El descodificador

Archive for octubre 2010

José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno, nos ha prometido tantas cosas… La pluralidad audiovisual es una de ellas: los últimos canales de televisión nacieron precisamente para aumentar la competitividad, para que pudiésemos ver mejores programas, informativos más libres. Y ya saben cómo es Zapatero de inflexible con sus promesas. ¿Aquella de desmantelar progresivamente las centrales nucleares? No, no, esa no. ¿La de no realizar jamás recortes sociales? No, coño, esa tampoco. Me refiero a sus sagradas promesas audiovisuales. Esas las cumple cueste lo que cueste…

Fotografía: Juan Luis Cebrián y Paolo Vasile cierran la fusión de Cuatro y Telecinco con un apretón de manos. Contempla la escena Martin Villa. El que fuera conocido como “la porra de la Transición” (Gobernador civil,  jefe provincial del Movimiento…) resulta que ahora es  presidente de Sogecable.

¿Qué mejor manera de garantizar la pluralidad audiovisual que consintiendo la fusión de cadenas?, pensará Zapatero. El pasado mes de mayo se aprobó una nueva ley que permite a los operadores tener participación en otra cadena siempre que no sumen más del 27% de cuota de pantalla. Y como Telecinco y Cuatro forman un grupo que suma un 20% de audiencia (hoy, ya veremos en un futuro) pues para adelante con la fusión… Telecinco hará una ampliación de capital en torno a 500 millones de euros con derecho preferente de suscripción, y tendrá el 81,7%, mientras que Prisa tendrá el 18,3%, a la vez que el grupo controlado por Mediaset adquirirá el 22% de Digital+. La operación está valorada en 1.050 millones de euros. Ambas empresas mantendrán sus cadenas independientes, emitiendo por separado en la parrilla.

En resumen: Telecinco será el líder de las emisiones en abierto y Digital+, el de las operaciones de pago. Antena 3 y La Sexta se fusionarán en breve. Zapatero habrá cumplido su promesa de pluralidad audiovisual. Y los telespectadores tendremos una televisión mejor y más independiente y libre. Es así ¿No?

Anuncios

Lo público es aquello que pertenece a todos los ciudadanos. No es un regalo de los políticos o los empresarios, es un patrimonio que los pueblos conquistan a lo largo de los años con su trabajo, su sacrificio y su espíritu solidario. Lo público es la base del estado del bienestar, puesto que garantiza la igualdad de oportunidades para toda la población. Sanidad, educación, pensiones, transportes, información… Lo público es una bendición que tiene un único pero importante defecto: limita las posibilidades de expansión de los inversores privados en los sectores cubiertos por lo público. Con una sanidad, una educación y una información públicas realmente fuertes y sanas, la sanidad, la educación y la información privadas no resultan imprescindibles.

En todas estas tonterías me ha dado por pensar esta mañana cuando, desde las 9.50 hasta las 14.10, he tenido que esperar en un hospital público para que revisasen la vista a mi hija. Cuatro horas y veinte minutos cunden mucho, sobre todo cuando en un espacio de apenas diez metros por siete están reunidas más de 130 personas, algunas enfermas. Y ya saben que cuando el diablo se aburre mata moscas con el rabo. En el camino de regreso a casa tenía una sensación incómoda: con esas cuatro horas de espera y hacinamiento me habían sugerido, un sutil sistema de publicidad subliminal, que me hiciera de una sociedad médica privada. “Si puede pagarla, no lo dude. ¡Acaba de perder más de cuatro horas de su vida para una simple graduación de la vista! En Sanitas se lo habían solucionado en cinco minutos…”, me susurraba una vocecilla por megafonía interior.

Para acabar con lo público generalmente se utilizan dos sistemas: el tiro en la nuca o la gota malaya. La lenta, implacable y discreta gota malaya quizá sea el sistema de aniquilamiento aplicado en España con la sanidad o la educación. Dejar que estos dos pilares de la sociedad se desangren de manera discreta, mientras se instalan y crecen los redentores privados, bien podría ser la consigna.

