástica oportunidad para aumentar mi estatura!

Lamentablemente la mayoría de canales de la televisión pública no tiene señal. Ni La 1, ni La 2, ni 24hTVE, ni Clan TVE… Un ligero inconveniente. En cualquier caso, me gustaría dar las gracias a Miguel Sebastián, flamante ministro de Industria. Por “Gran Hermano” en directo, el botox de Josemi, el bobsleigh femenino, las plantillas Maxtall… ¡Por tantas y tantas cosas! Ya le habrán felicitado en numerosas ocasiones, sobre todo Roures por la TDT de pago, pero a mí me gustaría hacerlo de manera efusiva por la excelente inversión de su Ejecutivo en este sistema de televisión digital: ya ha gastado 10,7 millones de euros (equipamientos y conexiones de red, campañas informativas…), acaba de adjudicar concursos por valor de 7 millones de euros, y ha anunciado licitaciones por otros 8,7 millones para campañas informativas y estudios relacionados con la TDT. Un chollo, de verdad, puesto que la mejora en la calidad de la televisión que recibo es increíble. ¿Verdad?

.

P.D.

Rueda de prensa del Gran Wyoming. Se considera una víctima. Asegura que no es responsable de los vídeos que se emiten en el programa que presenta, que quieren hundir su carrera profesional y su prestigio como ciudadano, y denuncia que Esperanza Aguirre le ha señalado como autor de la agresión. “Niego el derecho de Aguirre de acusarme de instigador de los hechos, algo que también han hecho los jóvenes del PP, esos que se preparan para dirigir el Gobierno en el futuro”, asegura Wyoming.

Tanto la presidenta de la Comunidad de Madrid como Hermann Tertsch han hablado de “agresores profesionales”. La investigación, sin embargo, apunta otras circunstancias. La policía descarta que la agresión fuera intencionada”, asegura El Mundo. Informa 20minutos.es: “todo apunta, como mucho, a una vulgar pelea de bar”; “el periodista de Telemadrid no se encontraba en buen estado”;el periodista de la televisión autonómica madrileña se habría caído al suelo y golpeado con un taburete”.

¿Recuerdan el post de hace unos días? Sí, el pasado jueves: “Tócala otra vez, Hermann”. Pues eso. Una “vulgar pelea de bar”. ¿Creen que el periodista y su ama pedirán perdón?

.

Un motivo para NO ver la televisión

129 canciones ilegales

Jorge Martínez sigue vivo y bien. Así lo demuestra la caja que presenta hoy en una sala madrileña, un artefacto explosivo formado por nueve discos y 129 bombas de destrucción masiva. Pocos grupos españoles tienen el currículum de Ilegales, la banda asturiana que supo lograr el equilibrio entre potencia y calidad. Ninguno sigue sonando tan punk veinte años después…

“129 canciones ilegales” incluye todos los trabajos de estudio de Ilegales más diez temas inéditos. Y un libro con las aventuras y desventuras del grupo y las letras de las canciones. Es historia del rock español.

Como todo el mundo sabe, el consumo estimula la economía. Es decir, que cuanto más hundidos estemos en la crisis, más debemos gastar si queremos recuperarnos algún día. Puede que no sea fácil de comprender, pero es así y punto. No lo discuta: consumir es, en estos momentos, cuestión de patriotismo. El Gobierno así lo entiende y, como debe ser, predica con el ejemplo: el pasado viernes se festejó por todo lo alto que había levantado el vuelo el flamante Airbus A-400M, uno de los aviones militares de transporte más grandes del mundo. Un programa financiado por siete países, entre los que por supuesto se encuentra España, con 20.000 millones de euros de presupuesto. Un importante apoyo para salir de la crisis ¿no? Sobre todo si tenemos en cuenta que, tras casi dos años de retraso sobre los plazos previstos, se ha producido un sobrecoste de 5.000 millones de euros. “Tendrán que asumir un incremento significativo en el precio”, nos advierten los constructores.

El Airbus A-400M será caro de cojones, pero es una joya: no sólo sirve para transportar hostilidad y muerte (soldados y armas). Los fabricantes aseguran que es “idóneo tanto para acciones militares como para misiones humanitarias y para el mantenimiento de la paz”. Mi conciencia está ahora mucho más tranquila. En un principio pensé que podrían haber empleado los 25.000 millones de euros en necesidades sociales más urgentes, pero la verdad es que no se me ocurre nada mejor que en “misiones humanitarias y para el mantenimiento de la paz”. ¡Qué labia tienen estos fabricantes de material bélico!

