El descodificador

Archive for septiembre 20th, 2010

Karlos Arguiñano estrenó ayer programa de tarde en Antena 3. Se llama “Karlos Arguiñano en tu cocina”, y ofrece a las 20:15 lo mismo que ha ofrecido durante seis años en los mediodías de Telecinco: recetas sencillas presentadas de forma entusiasta. Una fórmula que el cocinero de Beasain domina, y que no tiene necesidad de modificar para que funcione de maravilla. Un lavado de cara, unos retoques y listo para ser consumido. Televisión sencilla, práctica e inteligente que no tiene fecha de caducidad.


El movimiento se demuestra andando / y el cariño cocinando”, canta Arguiñano mientras entra por primera vez en su flamante nuevo plató. Se lava las manos, se alegra de volver a trabajar después de dos meses de paro, se calza el gorrito y se pone a cocinar unos melocotones asados con yogur y maracuyá y una merluza en salsa verde con huevo escalfado. Es un artista este Arguiñano: se mueve por la cocina como una bailarina y resulta pedagógico incluso cuando agarra la merluza por los ojos. Un tipo que transmite ganas de vivir y que abre el apetito. ¿Qué más se puede pedir? Un derroche de fundamento.

Lo contrario que los documentales de La 2, un ejemplo perfecto de desprecio a un género sagrado. Les cuento esto porque los periódicos del fin de semana advertían que La 2 (TVE) se relanzaba “como canal cultural y de servicio público”. Una gran noticia. Esa es la base de la televisión de todos los ciudadanos, ¿no? Cultura y servicio público. Animado por la noticia me senté frente a la televisión, sintonicé La 2 y me puse a disfrutar de la vida… Un documental sobre pingüinos que había visto hace poco. Y nada más acabar, otro sobre el dragón de Komodo que emitieron la semana pasada. E inmediatamente después uno sobre el águila calva. Así hasta completar un maratón de nueve documentales seguidos, algunos auténticos “clásicos” de la programación de la segunda cadena.


Esperé al lunes, día del estreno formal de la nueva programación, y las cosas no parecían haber cambiado demasiado: a las 10:25 un documental viejo sobre el lince ibérico. A las 11:40 otro sobre pingüinos y a las 19:20 uno de Félix Rodríguez de la Fuente sobre la avutarda. Un promo reportaje sobre la película “Los ojos de Julia”, otro sobre Segovia 2016… Muy poca cosa. A las 22.00, eso sí, una película formidable: “Frozen River”.

Hacer buena televisión es caro. Y hacer buena televisión pública es aún más caro. Seguramente por eso, en los últimos tiempos La 2 ha encogido hasta casi desaparecer. En la parrilla de El País, por ejemplo, ha dejado de estar entre La 1 y Antena 3 para ocupar un hueco junto a los canales de TDT. Confiemos en los esfuerzos de Montse Abbad, la nueva directora de esta cadena, para devolverle cuanto antes el fundamento perdido.

Un buen comienzo sería dejar de utilizar los documentales como simple relleno y darles la importancia que merecen. Y no me refiero sólo a la necesidad de una producción propia digna, sino a la actualización y justificación de títulos antiguos. ¿El lince ibérico? De acuerdo, pero contando que estamos viendo una pieza con más de diez años, y que actualmente la mayor amenaza para el gran gato es una enfermedad renal crónica que ha puesto en peligro el plan de cría en cautividad. ¿El pingüino Magallanes? Sin duda, pero por algún motivo, por alguna razón, con algún orden o sentido. Sólo así dejarán de ser relleno para convertirse en cultura, en un servicio público.

Anuncios

La sangría intelectual del PSOE parece no tener límites. El mismo día que la prensa y los informativos nos recordaban el respaldo de Zapatero a Sarkozy en las expulsiones de gitanos, y los socialistas se hacían un lío con el destino del futuro silo nuclear, Trinidad Jimenez se empeñaba en ensuciar un poco más el prestigio que le queda a su partido apareciendo en “La noria” (Telecinco). La peor televisión y una política condenada al fracaso hermanados en uno de los programas más infectos de la actual parrilla.

Toda una ministra de Sanidad al servicio de la telebasura, ejerciendo la más mediocre de las propagandas. Mientras la socialista hablaba se podían leer, en la franja inferior de la pantalla, cosas como “¡Viva Tomas Gómez!” o “¡Hipócrita!”. Este fue el momento más inteligente e interesante de la conversación…

Presentador: Sabemos que es usted megafan de Hospital Central.

Ministra: Me encanta, me encanta, me encanta….

Presentador: Pues le vamos a mandar al despacho del ministerio las 18 temporadas.

Nada más abandonar el plató la pobre Trinidad Jiménez, llegó David Cantero, el flamante fichaje de Telecinco para los informativos del siniestro Piqueras. Otra  entrevista promocional en la que al ex de TVE se le escapó una frase que no sólo define la filosofía de los informativos de Telecinco, sino que se convierte en toda una declaración de principios de la cadena: “No olvidéis que la materia prima de nuestra trabajo es la desgracia ajena”.

Cantero, periodista y escritor, sabe perfectamente dónde ha caído. Pero su nuevo sueldo le compensa por todas las “desgracias”. Trini también sabía donde se metía y, pese a todo, fue al programa. Lamentablemente sus “desgracias” son las nuestras.

.

P.D.

Un saludo final para Labordeta, “un árbol batido, un pájaro herido, un hombre sin más”. Y un político honrado. “Yo no sirvo para diputado: digo la verdad”, aseguraba.



descodificador en twitter

septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Anuncios