El tiro en la nuca sólo se aplica cuando el empresario privado tiene urgencias. El caso más reciente es el de la televisión pública, ajusticiada sin piedad en un abrir y cerrar de ojos para dejar paso a unas nuevas cadenas y productoras privadas que de algo tenían que vivir. Con TVE no valían paños calientes: los trabajadores con experiencia a la calle, la publicidad para las cadenas privadas, los programas para las productoras privadas y, para desconectarla definitivamente, recortar el presupuesto. El Partido Popular reconoce que entre sus planes no está mutilar sólo la ciencia o la ayuda al desarrollo: le gustaría quitar 200 millones de euros del presupuesto de RTVE, un tajo del 40%. “Con ese recorte la televisión pública actual no sería viable”, asegura Alberto Oliart, presidente de la Corporación.

En el PP no hay dudas a la hora de acabar con lo público. Normal. Dolores de Cospedal, la secretaria general del partido, gana 240.000 euros al año. Con esa cifra se puede pagar Sanitas, Canal + y un colegio privado en Londres para los niños. Y como tiene chofer no necesita el transporte público. Su jefe, Mariano Rajoy, está convencido de que en España “tenemos una administración excesiva”, y propone más “liberalizaciones” (privatizaciones en lenguaje de centro derecha).

¿El principal enemigo de lo público es la derecha? Eso era antes. A buena parte de la izquierda también le produce urticaria: no olvidemos que el desmantelamiento de la televisión pública es una iniciativa socialista. Un detalle que ayuda a entenderlo todo: la producción externa de la programación emitida por TVE en el primer cuatrimestre de este año alcanzó el 37,6%, un porcentaje superior al de años precedentes (29,5% en 2008 y 36,1% en 2009).

.

Un motivo para NO ver la televisión

Homer y Langley.

E.L.Doctorow.

Editorial: Miscelánea.

“Homer y Langley” es mucho más que la historia de dos hermanos que a finales de los años cuarenta acumulaban objetos inútiles en su caserón de la Quinta Avenida. Edgard Lawrence Doctorow es un escritor descomunal que ha sabido convertir esa vieja leyenda neoyorquina en una lección de antropología urbana. Los hermanos Collyler se han convertido leyenda, y en buena medida Doctorow tiene la culpa . Su adaptación libre de la vida de los hermanos es una fascinante sucesión de anécdotas reales e imaginadas, de datos históricos e invenciones aberrantes, de triste marginación y de sátira despiadada.

Un libro en ocasiones dramático, y en otras tronchante, que habla de la Gran Manzana y dos de sus habitantes más extraordinarios. Una biografía entrañable, un preciso perfil histórico, una imaginación desbordante… 200 páginas inolvidables.

Pinchar para leer las primera páginas del libro.

Pinchar para leer un reportaje sobre los hermanos Collyler en El País.

Pinchar para leer entrevista con E.L.Doctorow.

“Los sucesos que damos están justificados”. David Cantero, presentador de informativos de Telecinco.

Los periodistas, como de costumbre, mienten. Aseguran los diarios que el mayor burdel de Europa acaba de abrir sus puertas en La Jonquera (Girona), cuando es bien sabido por todos que Telecinco lleva emitiendo desde el 3 de marzo de 1990. Más de 20 años de ventaja lleva el lupanar de Paolo Vasile, empresario audiovisual, al putiferio de José Moreno, empresario tactovisual.

¿Han visto ustedes las penetraciones furtivas que inevitablemente tienen lugar en “Gran hermano”, ese prodigioso experimento sociológico presentado por Mercedes Milá? Estamos esperando la que corresponde a esta nueva edición, quizá entre un hombre sin piernas y una mujer que en realidad es un ornitorrinco, pero les garantizo que no tardará en llegar: la audiencia flojea, y nada como un buen coito clandestino para atraer la atención del telespectador. ¿Y se han fijado en la morfología de los participantes de “Hombres y mujeres y viceversa”, un mercadillo de culturistas analfabetos y mujeres semidesnudas, todos en celo? Aficionados. Todos simples aficionados.