No me gustaría despedir el post de hoy sin anunciarles mi segunda aportación del día, desde el consumo irracional, a la recuperación de la economía. Ya sé que parte de mis impuestos se han invertido en el Airbus A-400M, pero soy insaciable. Quiero aportar más. A la economía, a la televisión, al periodismo y a la nutrición. Y a la tecnología. Todo de una tacada. Me voy a comprar la sandwichera de Trancas y Barrancas que vende El País. Una sandwichera, atención,  antiadherente, con regulador automático de temperatura y capacidad para dos bocatas moldeados con las originales caritas de mis hormiguitas preferidas. Un avión de electrodoméstico. El País ha quitado a mi columnista de televisión favorito (Enric González)… Pero a cambio, ¡qué pedazo de sandwicheras me está vendiendo!

Serán los 19,90 euros (y cinco cupones) mejor invertidos de toda mi vida. Una parte de esa cantidad irá a parar a Pablo Motos, dueño del copyright de los entrañables insectos sociales. Otra ayudará a sanear la deuda de PRISA. Los fabricantes de electrodomésticos recibirán su bocado. Y finalmente yo, con la satisfacción del solidario (Airbus y sandwichera), me comeré un par de bocatas calentitos con los divertidos caretos de Trancas y Barrancas. ¿Se puede pedir algo más a la vida?

.

P.D.1

Dice ABC en su entrañable editorial del pasado sábado: “La labor social de la Iglesia la legitima, más que a ninguna otra organización, para valorar los daños que el aborto libre causa a la dignidad de la mujer”. Desconozco los conocimientos de una Iglesia de hombres sobre la dignidad de la mujer. Sin embargo su concepto de la dignidad del monaguillo está clarísimo: lean los informes de la  Comisión de Investigación que denuncia los abusos sexuales cometidos por la Iglesia católica de Irlanda entre 1975 y 2004. Un cura admite haber abusado de más de 100 niños. Otro sacerdote reconoce haber cometido abusos cada dos semanas a lo largo de su ministerio, que duró 25 años. Cientos de chicos en manos de curas sodomitas durante décadas. ¿Legitimados más que ninguna otra organización para valorar la dignidad de alguien? Me descojono. ¿Para cuando los informes de una comisión de investigación española?

P.D.2

“Yo trabajo en Intereconomía, y estoy muy orgulloso”, dijo un tal César, pelo engominado, mirada cetrina, en “La noria”. El presentador, el público, los invitados (incluso los que colaboran en Intereconomía), se tronchan de risa. Y es que el bueno de César defiende, pobre, el vídeo de su cadena en que dicen que los africanos, como son analfabetos, no se hacen la manicura y tienen altas temperaturas, no deben usar preservativos. Una mina tienen en “La noria” con este individuo, puesto que reúne todas las características para triunfar en el programa: extremista, ignorante, repetitivo, gritón, zoquete, necesitado de publicidad.

Fue marcharse César y llegar Jorge Javier Vázquez, flamante premio Ondas. “Mi compañero ha sufrido críticas muy duras que han puesto en duda su talento”, dijo Jordi González en la presentación. Se refería a que Carles Francino se negó a entregarle el premio y a que Emilio Gutiérrez Caba le acuso “de deshonrar el premio”.

Vázquez estaba dolido, el pobre. Y haciendo público  su dolor rellenó una horita de telebasura. A ver si va a ser por eso, por su falta de pudor, por lo que mucha gente no quiere verlo ni en pintura.

P.D.3

¿Por qué nos sorprende tanto el caso de Aminetu Haidar? Seguramente porque no terminamos de asumir que Marruecos es una dictadura. Lo mismo que sucede con Guinea Ecuatorial. La amistad del Rey con los dictadores marroquíes, y los negocios españoles con Teodoro Obiang, tienen mucha culpa de esta miseria moral.

.

Luis Fernández, ex presidente de TVE, ya tiene trabajo: es el flamante nuevo presidente de Univisión Estudios, la principal empresa de medios de comunicación en español en Estados Unidos. Sólo ha tardado un mes en encontrar curro, algo muy meritorio en estos tiempos de crisis y despidos. El colmo de la fortuna es la ubicación de su nueva empresa. Miami. Fernández estará como en casa: fue productor ejecutivo de “Al filo de la ley”, la primera ficción que estrenó Univisión en horario estelar, emitida en España por La 1 de TVE.

