El descodificador

Posts Tagged ‘Fernando Alonso

“Solo conduce una persona, pero lo importante es que hay todo un equipo detrás”, rezaba la publicidad del Banco de Santander que La Sexta emitió durante la primera carrera de la temporada de Fórmula 1. En condiciones normales, lo lógico sería pensar que Emilio Botín y los suyos hablan de Fernando Alonso, el campeón español, y de los chicos de Ferrari que intentan que el asturiano vuelva a ser campeón del mundo. Pero la actualidad manda, y sugiere que los anuncios pagados por el banquero cántabro podrían muy bien ensalzar de manera subliminal a Rodríguez Zapatero y al resto de su Gobierno. Botín, un banquero depredador, pide a un presidente socialista que aplace el debate sucesorio, que no adelante las elecciones y que siga al frente de la nave. Y Zapatero calla, luego otorga. Normal, ¿no?

Botín está encantado con Zapatero y compañía. “Solo conduce una persona, pero lo importante es que hay todo un equipo detrás”. En un mundo cabal, un gobierno de izquierdas sería la pesadilla de la banca, pero no vivimos en un mundo cabal. Vivimos el mundo al revés de José Agustín Goytisolo, aquel en el que había un príncipe malo, una bruja hermosa, un pirata honrado y… un socialista de derechas. “No nos deje usted, señor Zapatero”, parece suplicar Botín en nombre del resto de empresarios, rescatados antes y encantados ahora con una crisis que empobrece a los pobres y enriquece a los ricos: Los consejeros del banco presidido por Botín ganaron 39,7 millones de euros el pasado año, una cifra que resulta un 13,4% mayor a la declarada en 2009.

¿Cómo no vas a estar contento con Zapatero si, con la que está cayendo, ganas un 13,4% más? Rajoy y su banda de mediocres, ansiosos, derrochadores y corruptos pueden dar muchas alegrías a Botín y los suyos, qué duda cabe, pero de momento no merece la pena arriesgarse. “Virgencita, virgencita, que me quede como estoy”, piensa Botín para desesperación de un líder del PP que, sin el apoyo del dinero, ve como su sueño de poder se aleja. Y el lobito bueno, ese al que maltrataban todos los corderos (incluidos los de su propio rebaño-manada), sigue jugueteando con un debate sucesorio que, pobrecillo, ya ni siquiera está en sus manos.

P.D.

En Londres, a palos con el Santander. Sucedió durante una marcha contra los recortes del Gobierno liberal conservador británico.

.

Un motivo para NO ver la televisión.

Ron Sexsmith.

Cd: Long Player Late Bloomer.

Undécimo disco de un cantautor canadiense tan brillante como previsible. Dueño de una voz inconfundible, y de una inagotable capacidad para escribir canciones de amor y tristeza, el intimista Sexsmith ha grabado un puñado de excelentes temas a los que sólo puede echárseles en cara la ausencia de capacidad para sorprender. Es el mismo cantante, ya con 47 años, que maravilló con aquel “Blue Bloy” (2001) producido por Steve Earle. Y eso es bueno… y malo. En cualquier caso, trece grandes canciones pop.

Anuncios

Arturo Pérez Reverte, pedazo de académico, está que trina: ¡un político desalmado quería saber cuánto cobra el escritor! ¿La cifra del adelanto editorial por su nueva novela? No, eso queda entre Alfaguara y él. ¿Su sueldo como  columnista de ABC? No, eso queda entre el director del periódico y él. El político curioso se llama Sebastián Terrada, y es concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Cádiz. Terrada quiso saber cuánto iba a cobrar Reverte en calidad de comisario de la exposición conmemorativa del bicentenario de la Constitución de 1812, y en qué iba a consistir el trabajo para el que había sido contratado por el Ayuntamiento de su ciudad. ¡Será impertinente el tal Terrada! Enfadado y digno como sólo un miembro de la Real Academia Española de la Lengua puede estarlo, Reverte ha dimitido: “me conozco un poco y sé que al final acabaré ciscándome públicamente en la puta madre de alguien, y la liaremos. Así que mejor me quito de en medio”, aseguró en un arrebato de genialidad lingüística.

La fusión entre la soberbia de un escritor de éxito y la opacidad de un ayuntamiento sólo podía terminar así. En una enorme y pestilente ciscada. Si le interesa el tema, no se pierda el magnífico post de Rafael Reig “Vuelve la superpotencia de Pérez”. A mí, a estas alturas y si tengo que serle sincero, la soberbia del escritor me la refanfinfla: seguramente no coincidiré con él en mi vida. Sin embargo la opacidad de los ayuntamientos me preocupa muchísimo. Al de Cádiz parece no interesarle que se sepa que pensaba pagar 174.000 euros a Reverte. Pero le recuerdo que no hay crímenes pequeños… El ayuntamiento de mi pueblo ni siquiera quiere que los vecinos asistan a los plenos: cuelgan la convocatoria en el bar con sólo unas horas de antelación. ¿Cuál es la razón de este secretismo? Varias y muy sucias. Les contaré una: en el penúltimo pleno, celebrado el pasado 4 de junio, se aprobaron las cuentas generales de los presupuestos de 2005, 2006, 2007 y 2008. Con dos cojones y varios años de retraso.

Los ayuntamientos están al servicio del pueblo. ¿Es tan difícil de comprender? Por si quedaban dudas, anoche entrevistaron a Julián Muñoz en “Enemigos íntimos”, una de las bazofias emitidas habitualmente por Telecinco. Muñoz representa lo peor de la política municipal: la corrupción. Debería ser un personaje marginal, al que su condición de estafador obligase a vivir en una cueva, alejado de la sociedad honrada y respetable. No es así. Cachuli se pasea por España como una estrella mediática, entre aplausos, con la soberbia de aquellos que se ciscan “públicamente en la puta madre de alguien”. O de todos.