El verdadero burdel de Telecinco está en la redacción de informativos. Ahí es donde los niños tienen prohibida la entrada: es un cuarto oscuro lleno de muertos, de sangre, de tristeza y de mentiras. Sin embargo David Cantero, flamante fichaje de Telecinco para sus noticieros, aseguró en un encuentro digital que tuvo lugar en Publico.es que “cuantos sucesos se han metido en el guión han estado absolutamente justificados”. ¿Le resumo el informativo de anoche? Absuelta una mujer juzgada por matar con un cuchillo a su marido. Los atracadores que mataron a la cajera. El padre Ángel, un cura que dice que la virgen habla a través de él. Fuego en Madrid ¿provocado o fortuito? Fuego en Praga con ocho muertos. Los devastadores efectos de las nuevas drogas de diseño. “Los muertos se cuentan a cientos” en el tsunami de Indonesia…

Y hablando de casas de putas… “¿Quién está ahí?” es un breve documental, apenas diez minutos, que analiza el famoso sistema de medición de audiencias de la empresa Sofres. Un sistema único que, mediante la colocación de 4.500 audímetros en otros tantos hogares, ofrece las audiencias de los programas. La base de la televisión actual, de la publicidad. Un trabajo interesante para aquellos que desconozcan el tema y que, sin embargo, rechina por las respuestas, tan perfectas que parecen guionizadas, del titular del audímetro.

.

Un motivo para NO ver la televisión

Rob Baird


Más música de calidad gratis: el nuevo EP de un cantautor de Texas llamado Rob Baird. Cuatro canciones, recogidas bajo el título de “Blue Eyed Angels”, que son un ejemplo de cómo se las gastan los cantautores en este estado del sur de Estados Unidos. Sólo es necesario introducir el mail en la web de Baird… En unos segundos envía el código para descargar el EP.

“No hay nada como la piel tersa, los pechitos como capullos y el chochito rosáceo”. Fernando Sánchez Dragó.

España es un país de machotes. Aquí vas por la calle, le das una patada a un bote y llenas la acera de testosterona. Y si pones la tele, escuchas la radio o lees a determinados verracos, también. Cuando no es el alcalde de Valladolid quien se pone choto con Leire Pajín es Pérez Reverte quien se descojona de las lágrimas blandengues de Moratinos (“Ni para irse tuvo huevos”). Por no hablar de esa máquina de seducir llamada Hermann Tertsch. Tipos de una virilidad antigua, de esa que no pierde fuelle con los años. Sementales que eyaculan hasta por la boca, dejándolo todo lleno de kleenex pringosos, palabras sucias y olor a acetona.

El último de ellos es Sánchez Dragó, un veterano showman que en su último libro presume de haber mantenido relaciones sexuales en Tokio con dos “lolitas” de 13 años. “De esas -ahora hay muchas- que visten como zorritas, con los labios pintados, carmín, rimel, tacones, minifalda…”, detalla. El intelectual, subvencionado por los madrileños a través de Esperanza Aguirre (Telemadrid), no duda en ofrecer detalles que, si no fuera por su indiscutible calidad literaria, serían indignos de todo un caballero: “Las muy putas se pusieron a turnarse”.

El hombretón está inspirado, dejémosle seguir… “Las delincuentes eran ellas y no yo”, escribe un garañón que no tiene necesidad alguna de justificarse: los eyaculadores interiores no dejan rastro de sus fechorías. Dragó es un gran eyaculador interior, tanto como para alimentar su descomunal ego con barreños de esperma. No es extraño que personajes como Aznar, Ana Botella o Pedro J le adoren…

El comité de empresa de Telemadrid, CC OO, UGT y CGT piden a la dirección de la cadena la destitución inmediata del presentador de “Las noches blancas”. No parece normal tener a un pervertido al frente de un programa de la televisión pública madrileña. Sin embargo, no será sencillo que el sátiro infanticida abandone el chollo: tiene buena agarraderas. La única persona sobre la que recibí instrucciones en mi paso por El Mundo fue Sánchez Dragó: “No te pido que escribas bien sobre su nuevo programa, sólo que si no te gusta no escribas nada”, me dijo el que entonces era mi jefe. ¿Tendría tan buen concepto de Dragó si le pillase cepillándose a una hija suya de 13 años?