Cualquier lugar donde hubiera recalado Fernández hubiese provocado suspicacias. La gente es muy mala. La marcha de Fernández, como la de David Martínez (ex director de ficción de TVE) a Telecinco, forma parte de la fuga de cerebros prevista tras la eliminación de la publicidad y el recorte de presupuesto en la televisión pública. Recuerden que los buenos profesionales siempre acaban en la privada (tras engordar su currículum en la pública) donde, además de cobrar mucho más, tienen ocasión de poner en marcha proyectos realmente excitantes. Por ejemplo, culebrones: Univisión ha anunciado que producirá sus propias telenovelas.

TVE emite todas las tardes un culebrón mexicano no recomendado para menores de siete años. Es decir, para mayores de siete años. Se llama “En nombre del amor”, y consiste básicamente en mostrar, mediante un guión repugnante, los deseos húmedos y las ambiciones desatadas de una serie de personajes vacios interpretados por un grupo de actores nefastos dirigidos por alguien sin un ápice de talento. Una basura repleta de recauchutadas alcahuetas, mujeres “ofrecidas” y sementales tex-mex.

Uno de esos espacios que convierten una cadena pública en una cadena ganadora. “La 1 acabará 2009 siendo líder”, adelantó Luis Fernández en la última reunión en el Senado de la Comisión Mixta de Control de la Corporación. Cuidado, porque no dijo que la cadena estrella de TVE acabaría el año siendo la televisión de la que los españoles pudiéramos sentirnos orgullosos, la de mayor calidad, con mayor dedicación al servicio público o menor porcentaje de telebasura. Dijo lo que dijo: que La 1 acabará 2009 siendo líder de audiencia. La sana competencia entre la televisión pública y las cadenas privadas.

Cuando Luis Fernández pasó el testigo a Alberto Oliart le entregó una TVE en la cumbre. En la cumbre de la audiencia: según el Estudio General de Medios (EGM) que se hizo público ayer, La 1 fue la cadena más vista en octubre y noviembre de 2009 con una media del 18.8% de share. Oliart recogió la perita en dulce con una sonrisa en el rostro: “Mi objetivo es mantener la calidad de la programación”, confesó al mismísimo rey de España. Es decir, que tenemos culebrones para rato. Por cierto, los que prepara Univisión tienen muy, pero que muy buena pinta.

.

P.D.1

En el cierre del Telediario (TVE) del mediodía, noticia urgente. Ana Blanco asegura que Al Qaeda afirma en un comunicado que los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania se encuentran bien de salud. La gente debe saberlo, dice, pese a que la notica “está solamente en internet”. Me van ustedes a perdonar, pero no entiendo qué quiso decir Blanco con “solamente en internet”. ¿Le parece poca cosa?

P.D.2

“En ocasiones la guerra está justificada”, dijo Obama en Oslo durante la ceremonia de entrega del Nobel de la Paz. Una frase interesante sobre todo por un detalle: era Obama quién recibía el premio. El Nobel de la Paz, ¿recuerdan? Nada nuevo. Creo que fue nuestro Benavente quién dijo aquello de que conseguir la paz era el pretexto para todas las guerras.

¿Imaginan que todo este follón de la agresión a Hermann Tertsch quedase en nada? Es decir, que no se hubiese producido agresión alguna. O sea, que Tertsch no hubiese caído al suelo como consecuencia del traicionero puntapié propinado por algún energúmeno que, encabronado con sus editoriales en Telemadrid y embrutecido por el videomontaje de “El intermedio”, intentase acabar con su vida. Es decir, que Tertsch no hubiese recibido ninguna paliza, en contra de lo que afirma “Periodista digital”. Que no hubiese “sufrido la violencia cuando cumple su trabajo de informar”, como dice la Federación de Asociaciones de Periodistas de España. Que, al no haber sido golpeado por nadie, no necesitase que Telemadrid condene “contundentemente ésta y todas las acciones violentas que atenten contra los derechos más elementales de cualquier ciudadano en un Estado democrático”.

¿Qué sucedería si Tertsch no hubiese recibido, como aseguraba ayer Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, “una patada por la espalda de un profesional”?. Imaginen que Tertsch hubiese dado con sus huesos en la acera cuando, a las cuatro y media de la mañana, después de tomarse unas copas en un piano-bar de la madrileña calle Almirante, un conocido le hubiese dado una fuerte palmada en la espalda. Y nada más. Imaginen que Tertsch hubiese perdido el equilibrio, primero, y el conocimiento después. Y que al despertar, no recordase nada. Que no supiese explicar a la policía lo sucedido. Que no tuviese ninguna costilla rota. Y que por todo ello… no presentase denuncia alguna. Sería un desastre, ¿verdad? Un inconveniente grave, porque en caso de no haberse producido agresión, maldita sea, nos quedaríamos sin guerra civil, sin checas, sin los fusilamientos de Pío Moa, sin Gara apuntando y La Sexta disparando, sin dar la bienvenida a 1934. Nos quedaríamos sin nada de nada.

