El descodificador

Archive for diciembre 2009

Un veterano escritor, cuyo nombre no quiero recordar, contaba cómo se levantaba cada mañana, se plantaba frente al espejo, sacaba la lengua y decía: “tenemos hombre para rato”. Un tipo positivo, sin duda, capaz de adaptar su virilidad al paso de los años y las circuntancias.

Les cuento esto porque el caso me recuerda al de su majestad don Juan Carlos. No por la inevitable decadencia sexual que acarrea la edad, Dios me libre, sino por la descomunal habilidad del monarca para entender las circunstancias, analizar el momento social, y adaptarse con arte y talento a los tiempos y las gentes. Muchos ciudadanos piensan que la corona es una institución viejuna, trasnochada e inutil. Pues a ellos les ha sacado la lengua el Rey con una puesta al día tan sorprendente como imaginativa de la institución.

Ya adelantó algo hace unos días Alberto Oliart, flamante presidente de RTVE: la familia real quería  “modernizar” su “escena tradicional” del mensaje navideño . Eran por tanto conocidas las intenciones de la Zarzuela de actualizarse, pero ni los más progresistas imaginaban un giro tan grande, por imaginativo y arriesgado, en la imagen mostrada por don Juan Carlos en Nochebuena:  donde antes hubo un tapiz, se ha podido ver una ventana que daba a un jardín. ¡Con dos cojones! En alta definición y en formato panorámico (16:9), eso sí.

La monarquía necesitaba una revisión, y la familia real ha tenido el valor de coger el toro por los cuernos. ¡Una ventana donde antes había un tapiz! Todo un derroche de creatividad, imaginación y  modernidad. Lamentablemente el grueso de los españoles no supo apreciar la sutileza del mensaje: se trata del sermón  navideño de don Juan Carlos menos visto de la historia. Sólo en Euskadi, morbosillos (era la primera vez que se retransmitía en ETB), fue un éxito, liderando el prime time de Nochebuena con un 24,2% (103.000 espectadores).

P.D.1

Otro momento patético en el Telediario 1 de TVE. El reportero deportivo Miguel Serrano (le reconocerán por vestir camisetas dos tallas menores que las que le correponden), presenta el partido que jugarán esa misma tarde Real Madrid y Barcelona. No habla de las plantillas, no analiza los dos estilos de juego, no desarrolla el peso de la ausencia del pivot madridista  Reyes. La cumbre de su pieza es él mismo, el propio Miguel Serrano, tirando a canasta. Y encestando. “¡La canasta de Miguel Serrano ha sido en riguroso directo!”, comentan, asombradas, María Escario y María Casado. Una vez más, el periodista se convierte en protagonista, y arrastra por los suelos el prestigio de unos informativos que, tremenda incongruencia, presumen de ser los mejores.

 P.D. 2

He pasado la mañana del sábado en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, repasando la exposición sobre Charles Darwin. Desde una ventana se podía ver cómo se desplazaban por la Castellana los participantes en una misa en la que defendían su modelo católico de familia.  ¿Qué hubiese pensado Darwin viendo cómo, en las puertas del 2010, miles de personas niegan la evolución y siguen pensando que Dios creo el mundo?  

.

Un motivo para NO ver la televisión

Vic Chesnutt

Ha muerto un cantautor moderno, un pequeño genio que escribió canciones descomunales desde la humildad de su silla de ruedas. Resulta estremecedor leer có mola sanidad norteamericana le acogotó hasta arruinar su vida. Obama y su reforma han llegado tarde para Chesnutt, el último talento surgido de Athens (Georgia).

“La mala decisión perjudica más a quien la toma” Hesíodo.

La reforma televisiva que prometió Zapatero está a punto de concluir. El día en que Antena 3 y La Sexta  confirmen su fusión, el presidente del Gobierno podrá brindar por la feliz culminación de uno de sus proyectos más progresistas: dejar la televisión privada en manos de la derecha. Es decir, de Berlusconi y Lara, por un lado, y de Intereconomía y VeoTv (¡las nuevas TDT!), por otro. La televisión pública, sin embargo, se la ha confiado a un ministro de Suarez de 81 años.