El Instituto Nacional de Estadística acaba de publicar su “Encuesta de Condiciones de Vida 2010”. Nada, minucias… El 20,8% de la población española está por debajo del umbral de la pobreza, cifra que asciende hasta el 36,2% en Extremadura. El 30,4% de los hogares españoles tiene dificultades o muchas dificultades para llegar a fin de mes, un 36,7% no tiene capacidad de afrontar gastos imprevistos, el 39,7% no puede permitirse ni una semana de vacaciones al año… Y en Madrid cientos de personas viven de las sobras que tiran en Mercamadrid. Lo normal.

Alrededor de nueve millones de personas son pobres en España. Pobres e invisibles. Los medios de comunicación no quieren ni ver a estos indigentes  “nativos”, seguramente porque causan muy mala impresión y deprimen a la ciudadanía. Si hay que informar sobre pobres, los medios prefieren a los de Haití, por ejemplo, a los que podemos ayudar con generosas donaciones o enviando fragatas del Ejército. Tienen razón: pudiendo abrir con los premios Príncipe de Asturias, buena gana dedicar tiempo y papel a cosas tristes…

Alegría. Después de jugar al ratón y al gato con Antena 3, y contraprogramarse sin piedad y sin respeto alguno por la ley o el televidente, Telecinco emitió por fin anoche “Felipe y Letizia, una historia real”. Bien hecho: se trata de un cuento rosa de superación con el que, pese a su aparente frivolidad, podemos aprender muchas, muchísimas cosas sobre la vida misma. No deberíamos quedarnos en la simpleza de los diálogos, la superficialidad de la trama, la torpeza de los actores o la inutilidad del director. La mini serie resulta no ya mala, sino increiblemente mala. Mala de solemnidad. “El Príncipe parece un panoli; Letizia, una sabelotodo; la Reina, una bruja y el Rey da risa”, escribe Mabel Galaz en El País. ¿Y si fuese una producción hiperrealista?

Ya sé que puede parecer tan grande como un gag de “Polònia”, pero cuidado, no sea que un primer visionado resulte engañoso. Con esta mini serie sobre Felipe y Leticia pasa lo mismo que con las películas porno: nada más empezar ya sabes cómo va a terminar. Y no me refiero a una copiosa eyaculación facial. “Felipe y Letizia, una historia real” acabará en boda. Poca cosa para el telespectador exigente. Lo realmente fascinante de la historia de esta parejita no son los preámbulos, el flechazo, la primera penetración furtiva en los asientos traseros del Rolls de papá o la campechana pedida de mano. No. Lo realmente fascinante de esta relación principesca es la metamorfosis posterior, ese proceso mágico capaz de convertir a una vulgar plebeya republicana en toda una princesa de España.


La capacidad del ser humano para sobreponerse a las calamidades, para adaptarse a las circunstancias, y hacerlo con absoluta naturalidad, resulta impresionante. Cuando conoció al príncipe, Letizia era periodista. Una profesión sin futuro, como estamos comprobando. Pero Letizia supo adelantarse a los malos tiempos y reciclarse de manera magistral. ¿Cambiar del papel a internet, del analógico al digital, del Telediario al periodismo ciudadano? Quiá… Yo me mudo de un apartamento a un palacio, de nómina en tele pública a presupuesto real.

Letizia nos ha dado una lección de supervivencia a todos los españoles deprimidos, desempleados o simplemente pobres de solemnidad: si te lo propones, pillas cacho. ¡Arriba esos ánimos! ¡Si ella ha conseguido presidir un puesto del día de la Banderita, también usted y yo podemos! ¡El futuro existe!

.

Un motivo para NO ver la televisión

Perro come perro.

Edward Bunker.

Editorial: Sajalín.

Nadie como un delincuente (narcotraficante, extorsionador, atracador…) para contar historias de delincuentes. Ya hemos hablado de Edward Bunker en este blog, a raíz de la reciente edición en Sajalín de sus libros “No hay bestia tan feroz” y “Stark”. Poco que añadir con “Perro come perro”, una enloquecida historia de violencia en la que personajes tan al límite como Mad Dog o Diesel Carson emprenden una desesperada carrera criminal. El planteamiento no es nada del otro mundo, pero Bunker sabe de qué habla, y sabe cómo contarlo. Son 340 páginas que se leen como una buena crónica de sucesos de 340 palabras: con el estómago en la boca.