Deluxe canta “Alelullah” en el piano-bar Toni 2.

Sin agresión, Esperanza Aguirre ya no tendría motivo para levantar la voz en nombre de la libertad de expresión. Y su “patada profesional” se convertiría en un chiste sobre el fichaje de Chuck Norris como nuevo portero del Toni 2. Sin agresión, los diarios digitales de medio pelo, los terroristas del micrófono y los tertulianos agresivos se quedarían sin excusa, sin guión.

La manipulación es un arte. El arte de la propaganda silenciosa, de la domesticación del pensamiento y la violación de los cerebros. Y como tal arte exige un compromiso: cúrrenselo. Trabajen los guiones. No improvisen. No dejen rastros. No trasnochen.

Tócala otra vez, Hermann.

.

Un motivo para NO ver la televisión

Bruce Springsteen apoya la ley de matrimonio homonexual en su página web: “ El tema de la igualdad de matrimonio debería ser reconocido porque realmente es un tema de derechos civiles que debe ser aprobado para asegurar que cualquier ciudadano es tratado con igualdad por la ley”.

Deseo que Hermann Tertsch se recupere cuanto antes. Al parecer un desconocido le propinó una patada en la espalda “cuando se encontraba en un local de la calle Almirante”, informa El Mundo, que asegura que el presentador de Telemadrid tiene “varias costillas rotas y un pulmón dañado”. ¿Una emboscada? Cuando escribo estas líneas se desconoce la identidad del agresor, y Tertsch permanece en observación.

No me gusta Tertsch como periodista. Me parece tendencioso, manipulador, engreído, soberbio, populista, malencarado y con una tendencia a la agresividad que no hace ningún esfuerzo por controlar. Con el paso de los años se ha convertido en un extremista. Dicho esto, no le deseo ningún mal. Tampoco me gustaría que se convirtiese en una víctima.

Hace solo unos días Hermann Tertsch dijo, en un informativo de una televisión pública (Telemadrid), que “si pudiera matar a quince miembros de Al Qaeda para liberar a tres compatriotas secuestrados lo haría sin dudar”. Una frase exagerada, innecesaria y demagógica cargada de violencia. Un programa de humor de una cadena privada (“El intermedio”, La Sexta) realizó un montaje humorístico con esas declaraciones. Tertsch se sintió ofendido y dijo que les pondría una demanda. Se creó un pequeño revuelo del que, como de costumbre, intentaron beneficiarse los buitres.

Los buitres son aquellos periodistas que no hacen periodismo. ¿Una rareza dentro de la profesión? De ninguna manera: abundan. Los periodistas que no hacen periodismo sobreviven gracias a determinadas  tertulias y columnas de opinión, y a los medios digitales de carácter chantajista. Es decir, gracias a la provocación y al enfrentamiento, a la mentira y al engaño, al cinismo y a la hipocresía. “Terstch saltó en los últimos días a la actualidad después de que Wyoming le convirtiera en un asesino en un videomontaje”, se puede leer en un diario digital  sensacionalista. En otro (Libertad Digital), éste era el tono de los comentarios (“revisados por la redacción a diario”) que anoche acompañaban la noticia:

-          “Gara apunta… Ahora Wyoming y la Sexta son los que apuntan”.

-          “Señores bienvenidos al 1934. O nos preparamos para luchar o hacemos las maletas. No hay más, ellos van a por todas”.

-          “¡¡¡ La Cheka !!!. Ya ha empezado…”

-          “Se parece al clima de pre-guerra civil, pero no os preocupéis, a día de hoy no habrá nadie que se oponga”.

-          “Me juego 50 euros a que el agresor es militante de PSOE, IU, ERC, PSC, UGT, CCOO, CGT o cualquier otro satélite de esta dictadura en la que estamos inmersos. Ya se sabe unos mueven el arbol y otros recogen las nueces…”

-          “Aterrador. Ya han pasado a la agresión física. Ahora ha sido un golpe bestial, mañana un tiro en la nuca”.

La historia de Tertsch, su polémica con La Sexta, la agresión que ha sufrido, se puede convertir en la noticia más comentada de los últimos tiempos. Tengan en cuenta que es una historia capaz de sembrar los medios, e incluso las calles, de resentimiento, de rabia, de violencia. Justo lo que necesitan todos aquellos periodistas que, a falta de noticias, de información, deben ganarse la vida generando odio.