Parece un trabajo bien hecho ¿no? Es difícil saber quién o qué han confundido a Zapatero, pero parece evidente que algo ha tenido que fallarle: nadie puede ser tan torpe. Para las próximas elecciones sólo La Sexta, o lo que quede de ella, estará del lado del PSOE. O quizá ni eso: los empresarios de izquierdas primero son empresarios y, después, de izquierdas.

La imprescindible web de televisión vértele.com analiza de manera muy pedagógica las fusiones de cadenas. Les recomiendo que se lean detenidamente el texto, y que presten especial atención a los puntos cuatro, cinco y seis…

– Cuatro: “¿Habrá menos pluralidad política? Previsiblemente, sí. La primera consecuencia es que se reducirá la pluralidad. Las voces disidentes deberán buscarse otros medios, seguramente más minoritarios”.

– Cinco: “¿Son buenas las fusiones para la venta de publicidad? Sí, muy buenas. Los grupos venderán “paquetes” de publicidad para todos sus canales al mismo tiempo, con lo que mejorarán sus cuentas de resultados”.

–  Seis: “¿Las fusiones provocarán despidos? Parece inevitable. Las fusiones permiten optimizar los recursos, tanto técnicos como humanos. Se eliminarán las duplicaciones en la organización de cada una de las cadenas, con lo que se reducirán los costes de operación”.

Despidos, menos pluralidad y más ingresos por publicidad para las empresas. Es la guinda a un año, el 2009, en el que Zapatero se ha confirmado como un político inolvidable.

.

P.D.

Gerardo Díaz Ferrán,  presidente de la CEOE, llevaba seis meses sin pagar a la mayoría de los trabajadores de Air Comet, empresa de su propiedad que acaba de quebrar. La patronal reclama “respeto” para un empresarios tan brillante como para, en sus horas libres, negociar la reforma laboral española. Estamos en buenas manos, qué duda cabe.

.

Por cierto… ¡Feliz Navidad!


Un motivo para NO ver la televisión

Desinformación.

Autor: Pascual Serrano. Editorial Península.

Si después de leer el post de hoy su moral está por los suelos, dejen pasar unos días antes de abrir este imprescindible libro. Les dejará al borde del suicidio. El periodista valenciano Pascual Serrano cuenta, minuciosamente, con detalles y datos, el funcionamiento de los grandes medios de comunicación. Son 600 páginas que arrastran al lector a una conclusión: lo que sucede es diferente de lo que nos cuentan. Recuerden que “Desinformación” se subtitula, con enorme precisión, “cómo los medios ocultan el mundo”.

Pocas veces un libro resulta tan adecuado para un post. Y para un momento histórico. La fusión de televisiones condiciona aún más la información que recibiremos y limita nuestra capacidad de elección. Si usted no ha empezado a buscar fuentes de información alternativas a la televisión, no sé a qué está esperando.

Si yo les digo que los barriguitas tienen su propio estudio de televisión, es muy posible que piensen que hablo de la productora del gordito de Intereconomía y sus colegas. Pues no. Los barriguitas son unos muñecos buenos. Fabricados por Famosa y con el tamaño de una manzana, adoptan diferentes papeles de la vida humana. Hay barriguitas que tienen negocios, como una peluquería, una farmacia o una tienda de mascotas. Otros están en un hospital o en su casa. Una pareja de barriguitas se presenta en un “kit boda” con todos sus accesorios, ramo de novia, tarta nupcial y pista de baile giratoria incluidas. Pero el más original y fascinante es el estudio de televisión.

El plató de los Barriguitas incluye cuatro muñecos. Qué mínimo. Presentadora, cámara, maquilladora y realizadora, imagino. Los niños se lo pasarán como enanos con este divertido juego, que seguro que para las próximas navidades aumenta su plantilla. Ya lo estoy viendo… El quirófano de los barriguitas, con unas diminutas Belén Esteban y Ana Obregón con diferentes caras de quita y pon. El geriátrico de la tele pública, con decenas de barriguitas de cincuenta años y uno de 81 (que puedes intercambiar de posición). Y la fusión de los barriguitas, un batiburrillo de muñecos, empresas, acciones y billetes de 500 euros que puedes ordenar de las maneras más estrambóticas.

