El descodificador

Posts Tagged ‘Jesús Neira

La crisis del sector minero no es asunto baladí. Ayer mismo cerraron dos minas oscuras, tétricas y pestilentes de las que chupaban un puñado de desaprensivos sin escrúpulos. La de Chile y la de Puerta. La mina chilena de San José enriquecía a los  empresarios depredadores, que en su día se negaron incluso a instalar una simple escalera de seguridad para facilitar la salida de los mineros en caso de derrumbe. La mina Antonio Puerta alimentaba a televisiones sin escrúpulos, sanguijuelas que se dicen periodistas y vanidosos con ínfulas de filósofo. Pero ¿han cerrado realmente o sólo han dado un paso atrás para coger impulso?

Las imágenes de la mina chilena se han convertido en una magnífica plataforma promocional para el gobierno de ese país. La élite política y empresarial, los mismos que no hicieron nada para que las medidas de seguridad en la mina fuesen las adecuadas, estaba en la boca del ascensor recibiendo a los mineros con los brazos abiertos y entre aplausos. Hasta Evo Morales viajó a San José para no perderse la fotografía junto al minero boliviano. Pantomimas. En cuanto se pase la fiebre mediática los mineros chilenos volverán a jugarse la vida trabajando en condiciones de semi esclavitud.

En las catacumbas televisivas no hay lugar para los finales felices. “Soy enemigo absoluto de la muerte…”, se apresuró a decir Jesús Neira, en Antena 3  (cobrando, por supuesto), cuando sólo habían pasado unas horas de la muerte de “la cucaracha”. Porque así es como llamaba el mediático profesor a Antonio Puerta, el agresor de Violeta Santander que le golpeó dejándole en coma. Puerta se encontraba en libertad bajo fianza cuando ha sido encontrado muerto, al parecer por sobredosis. Cuenta elmundo.es que la dueña del piso donde murió Puerta ya tenía esa misma tarde un representante para rentabilizar sus apariciones en la prensa rosa.

La hermana del fallecido puso algo de coherencia: “estaba muy enfermo, no lo olvidéis”. Y su abogado la nota desencajada: “Una clase política y determinados medios de comunicación se han encargado de matarle”. Ni qué decir tiene que para entonces Ana Rosa y el resto de necrófagos ya estaban descuartizando el cadáver y repartiéndose las tajadas: “sus amigos le encontraron en la bañera, roncando primero y… después ya sin vida”.

Esta es la televisión que a Jorge Javier Vázquez, uno de los ideólogos de Telecinco, le gusta llamar “de entretenimiento”.


.

P.D.1

Jesús Álvarez se convierte en el periodista protagonista y muestra sus pezoncillos en el Telediario 1 (TVE). Tiene unas tetillas preciosas, la verdad, aunque con la pelambre pectoral repartida de forma irregular y alguna lorcilla en el área de la barriga. Semejante exhibición de poderío físico, que tuvo lugar en la recta final del informativo de la televisión pública, resultó inquietante: viendo el reportaje, incluido en la sección de deportes, no quedaba claro por qué razón el periodista se tumbaba en la camilla donde chequean a los jugadores del Real Madrid. Es evidente que su adónica presencia eclipsaba la verdadera historia…

Como ningún editor con criterio impidió que semejante bodrio se emitiese de nuevo en el Telediario 2, el telespectador tuvo una nueva oportunidad para entender el despropósito: “Álvarez ha sido como Cristiano Ronaldo o como Casillas… al menos durante el reconocimiento médico”. ¡Acabáramos, se trataba de una pieza de periodismo humorístico! “Jesús nos lo enseña”, dice Sergio Sauca. Pero Jesús no enseña nada excepto las tetillas, puesto que eso sería hacer periodismo. Lo que hace Jesús es posar con sonrisitas y pulgares levantados en los mismos lugares y similares posiciones que los futbolistas famosos. Llamarle a esto información es una insensatez.

¿Se podía superar esta pieza maestra? Los informativos de TVE son tan talentosos y divertidos que todo es posible: inmediatamente después del desnudo de Álvarez, y para cerrar el Telediario 2 a lo grande, llegó Carlos del Amor, el periodista poeta, y se marcó una pieza de una profundidad y belleza sin parangón sobre los mineros chilenos.


.

