El descodificador

Archive for septiembre 29th, 2010

TVE, la televisión pública española, resumió de manera magistral en el mediodía de ayer, jornada de huelga general, el sentimiento de todo un país. Y lo hizo de una manera tan imaginativa y brillante como elegante y sutil: emitiendo en su primera cadena todo un clásico del cine social español. ¿”Los lunes al sol”, la película rodada por León de Aranoa en 2002 sobre los despidos masivos tras la reconversión industrial en Vigo? No, mejor: rescatando “¡Cómo está el servicio!”, la cinta dirigida por Mariano Ozores en 1968 que analiza las dificultades de las familias decentes para conseguir chachas de confianza.


“Con las ganas que yo tenía de servir en casa de un médico como usted… para poder ponerme enferma gratis”, reconoce una inspiradísima Gracita Morales a un José Sacristán impresionante en su papel de galeno. De golpe y porrazo, con una sola y chirriante frase, Morales propone una imaginativa solución a la crisis de la sanidad pública española. ¡Cómo tiene que haberse puesto de contenta Esperanza Aguirre! “Encontrarás trabajo en otro sitio, y te casarás. Porque tú has nacido para casarte, Vicenta”, le dice Sacristán a Morales en el momento de la separación. ¡Otra gran solución, en este caso al problema del paro femenino! Y es que sólo había que saber leer entre líneas para descubrir la infinidad de mensajes con contenidos de carácter social incluidos en esta película eterna, cuya emisión es la prueba inequívoca de que la televisión pública está en las mejores manos posibles.

Pero el momento cumbre tiene lugar cuando, en la secuencia final de la película, seis señoritas vestidas como criadas de película porno, generosos escotes y faldas diminutas, son citadas por José Luis López Vázquez en un edificio en construcción. Se ponen el casco y pasean sus cachas por la obra, en una descarnada metáfora sobre la precariedad laboral.

La sensible e inteligente programación de “¡Cómo está el servicio!” en TVE refleja el tacto con que los medios de comunicación han tratado esta huelga general. No me refiero a que en “Las mañanas de Cuatro” (Cuatro) los tertulianos Arturo González y María Antonia Iglesias defendiesen la huelga… ¡desde sus puestos de trabajo! O a que Ana Rosa Quintana (Telecinco) emitiese en su programa un bucle sin fin con imágenes de piquetes violentos y cargas policiales. O a que en Intereconomía un cámara explicase con todo lujo de  detalles cómo había sido insultado y agredido por piquetes: “había gente con minis”, aseguró, refiriéndose a los vasos de gran tamaño, no a los pequeños automóviles. O a que nadie comentase el celo con que los policías que pagamos todos defendían los escaparates de El Corte Inglés…


No me refiero a estas mediocridades. Me refiero a las heridas que la huelga deja en los medios de comunicación. La más sangrante es, sin duda, la despiadada campaña de descrédito que han sufrido los sindicatos desde diferentes periódicos, radios y televisiones. Campaña que se ha convertido en elemento fundamental en el desarrollo y seguimiento de esta huelga, y en prueba evidente de la derechización que ha tenido lugar en los medios de comunicación españoles durante el Gobierno de Zapatero.

Hace unos años, si querías droga dura de derechas tenías que sintonizar una emisora de radio concreta o leer a determinados columnistas de El Mundo. Pero los tiempos cambian, y el yonki faccioso actual contempla con satisfacción cómo se multiplicaba su número de camellos: escuchar la COPE o leer a Losantos sigue suponiendo un subidón, pero ahora puede intercalar esa mandanga con un repaso a La Gaceta o La Razón, con un debate de Intereconomía o Veo 7, o con las tertulias de Susanna Griso  (Antena 3), con invitados como Miguel Ángel Rodríguez, o de Ana Rosa Quintana (Telecinco), con personajes como Alfonso Rojo. La portada de La Razón de ayer es memorable…

¿Ha entregado el Gobierno socialista los medios de comunicación a la derecha? Sin duda. ¿A cambio de qué? De entrar a saco en el negocio audiovisual. Ahí están La Sexta y Público, los motivos por los que el presidente se enfrentó con PRISA y cedió el resto del pastel mediático a la derecha. El resultado de tan torpe decisión se puede leer, escuchar y ver cada día. Y se pudo contemplar ayer en las calles… Muy malas noticias para un Gobierno que se encuentra más solo que nunca: ya ni siquiera Público apoya al Presidente. La portada de ayer de este diario también es memorable…

¿Y la huelga? ¿Éxito o fracaso? Cada lector tendrá su opinión, que me temo será la que más le interese. Yo me conformo con que el Gobierno rectifique su reforma laboral.

.

P.D.

Para desengrasar, la Guardia Civil en huelga. De porras caídas… (Por orinar en la vía pública las sanciones pueden alcanzar los 300 euros).


Anuncios
Etiquetas:

descodificador en twitter

septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Anuncios