El descodificador

Archive for diciembre 14th, 2010

El diario El País ha organizado un debate en Caixa Forum Madrid para analizar las consecuencias de una filtración de documentos secretos, la de Wikileaks, que “ha revolucionado la política, la sociedad y el periodismo”. La publicidad de ese evento se podía ver en la página 43 del diario. Por esas cosas del diseño de los periódicos, si el lector separaba las páginas de la izquierda del anuncio podía ver junto a esa página 43 la página 22, su hermana de impresión, con otra interesante recomendación de El País: los cigarrillos electrónicos Inspire, un revolucionario invento que, “recrea las sensaciones que el fumador experimenta con un cigarrillo tradicional gracias a su sabor y al vapor que emite sin perjuicio para su salud”. Por apenas 49 euros dos cigarrillos electrónicos, dos baterías de litio recargables, 3 cartuchos de sabores (menta, tabaco y tabaco rubio), cargador USB, adaptador para la red eléctrica, estuche ABS-Inspire y manual de instrucciones en castellano.

Hay que saber leer un periódico. El lector tiene que ser un individuo preparado, culto y bienintencionado. No puede ser alguien tan superficial como para abrir las páginas sagradas de un diario y, con la candidez de una novicia, pretender que todo sea verdad, que no haya algún margen para la imaginación, que no se utilicen pequeñas licencias comerciales. Salud, tecnología, diseño, Wikileaks… el futuro del periodismo.

En la publicidad de la página 43 sobre el debate fundamental para entender ese periodismo moderno se podían leer los nombres de los participantes en la charla, algunos del nivel del mismísimo director de El País. Para completar ese cartel de ensueño sólo faltaba Iñaki Gabilondo, un hombre de la casa y un periodista como la copa de un pino. Gabilondo seguro que hubiera dicho cosas interesantes sobre el futuro del periodismo, puesto que sólo unas horas antes se había quedado sin curro: “Tengo una sensación personal de melancolía histórica, porque tengo la sensación de que termina mi vida profesional”, asegura el donostiarra.

Respecto a los cigarrillos electrónicos “sin nicotina ni otras sustancias tóxicas” de la página 22, tan fáciles de conseguir (cartilla este domingo comprando el periódico) como ajenos a las “restricciones de la Ley Anti Tabaco”, también se echaba de menos una opinión cualificada. Por ejemplo la del doctor Rosado, un científico pionero en la utilización del tabaco con fines terapéutico: recuerden que curaba la calvicie apagando colillas en la cabeza del paciente.

¿El futuro del periodismo? Inspire y redescubra el placer de Inspire.

Anuncios

Con las noticias de la red de dopaje descubierta por la Operación Galgo sucede como con las filtraciones de Wikileaks: nos temíamos todo lo que nos están contando. Pero sospechar algo no es lo mismo que saber algo, ¿verdad? Yo por ejemplo sospecho que Lissavetzky ya no quiere salir en las fotos con Marta Domínguez, que la organización del Tour de Francia no piensa humanizar el recorrido del 2011 o que el periodismo está muerto. Pero como no he hablado con el secretario de Estado para el deporte, sé que los organizadores del Tour quieren un gran espectáculo y aún no he asistido al entierro del periodismo, pues me callo.

Lo que no acabo de entender es el revuelo que se organiza con las autotransfusiones de los deportistas. ¿Ilegales? Los periodistas y los políticos venimos utilizando una adaptación de este sistema de dóping desde hace años con total impunidad. De la misma forma en que los atletas tramposos se inyectan su propia sangre, convenientemente inflada de hemoglobina, periodistas y políticos vanidosos nos chutamos dosis de nuestro propio ego tras pasarlo por el papel, la tertulia o la licuadora digital. Si lee columnas, escucha a charlatanes o entra en Twiter sabrá de qué le estoy hablando. Los ciclistas centrifugan su propia sangre, los periodistas y los políticos baten la vanidad hasta dejarla a punto de nieve. Como los yonquis viejos, tenemos un voraz agujero siempre abierto: el ombligo.

Pero las autotransfusiones nunca vienen solas. La Operación Galgo nos cuenta que suelen estar acompañadas de autotransferencias: la policía sigue la pista de cuentas de los deportistas y preparadores en paraísos fiscales, y de blanqueo de dinero. “El dinero nunca es suficiente”, titula El País una información sobre la educación en España. Sospecho que ese título es aplicable a la mayoría de noticias, desde la subida del tabaco de liar más de un 45% hasta el lamentable nuevo marco legal (“permiso único”) para los inmigrantes que hoy vota la Unión Europea. “Estamos ante un nuevo tipo de esclavitud moderna”, asegura Alejandro Cercas, eurodiputado socialista. ¿Qué otra cosa hemos venido haciendo con los atletas africanos, nacionalizados y transfusionados para gloria del deporte español?

En las calles flota un ambiente de desesperanza y, lo que es peor, de aceptación y renuncia. Estamos tan solos que cada vez nos necesitamos más a nosotros mismos. Es lo que nos va quedando: las autotransfusiones. Piensen que en mundos tan competitivos como el deporte, la política o el periodismo no podemos permitirnos mostrar debilidad, y la sensación de soledad y desamparo se dispara. Ambiciosos, inseguros y desconfiados… Deportistas, políticos y periodistas somos seres atormentados, circunstancia que nos convierte en los principales consumidores de sustancias prohibidas. Pobres.

.

Un motivo para NO ver la televisión

Más mata una mala lengua
que las manos de un verdugo;
un verdugo mata a un hombre,
una mala lengua, al mundo.

Y el agua no la aminoro
yo voy a la fuente y bebo
y el agua no la aminoro
lo que hago es aumentarla
con lagrimitas que lloro

Nunca se van del pecho
las esperanzas,
que siempre hay rinconcillos,
niña, donde guardarlas


descodificador en twitter

diciembre 2010
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Anuncios