P.D.2

¿Le gustan los diálogos de las novelas de James Ellroy, Don Winslow o Raymond Chandler? Pues a partir de ahora estará de acuerdo conmigo es que son frases vulgares e insípidas, literatura de saldo, si los comparamos con el recogido en el último desfile militar del domingo entre el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid y la mujer del presidente de Cantabria…

Echeverría: Hay que ver lo que es el mundo, que cualquiera se hace famoso con una anchoa y un taxi.

Díaz: Oiga, no ha sido por eso, sino por ser honrado y buen gestor.

Echevarría: Oiga, señora, no se pique usted…

Díaz: No me pico, él ha ido en taxi toda la vida, pero si es presidente se nota más.

.

P.D.3

Hasta siempre Juan Carlos Arteche, el jugador de fútbol que representaba el espíritu del Atlético de Madrid de los años 80 (el de Ruiz, Hugo Sánchez y Julio Prieto, con Luis Aragonés como entrenador). ¿Un central duro? No más que Marchena…Y con un punto importante a su favor: fue tan crítico con Jesús Gil que le expulsó del equipo en 1988.

“Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto”. Franz Kafka. La Metamorfosis.

“La cucaracha, la cucaracha / Ya no puede caminar; / Porque no tiene, porque le falta / Marihuana que fumar”. Canción tradicional mexicana.

Jesús Neira, mediático presidente del Consejo Asesor del Observatorio Regional contra la Violencia de Género de Esperanza Aguirre, ha sido detenido cuando conducía borracho. El BMW del héroe convertido en tertuliano iba dando bandazos por la zona norte de la M-40. Chocó contra un camión, un policía le detuvo y la Guardia Civil le sometió a la prueba de alcoholemia. El resultado: 0,75 miligramos de alcohol por aire espirado, tres veces el máximo legal (0,25).

Neira apuntaba maneras… En una actuación muy teatral, y algo barriobajera, el histriónico profesor llamó “cucaracha” a Antonio Puerta, el agresor que le llevó al suelo, primero, y a la fama, después. Cuando Neira calificó de  “cucaracha” a Puerta se metamorfoseó en Harry el Sucio: iracundo, bocazas, irrespetuoso, bravucón… El aclamado profesor quería humillar al patán de Puerta comparándole con lo peor de lo peor, unos insectos hemimetábolos de cuerpo aplanado que viven en la basura y se alimentan de excrementos. ¿Por qué eligió Neira para su metáfora a este repelente insecto y no a la rastrera hiena, al carroñero buitre o a la perimetral rata? Una de las características más curiosas de las cucarachas es su capacidad para sobrevivir más de un mes sin probar el agua. Yo no digo nada…

En una de sus múltiples apariciones televisivas Neira “El Sucio” reivindicó su derecho a tener un arma. Después acusó al PSOE de “cometer asesinatos y barbaridades en su historia”. E insultó, desde Intereconomía, a diferentes políticos socialistas, al presidente del Gobierno (“es un antidemócrata autoritario de mierda”) e incluso a sus hijas (Yo creo que es una cuestión de estética… sus hijas pesan 100 kilos”).

Todo un profesor de derecho. “Me gustaría no ser español, ser ciudadano de otro país”, escupió muy enfurruñado y digno el señor Neira a las cámaras tras declarar ante el juez. ¿Se encontrará más cómodo en Francia, degustando sus exquisitos Burdeos o sus celebrados Borgoñas? ¿O quizá en Alemania, donde sirven la cerveza en jarras de litro? ¿O tal vez en Escocia, tierra de whiskies de calidad? No sé si realmente a Neira le gustaría ser ciudadano de otro país, pero les aseguro que a mí me gustaría que los ciudadanos españoles no fueran como Neira.

La línea entre héroe popular y enemigo público es, ya ven, muy fina. Apenas cuatro tragos. Neira, con su soberbia y sus malos modales, ya apuntaba a fiasco, pero conducir borracho supera las peores expectativas. Debería renunciar a la presidencia del Consejo Asesor del Observatorio Regional contra la Violencia de Género. El futuro de un supertertuliano de su categoría pasa por una empresa de desparasitación…


.

P.D.

Prueba de atención. Busque las diferencias entre estas dos fotografías. La txapela…

.

.

Un motivo para NO ver la televisión

Capturados.

Autor: Neil Cross.

Editorial: Valdemar / Es Pop.

Esta es la historia de dos individuos atrapados por el pasado y por el futuro. El primero está condenado a muerte, el segundo carga con el peso de una pérdida. Las vidas de ambos se unen dando lugar a una novela extraña e irregular, en ocasiones absurda y en otras brillante, que derrocha violencia psicológica. Y de la otra.