Cincuenta euros bien invertidos. Y no serán los últimos… En los grandes almacenes que no admiten que sus trabajadores estén sindicados, ya saben a cuales me refiero, están liquidando “las televisiones sin TDT de Disney”. Con esta frase intentan vender teles viejunas: la rosa de Campanilla, la negra de piratas del Caribe y la roja de Cars se saldan a 59,95 euros. Un chollo, si no fuera porque el descodificador de TDT cuesta otros 50 euros.

Pero para muñequito barriguitas, el cantante Alejandro Sanz, que fue protagonista anoche de un especial en La 1 de TVE. Un programa con muchas similitudes con el que tuvo lugar hace tres años, cuando Pepa Bueno entrevistó, también en Navidad y para la tele pública, a Miguel Bosé. Exactamente los mismos tópicos, las mismas banalidades, el mismo peloteo, pero sólo con parecidos protagonistas: cambien a Bosé por Sanz, y a Bueno por Ana Pastor (su sustituta al frente de “Los desayunos de TVE”), y tendrán el mismo engendro promocional. Entonces Bosé se forraba con “Papito”, ahora Sanz lo intenta con “Paraíso Express”. Los dos con la misma discográfica, Warner Music. Y con el mismo padrino, TVE.


Recostado en el sillón de su casa, con los pies sobre la mesa (como Bush en su rancho), el cantante con el corazón fragmentado en dos o más trozos opinó sobre Obama o Berlusconi. Y resultó que sus opiniones despiertan el mismo interés que sus canciones. Cero. Y sin bajar los pies se atrevió a hablar sin decir nada sobre el hambre en el mundo. ¿Lo mejor? Saber que Alejandro necesita una limpieza de cutis: “le sale el arte por cada poro”, asegura Ana Pastor en su blog. Terminaron brindando “por el paraíso navideño”.

P.D.1

Según informa la agencia EFE, el habitual mensaje de Navidad del Rey cambiará la “escena tradicional” que ofrecía hasta ahora en su emisión televisiva por una “nueva” y “distinta”, según ha explicado el presidente de la Corporación de RTVE, Alberto Oliart. Al parecer es la Casa Real quien ha solicitado que se “variara” esa imagen. Podemos esperar cualquier cosa…

P.D.2

La serie “Cuéntame” ha sido galardonada con el Premio Nacional de Televisión que, convocado por el Ministerio de Cultura, celebraba su primera edición. Un jurado, formado por cracks como Carmen Caffarel, Manuel Campo Vidal o Juan Cueto, ha tomado la decisión, que además del honor incluye un sobre con 30.000 euros. No se sabe quién recibirá la pasta, si la productora o TVE. Una cifra con la que no pagan, me temo, ni el catering del capítulo más barato. Una pasta que seguramente el Ministerio de Cultura podría invertir en proyectos más innovadores, arriesgados y, sobre todo, necesitados.

.

Un motivo para NO ver la televisión.

Tom Waits.

Cd: Glitter and Doom Live.

El concierto del 12 de Julio de 2008 en San Sebastián está en cada surco (digitalmente hablando) de esta recopilación, un disco amplio (17 canciones) pero incapaz de mostrar en toda su inmensidad el espíritu de Tom Waits sobre un escenario. Tom es Dios. Y también una anguila. Es muy difícil atrapar a una anguila. “Soy un pez albino, ya sabes, ése que lleva tanto tiempo en el lago. Me estoy haciendo mayor y aún no me han pescado”, dijo en una entrevista en Australia. Pero merece la pena intentarlo: no todos los días se editan cd´s con la energía bastarda que desprende este genio de la narración y el sonido. De regalo, un disco con sus historias.

“Si el clima fuese un banco, ya lo habrían salvado” Hugo Chávez

Antena 3 ha emitido un magnífico reportaje sobre el consumo enloquecido y la capacidad del ser humano para contaminar. Se llama “La huella humana”, está producido por National Geographic y seguramente usted no lo ha visto, puesto que fue programado cerca de la una de la madrugada de un día laborable. Reconozcámoslo: el medio ambiente no nos preocupa demasiado. Y menos en estos tiempos de crisis, en los que para impulsar la economía todo está permitido: ¿recuerdan el desastre del ladrillo? Pues al parecer un 35% de las grandes fortunas invertirá más dinero los próximos años en el sector inmobiliario, según el informe de Barclays Wealth “Perspectivas para la inversión inmobiliaria”.