.

P.D.

Tres años después, Fernando Alonso volvió a pisar un programa de televisión. “El Hormiguero” (Cuatro), de Pablo Motos, fue quien tuvo la suerte de tener en exclusiva al campeón después de un fin de semana mágico en otra cadena (La sexta). Una buena gestión, qué duda cabe, acompañada incluso de publicidad del Banco de Santander. A Andreu Buenafuente, presentador y accionista de La Sexta, no le sentó nada bien la presencia del piloto de Ferrari en la competencia, como parece indicar su texto en twitter. Leer poniendo voz de Al Capone: “Mi opinión? No tiene mucha importancia. Sólo recordar que la SEXTA ha pagado una fortuna. Alonso verá. Me voy a tosr un café”. El error en la frase final, tosr por tomar, denota nervios. Y precipitación. Algunas de las trampas mortales de twitter.

.

Un motivo para NO ver la televisión

The Runaways

Vi la película hace unos meses, en un avión, y me pereció entretenida. No es “El Padrino”, ni siquiera es “I´m Not There”, pero merece la pena sólo por dos cosas. El sorprendente parecido del actor Michael Shannon con el gran Kim Fowley. Y escuchar una vez más a Joan Jett y su gran “Crimson & Clover”…

La pasada temporada de Fórmula 1 fue ruinosa para Alonso. Lógicamente, también fue ruinosa para La sexta. Es lo que tienen las grandes inversiones deportivas, una auténtica lotería. Pero resulta que arranca la primera carrera de la nueva temporada, dicen que la mejor de la historia, con Alonso en Ferrari, y en la primera carrera ya tenemos al piloto asturiano en lo alto del podio. Buena noticias para Alonso, para el deporte español y para La sexta. Buenas noticias incluso para Botín, un hombre que, como Warren Beatty, acumula motivos para frotarse las manos.

La sexta le dedica diez horas de programación a cada carrera del Mundial. Lógico: la Fórmula 1 se ha convertido en un deporte muy popular en España. Y lo hacen bien, con un comentarista de garantías (Lobato) y un cambio de ayudante (Marc Gené por un De la Rosa que vuelve a correr) que mantiene la solidez. El nivel intelectual de los pilotos-comentaristas parece muy superior al de, por ejemplo, los futbolistas-comentaristas. Una excelente preparación que, lamentablemente, no es extensible al resto de humanos al volante. Lo cual puede ser preocupante con Alonso otra vez de moda. Me explico…

Cuando la selección española de fútbol se impone en una gran competición, los aficionados a pegar patadas al balón aumentan de inmediato y convierten cualquier callejuela en el Bernabeu. Cuando Nadal gana Roland Garros, crecen las colas para inscribirse en cursillos de tenis. Simpatía por el éxito. Afinidad con los triunfadores. La victoria de los demás nos motiva, nos invita a ser ganadores, a crecer, a imitarles. Excelentes campañas de publicidad, puesto que nos invitan a practicar deporte. Además, en ningún caso se puede considerar a los aficionados al fútbol o al tenis seres peligrosos: en el peor de los casos, una ventana rota o un esguince de tobillo.

Con la Fórmula 1 es diferente. Los telespectadores que “se vienen arriba” cuando Alonso gana suelen tener a su disposición un coche. Pero no un circuito. Cuando acaba la carrera y los Alonsos, exultantes, pletóricos, salen a la calle, hay que tener cuidado. Las autovías, y hasta los caminos vecinales, se llenan de pilotos. Sería una pena estropear unas estadísticas que nos recuerdan que en los últimos cinco años se han reducido las muertes por accidentes de tráfico en un 40%.

.

P.D.

Se acaban de cumplir 30 años de la muerte de Félix Rodríguez de la Fuente. Un hombre excesivo en muchos aspectos, pero posiblemente el comunicador más importante en la historia de la televisión en España. Un genio. Recomiendo efusivamente la primera biografía autorizada del divulgador de la naturaleza (“Felix Rodríguez de la Fuente: su vida, mensaje de futuro”), escrita por otro hombre fundamental para la conservación en España: Benigno Varillas, creador de la legendaria revista Quercus.

.

Un motivo para NO ver la televisión.

Cualquier libro de Miguel Delibes. Todo el mundo habla de “El camino” y el resto de clásicos, pero a mi me gustaría recomendar aquellos dedicados a la caza. En España hay más de un millón de licencias de caza, pero muy pocos cazadores. La mayoría son escopeteros. Delibes era un cazador. Los escopeteros disfrutan disparando a todo aquello que se mueve y, como no es legal disparar a las personas, disparan a los animales. Los cazadores son individuos diferentes, especiales, capaces de estar toda una mañana de invierno andando por el campo, bajo la lluvia, pasando frío, sin ver un conejo, sin disparar un tiro, y al llegar a casa decir que han vivido una gran jornada de caza.

“El libro de la caza menor”, “Diario de un cazador”, “Dos días de caza”, “Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo”, “El último coto”… Todos libros de caza escritos desde el amor a la naturaleza, desde el conocimiento del campo, desde el respeto a los animales. Nadie debería disparar a una perdiz sin haber leído antes estos libros, auténticos manuales de comportamiento cinegético.

Delibes en una gran fotograía de Chema Conesa


descodificador en twitter

diciembre 2018
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Anuncios