El responsable de este extraño thriller es Neil Cross, un guionista de televisión que no duda en investigar dentro del mundo de la novela negra.”Capturado” es simplemente eso: una novela policiaca experimental, sin policías, sin muertos, sin asesinatos. Pero con todos esos elementos asomando en cada párrafo, en  cada página, para recordar al lector que nada es, nunca, lo que parece.

El frutero de Einstein dijo, en un arranque de genialidad, que la televisión es vanidad congelada. Quería decir que la pantalla, el mayor acelerador de partículas de audiencia del mundo, es capaz de hacer que una persona aparentemente normal sufra un big bang mental con sólo aparecer cinco minutos en un magazine matinal de medio pelo. Nadie parece librarse de esa colisión mediática de protones intelectuales. Una tragedia que ha sacudido al famoso profesor Jesús Neira, claro ejemplo del deterioro que la televisión es capaz de producir en una persona cuando fija en ella sus objetivos.

Con el paso del tiempo y los programas Neira se ha transformado, pasando de agredido a agresor. Ya no es sólo la víctima de un suceso de violencia callejera. Ahora es un justiciero rabioso, cargado de soberbia y malos modos, que se pasea por los platós exhibiendo sus todopoderosos e irrefutables argumentos. Llama “cucaracha” a su agresor, acusa a un partido político de “asesino” y hasta exige licencia de armas para auto protegerse. “Es  una libertad a la que cualquier ciudadano tiene derecho. No vendrá usted a decirme qué derechos tengo”, dice, torciendo el gesto como Harry el sucio. ¿Saben cuál es el problema de Neira? Que eligió muerte. Es decir, eligió a la televisión y a Esperanza Aguirre. La fama televisiva, obtenida como consecuencia del conflicto que vivió, le puso en el punto de mira de la presidenta madrileña, que le convirtió en instrumento de propaganda al nombrarle presidente del consejo asesor del Observatorio contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid. La popularidad y el cargo oficial generan suficiente energía vanidosa como para hacer papilla los sesos del hombre más sensato. Algo que Neira parece no ser.

Neira es carne de “La Noria” (Telecinco), uno de los sumideros más apestosos de la televisión actual. En el último programa los tertulianos hablaron sobre el profesor. Bueno, chillaron sobre el profesor. Y sobre la utilización que hacen los políticos de las víctimas. Plantearon una pregunta-encuesta de pago (¿Debería esperanza Aguirre cesar a Neira de su cargo en el Observatorio contra la Violencia de Género de Madrid?) que obtuvo una respuesta contundente: un 87% pensaba que debería cesarle. Un 13%, que no.

Mientras carga el Smith & Wesson con balas 44 Magnum, el profesor universitario parece más partidario de la venganza que de la autocrítica. Neira ha escrito un libro, y lo vende acusando al PSOE de cometer “barbaridades y asesinatos” a lo largo de su historia. Hace dos años, cuando a Neira le conocían en su casa, este sistema promocional basado en la crispación y la maledicencia no hubiese sido posible. El profesor jamás hubiera escrito un libro titulado “España sin democracia”, la editorial Temas de hoy nunca hubiese editado semejante panfleto, yo no estaría escribiendo este post y usted se habría evitado leerlo. Pero hoy la televisión hace posible que un personaje como Neira se convierta en una estrella. Y como tal, camina apresurado, enfurecido y sembrando el camino de mierda, hacia su propio Big Bang.

Neira el sucio. Energía negativa en proceso de autodestrucción.

.

P.D.

“En España hay un postre muy rico que se llama torrija. Tiene un poco de azúcar, pero tienes que probarlo”. Este es el momento más inteligente de la entrevista que realizó el redactor de deportes del Telediario (TVE) a Cristiano Ronaldo. Entrevista por todo lo alto, en el césped del Bernabeu, para demostrar que la simpleza de la información deportiva no es sólo culpa de los jugadores: la incompetencia de los periodistas deportivos resulta  grandiosa.

.

Un motivo para NO ver la televisión.

Kick Out.

Cd: Here We Go Again.

Segundo disco autoproducido por esta interesantísima banda madrileña, un cuarteto empeñado en devolver al rock and roll la credibilidad perdida. En este “Here We Go Again” no hay ni trucos ni concesiones. Excelentes canciones, concebidas en el cruce de caminos entre el punk y el pop, guitarras en estampida, una producción cañera pero limpia, y una actitud dura y creíble.

