El descodificador

Posts Tagged ‘Fernández de la Vega

A partir de septiembre tendremos más cadenas de televisión, pero le aseguro que no veremos una mejor televisión. Con la que está cayendo, el Gobierno ha encontrado un hueco en su compleja agenda para aprobar en Consejo de Ministros algo tan fundamental para los españoles como es la llegada de nuevas cadenas. Un milagro posible gracias a una tecnología llamada multiplex digital de cobertura estatal. ¿Multiplex digital de cobertura estatal? No se preocupe que es muy sencillo: la TDT permite que el número de cadenas aumente, y el Gobierno ha decidido conceder cuatro más, cuatro, a cada una de las siguientes empresas: Antena 3, Telecinco, Sogecable, Veo Televisión, Net Televisión y La Sexta.

(De la Vega, repartiendo cadenas de televisión)

Cadenas a tutiplén, pero para los mismos de siempre. ¿Y para nuevas e innovadoras empresas que quieran introducirse en el panorama audiovisual? Ni hablar. ¿Universidades o entidades culturales? Jamás. Más cadenas para los habituales, esos que hace sólo unas semanas se quejaban de que no había suficientes anunciantes para todos. El Gobierno reparte cadenas de todo a cien, que no aportarán ni más pluralidad informativa, ni una mayor calidad en las programaciones, ni nuevas alternativas económicas, ni nada de nada. Cadenas que garantizan, eso sí, que nadie se enfade con el repartidor, y ni Prisa, ni El Mundo, ni Telecinco, ni Antena 3 critiquen la política audiovisual surrealista de un Gobierno que agoniza.

Asegura María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta del Gobierno, que las empresas que reciben este nuevo regalo “han cumplido sus obligaciones en materia de impulso y desarrollo de la TDT”. Poco debe ver Fernández de la Vega la televisión actual, en líneas generales bochornosa. ¿Dónde está la interactividad? ¿Dónde la calidad? ¿Dónde “el impulso y el desarrollo de la TDT”? Le pondré el ejemplo de Veo 7, la televisión de El Mundo, que ya tenía dos cadenas en marcha, una dedicada por entero a la televenta y otra con serios problemas económicos e intelectuales para emitir una programación diaria íntegra. ¿Necesita realmente Veo 7 cuatro cadenas más? Como resulta evidente que no, puesto que no es capaz ni de gestionar decentemente dos, algún malpensado podría creer que estas nuevas cuatro cadenas sólo servirán para trapichear, como ya sucediera en su día con las concesiones de las emisoras de radio.

Y desde otro punto de vista no menos importante, ¿qué sucederá cuando se fusionen las cadenas, como está previsto, y se formen grupos con diez, doce o veinte canales? En ningún caso parece una política audiovisual de izquierdas.

Anuncios

Soraya Sáenz de Santamaría aseguró, en áspero debate con Fernández de la Vega, que el Gobierno tiene “prejuicios contra cualquier cosa que suponga el uso proporcionado, regulado y legal de la violencia”. Se refería a la crisis del Alakrana, y a la posible tibieza en la negociación con los piratas. Soraya, que carece de esos prejuicios, hubiese rociado el barco con napalm, dado de latigazos a los bucaneros antes de pasarlos por el tablón, y rescatado a los marineros sanos y salvos. Soraya ve La Sexta, sin duda. Anoche la cadena de Emilio Aragón emitió “El guerrero americano II: la confrontación”, una pieza  irrepetible, por nefasta, del género mamporro. ¿Una línea editorial? En jornadas anteriores han programado las obras completas de Chuck Norris. Ya saben, esas cintas absolutamente huecas construidas en torno al reparto indiscriminado de bofetadas.

Es posible que Soraya se excite con estas películas. Ninja ibérica, está encantada con que se haya autorizado a empresas privadas de seguridad a llevar armas de guerra. Privatizar las fuerzas armadas es una magnífica idea, puesto que supone cerrar el círculo que comenzó a trazar el PP con la sanidad. A la gente primero se le dispara, luego se le cura… y finalmente se le cobra por las dos cosas. Mal asunto. Ya lo dijo Chicho Sánchez Ferlosio… “Y a nadie le di permiso / para matar en mi nombre / un hombre no es más que un hombre / y si hay Dios, así lo quiso”.

Milonga del moro judío (Jorge Drexler y Chicho Sánchez Ferlosio)

La fuerza, como la mentira, tiene las piernas cortas. Se llega más lejos siendo pícaro, sibilino e incluso hipócrita. En el Telediario matinal, primer informativo de TVE, la reportera que acompañó al presidente del Gobierno durante el vuelo de Yeda (Arabia Saudí) a Atenas (Grecia) a bordo del Airbus del Grupo 45 del Ejército del Aire tenía algo especial que contar. La fuente era de toda solvencia, el mismísimo Zapatero, y las circunstancias de la confidencia, idóneas: habló a los periodistas “sin cámaras, sin micros”. El presidente se desnudaba ante la prensa y, ya no como presidente, sino como colega, les aseguraba que la gestión de la Vicepresidenta de la crisis del Alakrana fue “muy buena”, que la ministra de Defensa estuvo “fenomenal” y que las relaciones entre ambas son “excelentes”. La ausencia de micros y cámaras conceden a esas palabras, se habrán dado cuenta ustedes, una importancia y una credibilidad descomunal.

Cierro con otro Sánchez Ferlosio. Rafael, flamante Premio Nacional de las Letras, escribió en su imprescindible “Vendrán más años y nos harán más ciegos”: “la comunicación ha alcanzado tal volumen y tanta prepotencia, que la noticia pesa muchísimo más que lo notificado”.

 

P.D.

Grande, como siempre, El Jueves, que ha elegido “gilipollas de la semana” a la presentadora Pilar Rubio. Las razones no pueden estar más claras: “Por atacar durante años a Telecinco, tildándolos de telebasura, y pedir incesantemente a su presidente Paolo Vasile que retirara la demanda millonaria interpuesta a la Sexta, para acabar bajándose las bragas y fichar por ellos, la muy golfa…”.

 

P.D.2

La nulidad. Una palabra que, aplicada a los Duques de Lugo, puede sonar coherente. Pero fíjense por donde, no es del todo exacta. Divorcio es la palabra correcta. “Se veía venir”, reconoce TVE. “Pueden comulgar”, dicen en Antena 3. “Pedirán la nulidad”, aseguran en Telecinco. Pero obtener la nulidad no es fácil. “Puede costar hasta 50.000 euros”, apuntan en Antena 3. Y es que la nulidad requiere, no se lo pierdan, que al menos uno de los miembros de la pareja rota alegue inmadurez, miedo, falta de libertad, incapacidad para discernir o juicio enajenado. ¡Acabáramos! ¿Inmadurez, juicio enajenado, incapacidad para discernir?


descodificador en twitter

junio 2019
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Anuncios