No caigamos en la emboscada.


P.D.1

Me pareció escuchar anoche a Sergio Sauca, durante la retransmisión del Olympique de Marsella – Real Madrid (La 1, TVE), decir que el equipo local “había tirado la cuchara”. Me extrañó muchísimo, puesto que si de algo saben los comentaristas deportivos es de tópicos. “Partido a cara de perro”, “el que meta un gol ganará”, “el fútbol es así”… Había escuchado mil veces “tirar la toalla”, pero lo de “tirar la cuchara”, la verdad, me suena más a Arguiñano. Curiosa manera de rendirse… No sé si algún lector futbolero puede confirmarme la frasecita.

Un motivo para NO ver la televisión

Bap Kennedy.

Cd: Howl On.

Martin “BapKennedy es un cantautor de Belfast dueño de una voz inconfundible. Nada que ver con Van Morrison, el león. Kennedy susurra, arrastra las palabras sobre terciopelo, y jamás se interna en los caminos del soul musculoso por los que Morrison se mueve como pez en el agua. Kennedy está muy influenciado por el rock americano, desde la familia Carter a Steve Forbert, y su rock es melodramático, ligero, inolvidable. “No he conocido a mucha gente con tanto talento”, reconoció Steve Earle, descubridor y productor de su primer disco. “Howl On” es su quinto trabajo. Tan modesto e inolvidable como cualquiera de los anteriores.

“Nuestros hijos son flechas, nosotros somos arqueros. Nuestra responsabilidad es darles la tensión de la buena madera y la buena cuerda y el buen músculo, no hacerles el vuelo”. Gibrán Khalil Gibran, poeta libanés.

Toñi Salazar, la mitad de Azúcar Moreno, cobró  250.000 euros por ser entrevistada en “Sálvame Deluxe” (Telecinco). Salazar no fue a hablar de la resurrección del dúo, de la grabación de un nuevo disco o del inicio de una gira mundial. No. Ni siquiera fue a hablar de si misma. Salazar cobró un cuarto de millón de euros por hablar de la detención y enchironamiento de Borja, su hijo, por un presunto intento de homicidio. Una entrevista que tendrá una segunda parte, puesto que los 250.000 euros son el precio de un paquete, según informa vértele.com. Todo hace suponer que dentro de poco disfrutaremos de la presencia del hijo de Toñi, que de esa manera saltaría del patio de la cárcel de Soto del Real al plató de Telecinco. Lo que podríamos llamar reinserción social.

Gracias a un pasado turbulento, un hijo presidiario y una excelente negociación, Toñi Salazar ha dinamitado el caché de los famosos. Cobra más que Jesulín y que Julián Muñoz, incluso más que Belén Esteban y Falete juntas. Si quieren que sea sincero, les diré que 250.000 euros no me parece un precio excesivo por un lote familiar de estas características. Mi abuela decía que las cosas buenas cuestan dinero, y que por tanto hay que pagarlas. Y que cosa más buena puede haber en este mundo televisivo de Dios, díganme ustedes, que una madre defendiendo a su hijo preso a cambio de 250.000 euros. Una cifra que, tal y como está el mundo del flamenco pop, los Salazar tardarían años, décadas, en ganar con el sudor de su frente.

Un refrán japonés asegura que a los hijos sólo hay que darles dos cosas: raíces y alas. Toñi Salazar españoliza el proverbio y le añade 125.000 euros. Sábia decisión: repartir el botín. Recuerden que la familia que aparece unida en “Sálvame Deluxe”, permanece unida para siempre.

La entrevista fue, por cierto, una porquería. Tanto como para que “Dónde estás corazón” (Antena 3) les superara en audiencia. Seguramente por eso en “Sálvame Deluxe” negaron el desembolso: “Vamos a aclarar algo que se ha dicho sobre lo que cobra Toñi Salazar esta noche…pero lo vamos a hacer después de la publicidad”, dijo un Jorge Javier Vázquez que no da puntada sin hilo. “Hablar de dinero en este caso me parece muy poco serio, porque yo vengo aquí para limpiar la imagen de mi hijo”, dijo Toñi con el talón de 250.000 euros en el bolso. “La noticia es absolutamente falsa. Es como si se hubieran fumado algo. Lo que no se puede consentir es la mentira”, sentenció un Jorge Javier que en ocasiones parece olvidar a qué se dedica y dónde trabaja.

Queridos lectores, el espíritu de la navidad ya está entre nosotros.