Sólo por “You Stole My Soul” (¡los Ramones de Phil Spector!) y “You Gave Me Rock´n´Roll” (un trallazo que firmarían Social Distorsión) ya merece la pena este enorme discazo. Pusilánimes abstenerse.

Imaginen por un momento que el ejército afgano, disconforme con la política española y nuestra condición de primer productor mundial de Rioja, llegase a un acuerdo con países de su cuerda e instalase bases militares en nuestro país. Y que durante un bombardeo preventivo, debido a un lamentable error de cálculo, matasen a 27 ciudadanos de, por poner un ejemplo, Almendralejo. Personas con cara, con familia, con nombre y apellidos. Como nuestros vecinos, no como esos seres anónimos (“27 civiles”) que nos presenta la prensa y la televisión. ¿Qué pensaríamos del ejército afgano? Pues seguramente lo mismo que piensa el pueblo afgano de nuestros militares. Y posiblemente de nosotros, los llamados civiles. “La violencia es contraria a la libertad”, sentenció León Tolstoy. No crean que porque apenas tengamos noticias de esa violencia, porque no nos lleguen imágenes de esos crímenes de guerra, dejan de existir, o resultan menos obscenos y repugnantes.

La violencia es un ingrediente habitual en la vida, y por tanto en la televisión. No me refiero a las series y películas de ficción o a los informativos, repletos de sangre, vísceras y fiambres, sino al resto de la programación. La violencia de los concursantes de  “Gran Hermano” o “Generación ni-ni”, dos productos definitivamente denigrantes. La violencia de Jesús Neira, enloquecida estrella mediática que hace declaraciones incendiarias: “Antonio Puerta es basura, y a la basura se la mete en una bolsa y se la tira”, “Me da asco y vergüenza ser español”. Y hasta la violencia de un cantante disgustado porque no fue elegido para representar a España en Eurovisión.

El nombre de esta última prenda es John Cobra. El artista, completamente agorilado, se puso a hacer gestos obscenos delante de las cámaras de TVE, en directo. ¿Como Aznar con el dedo? No, peor, porque además dijo barbaridades, y lo hizo en un acto tan respetable como la gala de la televisión pública, esa en la que se elige el pelele que nos representará en Eurovisión. “Tocadme la polla todos, maricones”, dijo el rapero en un momento de enajenación eurovisiva, para escándalo de leyendas de la talla de José María Iñigo o José Luis Uribarri. Imagínense.

Pero eso no fue lo peor. Ni siquiera el ganador fue lo peor, pese a que se trata de un baboso cantante melódico que interpreta un repugnante y acaramelado vals. Lo peor es que TVE, la televisión pública, responsable de todo el bodrio (el festival, los cantantes, los presentadores, el jurado, todo) ha retirado los vídeos de Youtube. ¿Los de toda la gala? No, sólo aquellos que no le gustan, es decir, los de John Cobra echándose mano al paquete y diciendo perrerías. TVE parece incapaz de controlar lo que emite, pero muy capaz de censurarlo a posteriori.

En cualquier caso me gustaría dar las gracias a John Cobra, la prueba (a estas alturas supongo que innecesaria) de que cualquier imbécil puede convertirse en protagonista del día gracias a ese esperpento llamado Eurovisión.

.

Un motivo para NO ver la televisión

Stark

Edward Bunker.

Editorial: Sajalín (Al margen).

Esta es la historia de un estafador de medio pelo que se cree muy listo, pero que en realidad es muy yonqui. Le gustan los trajes buenos y las fulanas malas. Tiene un concepto muy personal y abierto de valores como la amistad, la confianza, la fidelidad o el respeto. Se llama Ernie Stark, y vendería los órganos de su madre para conseguir una papelina de caballo.

Edward Bunker, escritor, guionista y actor que considera la cumbre de su currículo ser el preso más joven en entrar en la cárcel de San Quintín, presenta un nuevo libro sobre el hampa de la Costa Oeste. Antes de esta joya, la misma editorial publicó “No hay bestia tan feroz”, otra sobredosis de realidad, de sordidez y de criminalidad. Un escritor rudo y eficaz que, por algo será, despierta pasiones en tipos como Tarantino o James Ellroy. El libro ideal para un post dedicado a la violencia…


descodificador en twitter

julio 2017
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31