En la cumbre sobre el cambio climático que se ha celebrado en Copenhague aseguraron que debían alcanzar un acuerdo mundial para reducir las emisiones de CO2. Se trataba de la última oportunidad para salvar el planeta. Debemos, por tanto, despedirnos del planeta. La conferencia, a la que asistieron 15.000 delegados de 190 países y 5.000 periodistas, estaba condenada al fracaso. Y fracasó. Excepto para los restaurantes, gasolineras y puti clubs de la capital danesa, que vivieron un momento de esplendor verde.

Según el Daily Telegraph, en Copenhague se alquilaron durante la cumbre más de 1.200 limusinas, frente a sólo cinco coches híbridos, y el aeropuerto recibió 140 vuelos de jets privados. Los hoteles, repletos, dispararon sus precios. Pero fueron las prostitutas quienes apostaron con mayor fuerza por la sostenibilidad… de su negocio: ofrecieron sexo gratis a los delegados de la cumbre.

Los informativos de televisión presumen de ser el espejo de la sociedad. Bien, pues sólo el 3,4% de la información emitida en telediarios se dedica al medio ambiente. Lo dice un estudio de Pablo Fracescutti, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. El mayor porcentaje de esa miserable cifra está dedicado, no podía ser de otra manera, a las desgracias medio ambientales: un 39,2%. A la biodiversidad un 26,5%, al cambio climático un 13,7%, a las prácticas ecológicas un 10,8% y a las protestas un 6,5%. Según Fracescutti resulta especialmente preocupante que sólo un 3,3% de esa presencia informativa este dedicado a las energías alternativas.

Copenhague fracasó, como estaba previsto. Y sin embargo el mundo sigue dando vueltas. ¡No era para tanto! Una vez más, Aznar tiene razón: ¡la ecología es el nuevo comunismo!

P.D.1

Un fuerte abrazo para Juan López de Uralde, director de Greenpeace España, y los otros dos activistas del grupo que permanecen aislados en prisión preventiva en Copenhague. Como si fueran peligrosos criminales. ¿Su delito? Mostrar una pancarta que decía la verdad: “Los políticos hablan, los líderes actúan”.

P.D.2

“España entera deseando ver cómo gesticula Belén Esteban con su nueva cara”, rezaba la pantalla la noche del sábado. La marca de embutidos Navidul patrocinaba el acontecimiento. Todo estaba listo en “Casquerías Telecinco”: Berlusconi ponía la cadena, Navidul los jamones y Belén Esteban los despojos. Jorge Javier Vázquez se encargó de presentar el esperpento. Una pena, porque lo realmente impactante es que lo hubiera hecho otro premio Ondas: Iñaki Gabilondo. Lástima. La fusión de Telecinco y Cuatro hubiera dado sus primeros frutos en una noche histórica.

En cualquier caso, un éxito: 3.147.000 espectadores, y un 26% por ciento de cuota de audiencia, casi siete puntos por encima del promedio de la cadena.

P.D.3

El bodegón del narco. No es un nuevo restaurante mexicano financiado con dinero de dudosa procedencia. Es el impresentable montaje que ha realizado la policía mexicana con el cadáver del narcotraficante Arturo Beltrán Leyva. Le muestran  tirado en el suelo, con los pantalones bajados y el cuerpo cubierto de billetes ensangrentados. La policía cae en la misma miseria moral que los narcos, enviando mensajes de esta manera tan macarra.