Un motivo para NO ver la televisión

El segundo entierro de Víctor Jara.

Parece el título de una película de Tommy Lee Jones con guión de Guillermo Arriaga. Pero sólo es una lección de historia. Han enterrado por segunda vez al cantautor chileno Víctor Jara. Murió el 16 de septiembre de 1973  en el Estadio Chile de Santiago, tras ser torturado durante horas por el ejército golpista del General Pinochet. Le rompieron las manos a culatazos, le dispararon 44 tiros, y arrojaron  su cuerpo a una cuneta. La familia de Jara enterró los restos de manera clandestina.

Treinta años después del golpe militar, el Estadio Chile pasó a llamarse Estadio Víctor Jara. Treinta y seis años después de ser asesinado, el cuerpo del cantautor recibió por segunda vez sepultura en un acto público y abierto que constituyó, según la directora de la Fundación Víctor Jara, “una demanda de verdad y justicia para el artista y para todos los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos de Chile”.

Siempre tarde, el tiempo pone las cosas en su sitio. “Yo pisaré las calles nuevamente / de lo que fue Santiago ensangrentada / y en una hermosa plaza liberada / me detendré a llorar por los ausentes”, cantaba Pablo Milanés.

Plegaria a un labrador

Calexico: “Las manos de Víctor Jara”

Hermann Tertsch, presentador de un informativo de Telemadrid, está que trina con el Gran Wyoming y la gente de “El intermedio” por un montaje humorístico que han realizado a partir de uno de sus editoriales. Está tan quemado el bueno de Tertsch que asegura tener a todo un equipo de abogados preparando “una demanda contra Wyoming, La Sexta y Globomedia”. Anticipándose al resultado del juicio, el periodista asegura: “Les va a costar cara esta miseria moral que permite todo a estos gurús de la izquierda apoyados por La Sexta, Roures y Zapatero”. ¡Bien dicho!

Si yo fuera Wyoming, Roures, Zapatero o cualquier gurú de la izquierda, me descojonaría de Tertsch y me tomaría un copazo a su salud. Por tratar de entender su perspectiva del periodismo, digo. Y es que no me negarán que no es para descojonarse que hable de “miseria moral” el individuo que, desde el informativo de una televisión pública, es capaz de decir lo siguiente: “Frente a tanto ministro pacifista que prefiere morir a matar, la decisión de matar a un enemigo que nos quiere matar está justificada como defensa legítima, y si pudiera matar a quince miembros de Al Qaeda para liberar a tres compatriotas secuestrados lo haría sin dudar”.

Seguro que el diario ABC, donde Tertsch escribe columnas en esta transigente línea, le dedica una portada. En ese periódico son muy aficionados a reflejar “la mirada del asesino”, como recordarán muy bien a raíz del caso de Aítana, la niña de tres años que falleció en Tenerife. Podrían poner una foto de Tertsch mirando al suelo, a cinco columnas, y titular: “La mirada del asesino (bis)”.

Unos discursos, los de Tertsch, repugnantes por agresivos y tendenciosos, por apología de la violencia, que resultan especialmente ofensivos cuando tienen lugar desde una televisión pública. ¿Imaginan algo así en TVE? Pues sucede cada día, cada hora, cada minuto en Telemadrid, la televisión al servicio de Esperanza Aguirre.

Dan Coyle es un escritor norteamericano que recorre el planeta en busca de ingenio. Acaba de publicar un libro, “Las claves del talento” (Zenith), en el que cuenta cosas muy interesantes que ha aprendido durante ese viaje, como por ejemplo que la inteligencia no es un don innato o de origen genético. El talento hay que trabajarlo. “Práctica y repetición”, asegura. Una vez conseguido, el talento  se parece a la energía: no se destruye, sólo se transforma. Y entonces va de un lado para otro con la agilidad de una comadreja. Seguramente por eso anoche la televisión echaba chispas al sufrir un sunami de neuronas: el intercambio de papeles, energías y genialidades entre Buenafuente y Wyoming.

Andreu presentó “El intermedio” y Wyoming presentó “Buenafuente”. Y el invento funcionó. Sin apenas chirridos, de una forma absolutamente natural, con equipos perfectamente engrasados que simplemente intercambiaron piezas maestras. Y detalles, como los chistes de Falete. Las teorías de Coyle son ciertas. El talento es lo que cuenta, y dónde, cómo y cuando tenga que desarrollarse es anecdótico.

