El descodificador

Archive for enero 13th, 2011

TVE, la televisión pública, la única que ha renunciado a emitir publicidad, estrenó anoche “Los anuncios de tu vida”. El programa, presentado por Manuel Campo Vidal, flamante presidente de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión, nace con ínfulas de retrato sociológico de varias generaciones. Pero realmente es un patético ejercicio de casposa nostalgia comercial: la publicidad es otra forma de contaminación.

La historia de la publicidad es la historia de la mentira. Viene siendo así desde que Eva vendió a Adán el pecado camuflado de manzana. Hoy esa burda estafa se ha sofisticado: al fraude comercial se le llama marketing, y tiene formas tan diferentes como la pulsera mágica Power Balance o la ayuda solidaria al tercer mundo. Le ampliaré esta última patraña publicitaria… El 12 de enero de 2010 un terremoto destrozó Haití, el país de las Antillas que comparte isla con la República Dominicana. Murieron 316.000 personas, y más de un millón quedaron sin hogar. La comunidad internacional, con España al frente, reaccionó de manera extraordinariamente solidaria y se comprometió a hacer todos los esfuerzos necesarios para reconstruir el país. Los políticos tomaron la palabra y organizaron inmediatamente viajes promocionales: La entonces vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega visitó el campo de desplazados de Mais Gate, en Puerto Príncipe: “no les vamos a fallar”, dijo, rodeada de niños tristes. “Habéis traído la vida a Haití”, aseguró la ministra de Defensa durante su visita a las tropas españolas en la costa de Petit Goave, y abogó por “refundar el país y hacerlo mejor de lo que se hizo en ocasiones anteriores”.

Un año después del terremoto, Haití sigue sufriendo. El 95% de los escombros no se ha retirado, la reciente epidemia de cólera se ha cobrado ya más de 3.700 muertos, alrededor de un millón de personas sigue vagabundeando por las calles, tres millones necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir…La televisión pública española, esa que no emite publicidad excepto con fines sociológicos, informa brillantemente sobre el fracaso de Haití: “debido a la  mala gestión de las ayudas, un año después la situación sigue siendo catastrófica”.

No era solidaridad, imbécil. ¡Era publicidad!



.

Un motivo para NO ver la televisión

Mire al pajarito.

Autor: Kurt Vonnegut.

Editorial: Sexto Piso.

– He aprendido cómo los hombres conquistan su libertad y cómo pueden seguir siendo libres.

– ¿Cómo?- preguntó Claire.

– Luchando por los derechos de los desconocidos.

Kurt Vonnegut cierra con esta frase “El Key Club de Ed Luby”, una de las mejores historias de “Mire al pajarito”, el libro de relatos inéditos que se acaba de editar en España. Con esta colección Vonnegut (1922-2007) demuestra que es mucho más que el autor de “Matadero Cinco” o “El desayuno de los campeones”. Y es que cada cuento es una obra maestra, tanto por su estilo diáfano y rotundo como por su descomunal sutileza e ironía: no es fácil saber cuándo Vonnegut habla en serio y cuándo pasa la patata caliente al lector, solicitando su colaboración para juzgar las situaciones, analizar a los protagonistas e imaginar finales alternativos.

Humor negro, surrealismo, ciencia ficción y crítica social, elementos habituales en los libros de Vonnegut, se encuentran en dosis generosas en las 274 páginas de “Miren al pajarito”. Un regalo para todos los amantes de este escritor de Indianápolis, que es tanto como decir de la literatura satírica  norteamericana. Un maestro.

Anuncios

descodificador en twitter

enero 2011
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Anuncios