Los espectáculos taurinos agonizan. Como el boxeo, la iglesia católica o las carreras de galgos. Son fórmulas agotadas. Ofrecieron lo mejor de sí mismas en los días oscuros, cuando la tortura, el miedo y la violencia se utilizaban para someter, idiotizar y entretener. Las corridas de toros caminan de manera lenta pero segura hacia la desaparición. Como la primera comunión, las peleas de gallos y los top less. Las civilizaciones avanzan, o al menos lo intentan: el destino de las corridas de toros es la clandestinidad. Y las páginas de periódicos oportunistas que, como El Mundo, aprovechan las circunstancias para reforzar su línea conservadora: “En  Cataluña van contra la fiesta por ser española”, asegura Zabala de la Serna, flamante nuevo fichaje de un diario que “se vuelca con el toreo”. Y eso que el torero no mata con Titadine…

El parlamento Catalán ha abierto una vía legal para prohibir las corridas de toros. Algunos quieren que veamos en ello un debate entre Cataluña y España. No lo es. Sólo es un debate entre tortura y cultura. “Lo que les preocupa es la vertiente española de los toros, no la defensa de los animales. Se empieza prohibiendo las corridas y se acaban imponiendo ideologías nacionalistas”, dice un Carlos Herrera que miente. Mucha gente no queremos corridas de toros porque no nos gusta que maltraten a un animal. Nada más que por eso.

¿Quieren prohibir una tradición española en Cataluña? Pues parece que sí. ¿Las corridas son un patrimonio españolista? Ni lo sé ni me importa. Es  una tradición sangrienta, brutal, innecesaria, despiadada. Parecen suficientes motivos para que se conviertan en historia. El primer paso ya está dado.

“Más competencia se traducirá en más variedad, más calidad y más libertad”, dijo con la cabeza muy alta María Teresa Fernández de la Vega, Vicepresidenta del Gobierno, allá por noviembre de 2005. Con esas palabras justificaba el nacimiento, aprobado en Consejo de Ministros, de La Sexta, una televisión participada por la cadena mexicana Televisa (40%) y un consorcio de cinco productoras españolas (60%) que se convertía en el cuarto canal privado, junto a Antena 3, Telecinco y Cuatro.

 

Cuatro años después una periodista desplazada a la Bolsa da por confirmada, durante “Los desayunos de TVE”, la fusión entre dos cadenas de televisión privadas: Antena 3 y La Sexta. Por otro lado, todo parece indicar que Telecinco y Cuatro anunciaran hoy su acuerdo “para crear el primer operador audiovisual de nuestro país”. La parrilla encoge. Nacen dos grandes holdings. Las acciones de Antena 3 suben un 7,33 %…

 Parece que desde 2005 hasta nuestros días las necesidades de variedad, calidad y libertad que tenemos los españoles han variado. Son menores. Será por la crisis. El Gobierno, el mismo que dio luz verde a La Sexta en nombre de aquellos conceptos sagrados, permite ahora la fusión entre cadenas y el recorte de variedades, calidades y libertades. Vaya por Dios. Debe ser porque lo realmente importante no son los televidentes, sino la supervivencia de las empresas de comunicación. Algunas de estas empresas han ganado muchísimo dinero durante años, y están sobredimensionadas, realizan inversiones suicidas, incumplen acuerdos sobre publicidad y programaciones infantiles, mantienen niveles de vida elevadísimos…

¿Saben que Telecinco cerró 2008 con un beneficio neto de 211,28 millones de euros? ¿Y que el Grupo Antena 3 obtuvo hasta el pasado mes de junio un Beneficio Neto de 22,7 millones de euros? ¿Y qué  Toñi Salazar, de Azucar Moreno, cobró 250.000 por participar en un programa de telebasura?

La imagen de Roures y Lara de la mano es acojonante. Por eso, en estos momentos de reajustes audiovisuales capitalistas, la televisión pública debería ser el  flotador de los televidentes. Y precisamente por eso se han encargado de desactivarla.

Dicen que en esta vida todo tiene un precio, pero les aseguro que hay gente que hace el amor por la cara. No como Berlusconi. Belén Esteban, musa de Telecinco, da una vuelta de tuerca a este concepto y asegura que hace el amor “con la cara”. Concretamente con su nueva cara. No se trata de una versión abierta e imaginativa del sexo oral, en la que la ex de Jesulín de Ubrique haya explorado orificios cercanos a la boca pero hasta ahora ignotos. No. Se trata de hacer el amor después de pasar por el quirófano para recauchutarse la jeta. El mérito principal es, imagino, del cirujano, responsable final de los acabados y de la solidez del puzzle facial. Es decir, responsable de que con el vaivén y los meneillos coitales el careto no se tense, y las costuras no salgan disparadas como los perdigones de un cartucho del 22. Las lesiones en el rostro del partener, o vaya usted a saber en qué parte de su anatomía, podrían resultar irreversibles.