“Señores, no empecemos a chuparnos las pollas todavía”. Pulp Fiction.

“Las relaciones entre políticos y periodistas no han mejorado”, asegura la defensora del Lector del diario El País. No debió ver las imágenes de televisión en las que María Teresa Fernández de la Vega se despedía de los periodistas entre besos y arrumacos. Muy buen rollo. Incluso demasiado buen rollo para las circunstancias: un gobierno acorralado por la realidad y, se supone, por la prensa. O son todos unos hipócritas de tomo y lomo, algo que ni se me pasa por la cabeza, o realmente las relaciones entre políticos y prensa son excelentes. Quizá incluso piensen que están en el mismo barco…

Siempre que contemplo escenas de sexo oral entre periodistas y el resto del mundo me acuerdo del bueno de Joaquín Vidal. Joaquín escribía de toros, muy bien por cierto, en El País. Una de sus manías era no mantener relaciones con toreros, apoderados, empresarios… Creía que no podía escribir lo que realmente pensaba de esta gente si se hacían amigos, si compartían mesa y mantel, si se convertían en uña y carne. “Ellos en su sitio y yo en el mío”, decía antes de contar que en la corrida de esa tarde los toros estaban drogados, los toreros cagados y los apoderados apuntillaban “la fiesta” al manipular carteles y ganaderías.

Esta política de independencia está pasada de moda. Lo cool es la promiscuidad. Ahora periodistas y políticos conviven hasta el punto de parecer una misma cosa, y no estoy exagerando absolutamente nada: Félix Monteira dejó de ser  director de Público para convertirse en secretario de Estado de Comunicación de Zapatero. ¿Volverá a ser periodista cuando deje de estar al servicio del Gobierno? Le esperamos con los brazos abiertos…

Rechupeteaos. Así están los miembros de unos políticos y periodistas cada vez más hermanados. Una relación interesada de la que ambas partes creen obtener beneficios: los primeros controlan los medios mientras que los segundos consiguen noticias. Y es que cuando hablamos de periodismo la corrupción no tiene por qué ser económica: las bolsas de basura también pueden transportar exclusivas. El tráfico de informaciones, de influencias, de complicidades o de silencios también descompone el periodismo, que es tanto como descomponer la democracia. Convierte a los periodistas en propagandistas.

¿Quién pierde? El pueblo. Ese pueblo que, tal y como nos recuerdan las reglas del viejo periodismo, “quiere saber”. ¿Imaginan a los políticos responsables de las torturas en Irak, y los más de 80.000 civiles muertos, abrazando en sus despedidas a Julian Assange, fundador de Wikileaks?

.

P.D.1

Internet hasta en la sopa. Ayer encontré una @ en el plato de sopa de letras…

.

P.D.2

Breve diálogo de “Este cuerpo no es el mío”, la película familiar (catalogada como para menores de siete años) emitida el domingo por la televisión pública (16.00, La 1):

– Enséñame el pene… ¡Uh que grande! Y qué bonito. Es uno de los cinco mejores que he visto.

– ¡Tú lo que pasa es que eres una golfa!


Etiquetas: ,

“Aunque mi amo me mate / a la mina no voy / yo no quiero morirme / en un socavón”. Del folklore colombiano.

En Antena 3 están muy enfadados porque les llaman “la cadena triste”. El término despectivo lo utiliza sobre todo Telecinco, “la cadena basura”. Entre ambas cadenas, tristes y basureras las dos, se cruzan amenazas de demanda por lo que consideran campañas de desprestigio. ¿Desprestigio? ¿Acaso se puede desprestigiar a quien carece de prestigio? Recuerden que tanto Telecinco como Antena 3 decidieron hace años cambiar su posible reputación por audiencia. Vean “¿Dónde estás corazón?” (Antena 3) o “Sálvame” (Telecinco) y sabrán de qué les estoy hablando. No se confundan: Antena 3 y Telecinco no compiten por el prestigio, sino por el dinero, lo que en televisión quiere decir luchar por alcanzar la cumbre de la pirámide excremental.