“Ya conocen a Wyoming… ahora conocerán a un tipo divertido”. Así arrancó Buenafuente. Parecía feliz el de Reús. Motivos no le faltaban: por un día iba a terminar de trabajar a una hora decente. Además, los miembros del equipo de Madrid le recibieron con los brazos abiertos, con algunos buenos chistes y un montaje divertido sobre el Zapatero corredor. Y le permitieron ironizar sobre su superioridad física e intelectual. Sólo sobraron algunos minutos de encuestas callejeras, puro y lamentable relleno.

“Buenas noches Barcelona… Ja sóc aquí. ¡Otra plaza conquistada!”. Así comenzó Wyoming. Parecía contento el de La Prospe. Acababa de madrugada, pero ya saben que los viernes no curra. “A estas horas estoy en casa viendo anuncios de mujeres desnudas”, reconoció. El arranque del programa fue espectacular: parecía que llevaba toda la vida presentando el programa. Y el resto resultó simplemente brillante. “¡Que suene un pedo muy grande!”, reclamó para cerrar el monólogo. Y cuando explotó la ventosidad (¡peeeeeeeef!), sentenció: “Bienvenidos al humor inteligente”.

Andreu al frente de “El intermedio” y Wyoming de “Buenafuente”. Una ingeniosa vuelta de tuerca laboral que dinamitó las rutinas, limpió algunas telarañas, estimuló la creatividad de los miembros de ambos equipos y, sobre todo, sorprendió a la audiencia. Sensaciones frescas en una noche con magia. E inmejorables noticias para La Sexta, que a diferencia del Real Madrid al menos tiene dos jugadores para un mismo puesto: humorista con talento.

P.D.1

Pepa Bueno avisó demasiado tarde de la dureza de las imágenes de un atentado en Somalia. Lo hizo en el segundo “pase”, cuando ya nos habíamos horrorizado viendo en los titulares a varias personas agonizando en charcos de sangre. Sólo advirtió de lo brutal que era el tema cuando, minutos después, desarrolló la información. Si el despiste hubiese  tenido lugar en otras cadenas, no dudaría ni un segundo de la mala intención de los editores: les enganchamos con la masacre y les advertimos después. Quiero pensar que en la televisión pública fue simplemente incompetencia.

P.D.2

Se acumulan los momentos patéticos en las comparecencias de Zapatero ante la prensa. Sus declaraciones cuando le preguntaron su opinión sobre la retirada de los crucifijos de los colegios fueron tibias, imprecisas, vacilantes, torpes, patéticas. “No hay nada de momento, hasta que la ley de libertad religiosa en su caso aborde el tema. E insisto, abordaremos el tema buscando el consenso, la pluralidad y el espíritu de la Constitución”, balbuceó el presidente del Gobierno.

Un motivo para NO ver la televisión.

El próximo día 13 se celebra en Madrid el concierto benéfico Light of day. Es difícil encontrar una causa mejor, la investigación contra la enfermedad del Parkinson, y un cartel más excitante: Marah, Jesse Malin, Willie Nile, Joe D´urso y Los Madison. Se celebra en una sala pequeña (Ramdall, calle Ferraz 38) y las entradas ya están a la venta en ticketmaster.

Pocas máximas resultan tan prácticas como aquella que nos invita a renovarnos… o morir. Les pondré un ejemplo. Hace años era habitual encontrar, en cualquier esquina del centro de las grandes ciudades, a un individuo que, parapetado tras una caja de cartón, proponía a los transeúntes un juego. Tenía tres cartas de la baraja que, una vez mostradas, doblaba, colocaba boca abajo y cambiaba de posición con enorme habilidad. Había que apostar un dinerito y levantar el as. A veces el juego cambiaba, y consistía en encontrar un garbanzo escondido bajo unos vasos de plástico que giraban a toda velocidad. Nunca se ganaba, siempre se perdía. Era un timo. Y al timador se le llamaba trilero.

Renovarse o morir, ¿recuerdan?. Los trileros del siglo XXI se han adaptado a los tiempos y no pisan las calles: trabajan desde despachos climatizados. Tampoco utilizan cajas de cartón, barajas o garbanzos: son propietarios de compañías telefónicas y cadenas de televisión. La policía les protege en lugar de perseguirles. Y socialmente están muy bien considerados: son triunfadores, no delincuentes. Los modernos trileros utilizan el teléfono, las cadenas de televisión, la confianza de los telespectadores, y la indiferencia (cuando no la complicidad) del Estado para saquear a la población. Lo hacen con alevosía y nocturnidad: en esas franjas nocturnas en las que apenas tienen publicidad.