(Dicen que se trata de la misma persona…)

Belén Esteban estrena fachada, que buena falta le hacía, mañana viernes en “Sálvame de Luxe” (Telecinco). La exclusiva televisiva de la semana. Toda España está pendiente del frontal de una mujer que ha pasado por el quirófano “para quitarse las bolsas de los ojos, reconstruirse la nariz y eliminar las arruguitas que tenía junto a los labios”, informa  la web de la cadena de Paolo Vasile. ¿Las “arruguitas” que tenía junto a los labios? Cuentan que algunos forenses barajaron la posibilidad de iniciar la búsqueda de los restos de García Lorca en ese lugar…

Belén Esteban es la reina del telerrealismo mágico. En el mercado de emociones que es la televisión, los cambios que se han producido en su cara, un catálogo de malas prácticas quirúrgicas, alientan ilusiones, impulsan esperanzas, despiertan deseos y provocan una irresistible atracción comercial. Esta mujer, que ayer era deshecho de casquería, hoy es,  gracias al bisturí, portada del Lecturas. Usted puede mirarse en ese espejo. Se trata de, asumámoslo, una estrella del siglo XXI.

No hay peor ciego que aquel que no quiere ver. Les digo esto, no por la pobre Belén Esteban, ejemplo perfecto de deterioro intelectual y físico provocado por la televisión. Se lo digo por Samanta Villar, la reportera intrépida de Cuatro, que se ha puesto unos parches en los ojos con la intención de pasar tres semanas a oscuras. Ciega durante 21 días. Una experiencia fascinante, qué duda cabe. Periodismo del bueno, con espectáculo garantizado, que se emitirá la noche del viernes. Como lo de Belén Esteban.

“A través de sus ojos vamos a conocer una realidad muy distinta a la que nos imaginamos”, asegura la web de Cuatro. Cierto. La realidad siempre es distinta cuando está en manos de Samanta Villar. Tanto como para terminar entre rejas: un juzgado de Sevilla la citó a declarar acusada de un robo del que acaban de eximirla de culpa. Exageración, desmesura, alarmismo… el tono habitual de Samanta. Además, tampoco es la primera vez que la presentadora pasa 21 días ciega: ¡estuvo tres semanas fumando porros!

Un periodista hace bien su trabajo cuando cuenta lo que está viendo de la manera más sencilla posible. Por ejemplo: los miembros de una familia chabolista, dedicada a la recogida de chatarra, se llevaron en su furgoneta los hierros viejos que encontraron en una obra sin vigilancia. Periodismo. Pero si el reportero vigila la operación, conduce la furgoneta e interviene en las conversaciones, esa historia ya no sería periodismo. Sería telerrealismo mágico. O circo.

No soporto a los periodistas protagonistas. No soporto la manipulación de las noticias. No soporto a Samanta Villar, la periodista que conduce las  furgonetas.

Un consejo: ciega, no conduzcas.

.

P.D.

TVE dejará de emitir series norteamericanas. Así lo ha dicho Javier Pons, director de la televisión pública española, en la presentación de la nueva etapa (ya sin publicidad). Aunque no sé si creer a Pons: el 24 de noviembre de 2007 aseguró en una entrevista a El Periódico que iban a “sustituir el  culebrón latino de las tardes”. Y mientras escribo estas líneas veo en La 1 de TVE el culebrón mexicano “En nombre del amor”.

Dicho así, suprimir las series norteamericanas no parece  cuestión de calidad, sino de fobia geográfica o cultural, puesto que seguirán emitiendo culebrones del centro y sur de América. Es decir, que en TVE podremos seguir viendo “En nombre del amor”, pero para disfrutar de “Bones”, “House” o “C.S.I.” tendremos que recurrir a las cadenas privadas. Lógico, ¿verdad?

Por cierto, ¿qué pasará entonces con las telenovelas que produzca Univisión Estudios, la empresa que dirige Luis Fernández y que tiene sede en Miami (Estados Unidos).


descodificador en twitter

diciembre 2009
L M X J V S D
« nov   ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 105 seguidores