Anoche Antena 3, la cadena que no quiere que la califiquen como “triste”, emitió un programa especial llamado “Operación Chile: la voz de los mineros”. Conducido por el presentador “del corazón” Jaime Cantizano, el espacio contó con la presencia de cuatro de los supervivientes del derrumbe en la mina San José. Cuentan que la cadena les ha pagado unos 60.000 euros, más viajes y hoteles. En la mina cobraban alrededor de 750 euros al mes cada uno…

Los focos del plató de Antena 3 deslumbraron, no podía ser de otra manera, a unos hombres que han sobrevivido durante semanas en la oscuridad. Cuatro trabajadores, víctimas de las infames condiciones laborales de un país y la codicia de unos empresarios, fueron exhibidos “en absoluta exclusiva” en una televisión. Ellos, sus mujeres y hasta sus niños recién nacidos. ¿Quieren pruebas del bajísimo nivel del programa? Para entrevistar a los mineros Antena 3 eligió, además de a Cantizano (corbata y pañuelo de seda púrpura), a Miguel Ángel Rodríguez, Nieves Herrero y el necrófago Albert Castillón, entre otras prendas. Sólo una cosa buena podía surgir de semejante esperpento: la publicidad. Por cada dos palabras de los supervivientes, un corte con decenas de anuncios. ¡Un gran negocio éste de la mineria!

Los pobres mineros, acostumbrados a trabajar de manera discreta y dura, ofrecían ante las cámaras la sensatez de la normalidad. Poca cosa para un electrodoméstico acostumbrado a ofrecer sensaciones fuertes. Lo de sus patronos no era nada: ahora es cuando han comenzado a chuparles la sangre. Sólo regresar cuanto antes a la mina puede salvarles de un pozo aún más negro y pestilente: la televisión.

.

P.D.1

En un mundo civilizado el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, tenía que haber dimitido nada más hacer estas declaraciones en Onda Cero: “La Leire Pajín, una chica preparadísima, hábil, discreta, que va a repartir condones a diestro y siniestro por donde quiera que vaya y que va a ser la alegría de la huerta…Tengo que decir que cada vez que le veo la cara y esos morritos… pienso lo mismo, pero no lo voy a decir aquí”. Y si no dimite, Rajoy debería ponerle de patitas en la calle. Y si ni dimite, ni le echa Rajoy, deberían ser las mujeres (y los hombres) de Valladolid quienes le abucheasen por la calle hasta que la vergüenza le obligase a dejar su cargo. Pero eso sería en un mundo civilizado…


.


P.D.2

Más tristezas. González-Sinde es la ministra mustia, qué duda cabe. Tiene la mirada compungida de la novia cadáver y un discurso atribulado que no infunde ni ánimos ni esperanza. Pero lo que es una  auténtica pena es que se enterase en “Los desayunos de TVE” de que una sentencia del Tribunal Europeo tira el canon digital por tierra: es abusivo y no cumple las normas de la Comunidad Europea. La ministra, lógicamente, fue incapaz de decir nada interesante: “habrá que estudiar nuevas alternativas”. Sin embargo con el tema taurino si tuvo tiempo y criterio como para dejar una perla: “No tengo oportunidad de ir a los toros tanto como me hubiera gustado”.

.

P.D.3

Es bien sabido que en nombre de la tradición se cometen toda clase de barbaridades contra los animales. Desde tirar una cabra desde un campanario a torturar un toro ante cientos de espectadores. En la Comunidad Valenciana van un poco más lejos, si cabe, y matan cada año no ya miles, sino millones de pájaros protegidos de manera ilegal. La tradición se llama Parany, y es un sistema de caza con liga (pegamento) que, pese a estar prohibido, acaba de manera indiscriminada con la vida de aves migratorias. Según un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia cada mes de octubre, el tiempo que dura esta masacre, se cazan en la Comunidad Valenciana entre 1,5 y 3 millones de aves protegidas.

El Parany ya ha sido declarado ilegal por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, por el Tribunal Supremo y por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Y el Tribunal Constitucional ha hecho firme esta semana la suspensión cautelar. ¿Continuará la masacre?

.

Un motivo para NO ver la televisión

Bob Dylan y George Harrison hicieron este “If not for you” durante los ensayos para el concierto para Bangla Desh, pero finalmente no llegaron a tocarlo. Una perla…


descodificador en twitter

octubre 2010
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Anuncios