El descodificador

Archive for abril 15th, 2010

Tres décadas después ha regresado, con otro nombre y bajo una gruesa capa de maquillaje, el legendario culebrón norteamericano “Falcon Crest”. Ahora se llama “Gran reserva”, y anoche se emitió en TVE como si fuera algo nuevo. Un estreno. Pero no se confundan: nada de gran reserva. Ni crianza ni cosechero. Se parece más a ese vinazo de pitarra, oxidado, cocido, picado y aguado que no sirve ni para vinagre. A mí me recuerda al calimocho, esa mezcla que dicen tiene mejor sabor cuanto peor es el vino que se mezcla con la cola.

Santiago González, director de TVE, ha calificado esta mediocridad como el «producto estrella» de la televisión pública. Estamos apañados. “Gran reserva” demuestra una patética ausencia de imaginación, una preocupante falta de ideas y talento, puesto que, insisto, sólo es una versión riojana de la serie sobre bodegueros californianos emitida en los ochenta. Cambie usted los viñedos del valle californiano de Tuscany por las cepas de Haro. Las variedades Cabernet Sauvignon y Chardonnay por nuestras Tempranillo y Garnacha. Los enfrentamientos entre los Channing y los Gioberti por las luchas entre los Cortázar y los Reverte. Ruede la pantomima en alta definición, quién sabe para qué, y ahí tiene “Gran reserva”, la gran apuesta de TVE para las noches de los jueves.

No son originales ni siquiera copiando: hace diez años ETB emitió “El señorío de Larrea”, otro culebrón en este caso ambientado en los viñedos de la Rioja Alavesa. El director de TVE no está de acuerdo con los parecidos entre “Falcon Crest” y “Gran reserva”: “los vinos no tienen nada que ver, por lo cual ya es un buen punto de partida”, asegura sin ruborizarse. Para colmo de males se trata de un trabajo encargado por la televisión pública a una productora privada (Bambú Producciones) que esconde algo parecido a publicidad encubierta: hace solo unos meses Aránzazu Vallejo, consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno de La Rioja, decía lo siguiente: “Gran reserva forma parte de las acciones de promoción turística de la región durante el próximo otoño, para reforzar el papel de La Rioja como destino único, singular y sorprendente… la propuesta es mucho más eficaz que un breve anuncio televisivo o una simple foto en una revista…”.

Creía que TVE había dejado de emitir publicidad. Lo que es seguro es que está dejando de producir televisión imaginativa y de calidad. En “Gran reserva” encontramos lenguaje vinícola, guiones repletos de tópicos culebroneros (maldad, pasión, enredo, infidelidad…), algunos actores magníficos en papeles de medio pelo, otros con una dicción nefasta, un sonido mediocre, un ritmo excelente, algunos planos cinematográficos… Y la sensación de que se trata del mismo viejo folletín de toda la vida rodado en innecesaria HD.

.

P.D.

No sé ustedes, pero si yo fuera Gerardo Díaz Ferrán, el aún presidente de la CEOE, permanecería recluido de por vida en una de las cuevas interiores de la urbanización donde reside Bin Laden. Pero Gerardo parece que no es tan tímido y pudoroso como un servidor y, lejos de pedir que se lo trague la tierra y pasar desapercibido el resto de sus días, se mantiene en la arena audiovisual con total desparpajo: participó como invitado estrella en “59 segundos” (TVE).

Tras la ruina de sus empresas yo le imaginaba demacrado, con ojeras, chándal y barba de cinco días. Nada más lejos de la realidad. Gerardo tiene un aspecto excelente, y se presentó en TVE elegantemente trajeado, altivo, juraría que bronceado, y con ganar de ironizar, hacer chistes y mostrar la sonrisa radiante y sana de un triunfador. A eso se le llama tirar palante…

“¿La decisión que más me ha costado tomar? Decir que sí a mi hija cuando se casaba”, respondió el cachondo de Gerardo a una de las preguntas, más o menos inteligentes, más o menos agresivas, de los invitados. Hasta que llegó Casimiro García Abadillo, periodista de raza. El hombre a un bote de laca pegado pidió a Díaz Ferrán sus recetas para salir de la recesión. “¿Qué debería hacer el Gobierno?”, preguntó Abadillo al individuo cuyas empresas tienen problemas de liquidez, afrontan impagos a la Seguridad Social, cancelan contratos y sufren embargos por pagos no satisfechos. “Que les lleguen los créditos a las empresas”, sentenció muy serio Gerardo, el hombre que ha llevado a la ruina a una compañía de seguros, una línea aérea y una empresa de cruceros.

Garzón en el banquillo por juzgar el franquismo, Díaz Ferrán dando consejos de economía…

.

Un motivo para NO ver la televisión

The Chesterfield Kings

Cd: Live Onstage…If You Want It.

La banda de garaje más recia de los últimos años regresa con un directo de dos caras: la sonora, un cd, y la visual, un dvd. Y todo por el mismo precio. Un chollo, puesto que Greg Prevost y sus chicos son una máquina. El concierto elegido es en realidad un programa de televisión, con excelente sonido y los cuatro miembros del grupo entregándose a tope, dividido en una parte eléctrica y otra acústica. Dos datos: el arranque, con un “Up and Down” glorioso, y la memorable versión del clásico de Merle Haggard “Sing Me Back Home” a ritmo estoniano.

“Live Onstage…If You Want It” se ha editado en Wicked Cool Records, el sello de Steve Vant Zant, y se puede conseguir por poco más de 16 euros (CD+DVD). Un chollo.

Anuncios

descodificador en twitter

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Anuncios