En el vídeo podemos ver cómo un mirlo blanco (el concursante) llama por teléfono a uno de los habituales “call TV” de madrugada, en este caso de  La Sexta, y acierta las dos pruebas que le dan derecho a ganar el premio. Nada más y nada menos que 60.000 euros. Marisa Gómez Sandoval, presentadora del engendro cuyo rostro tal vez reconozcan (fue mercancía en el “Mujeres y hombres y viceversa” de Telecinco), se queda pálida. Comienza a desvariar, y pone como excusa para no dar el premio que el orden de las letras acertadas no es el correcto. La llamada se corta y se abre la línea a un nuevo mirlo blanco.

Gracias a la magia de Youtube, cuando escribo este post más de 45.600 personas han podido ver cómo se estafa en televisión. Mucha gente, tanta como para que La Sexta asegure haber abierto una investigación sobre lo sucedido y haya garantizado que pagara el premio. Pero es sólo una anécdota. ¿Saben que el teléfono de estos concursos nunca comunica? La llamada del telespectador siempre es atendida, y por tanto cobrada, pese a que son los responsables del programa los que eligen aquellas que entran en directo y concursan. Un ejemplo de los abusos de los 905, concursos seguidos por más de medio millón de personas (según datos de Corporación Multimedia) y denunciados por unas asociaciones de consumidores que llevan años exigiendo transparencia. Un dato sobre la importancia del negocio telefonía-televisión: sólo los mensajes cortos (SMS) movieron el año pasado alrededor de 35 millones de euros en el conjunto de las cadenas de cobertura nacional.

Una cosa es que las cadenas privadas no respeten su compromiso de servicio público, qu lo tienen, y otra que engañen  a los telespectadores. Los concursos telefónicos son un timo, pero el Estado prefiere mirar para otro lado y buscar piratas en otras aguas. Por ejemplo planificando la creación, dentro de la nueva Ley de Economía Sostenible, de una Comisión de Propiedad Intelectual con potestad para bloquear las páginas web a las que puedan acusar de piratería. Policía cultural, dice El País. La respuesta de responsables de páginas web, periodistas y blogueros no se ha hecho esperar. Éste es el Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en internet:

“1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia”.

P.D.1

Apología del ateísmo agresivo. Una pequeña maravilla recogida en el blog de Ignacio Escolar (http://www.escolar.net/)

Si usted es de los que desayuna con este blog, hoy debe elegir. O el café con leche y los churros, o el blog. Porque ambos son incompatibles con el tema que vamos a analizar, y que no es otro que el moco vaginal de Cristina Schlichting, locutora de la COPE. Imagino que sólo con pensar en esa sustancia glutinosa de origen biológico se le viene al gañote hasta la primera papilla. Normal. El moco vaginal siempre es un tema peliagudo, pero en el caso de Cristina puede ir más lejos y convertirse en una pesadilla. No por el tamaño que podría alcanzar el blandi blup en cuestión, que también, sino por lo manoseado y vapuleado que tiene que estar esa masa viscosa al ser utilizada no sólo como medio anticonceptivo pleistocénico, sino como confidente.

(De izquierda a derecha, Critina Schlichting y el moco vaginal)

La noticia la ofreció el Follonero (“Salvados”, La Sexta): Cristina tiene confidencias con su moco vaginal. No me negarán que resulta una práctica original. Cuando necesita hablar, la gente normal busca la complicidad de su pareja, se toma una copa con un amigo, susurra al oído de su mascota o incluso, si se trata de un asunto de gran importancia, consulta con la almohada. Pero… ¡con el moco vaginal! “La existencia del moco vaginal, cuando se tiene un hijo y una esposa, ha de conocerse”, dijo Cristina en uno de los momentos más terroríficos de la historia de la televisión.

El encuentro entre Cristina y el moco vaginal debió  ser digno de verse. Y de grabarse. Los aficionados a la ciencia ficción terrorífica, huérfanos desde los legendarios enfrentamientos entre Alien y Depredador, hubiesen podido disfrutar de otro choque de trenes entre espeluznantes monstruos mucilaginosos.

Muy sólo hay que estar para pedir consejo a un moco vaginal. Conozco casos repugnantes de depravados con relaciones enfermizas, como el de un vecino que pidió asesoría a un notario, pero esta amistad entre el ser humano y su gelatinoso resto supera los límites del terror conocidos por el hombre. Ni Lovecraft, Poe o Henry Kuttner hubieses imaginado, en sus peores pesadillas, semejante relación contra natura. Que Dios y Durex la perdonen…


descodificador en twitter

diciembre 2009
L M X J V S D
« nov   ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 107 seguidores