El descodificador

Archive for abril 5th, 2010

La Virgen María vive en El Escorial. O al menos tiene una segunda residencia en esta bonita localidad de la sierra madrileña. Telemadrid, la cadena pública de Esperanza Aguirre, informó ampliamente el pasado 28 de marzo en el programa “30 minutos” de unas apariciones marianas que, con puntualidad comercial, tienen lugar los primeros sábados de cada mes. Gracias a este programa pudimos comprobar que la Virgen, que tiene el poder de aparecerse pero muy poquita voz, utiliza para hacerse oír un sofisticado sistema de megafonía. “La bendición hoy es para proteger a la juventud de la marca de Satán…Hay que tener cuidado hijos míos, el mundo está corrompido”, aseguró María con tono cazallero a través de los altavoces. ¿Increible? Su representante en la tierra va aún más lejos: “La Virgen ha dicho a la vidente que la mujer debe ser sumisa al esposo”.

No haré sangre con el resto de sandeces de carácter religioso-sobrenatural que se pudieron ver y escuchar en esa bazofia de reportaje. Lo que parece lógico es que, puesto que no hablamos de la España del siglo XV sino de la del siglo XXI (ya saben, el AVE, el iPad, el cine en 3D…), haya surgido una Asociación de Víctimas de las Apariciones del Escorial. Se quejan de que el programa de Telemadrid recogió el mensaje de la secta que dirige semejante patochada, pero no las denuncias en las que la Asociación intenta desenmascarar el vil montaje. Hablan de “un publirreportaje… que no solo prescinde de las víctimas, no menciona absolutamente nada del patrimonio económico del entramado de El Escorial, no aclara qué pasó con los extraños y sangrientos fenómenos en los que se involucró a veinte niños, no menciona nada de los tres chalets con piscina en los que vive la vidente con su séquito familiar…”.

El programa, absolutamente impresentable, fue un fracaso de audiencia, puesto que sólo tuvo un miserable 4,5% de share. Ni siquiera estuvo a la altura de la cadena, y eso que Telemadrid ha conseguido el pasado mes de marzo, el de mayor consumo televisivo de todos los tiempos, su mínimo histórico de audiencia, con un 8,4%. Pinchen aquí y alucinen…

Una televisión pública al servicio de una secta. Nada nuevo, pensará alguno de ustedes. Y es que en Telemadrid los fantasmas, pese a que Güemes ha dejado la política, y a que Sánchez Dragó y Tertsch ya no presentan el informativo de la noche, siguen estando a la orden del día.

.

P.D.

La Sexta estrenó ayer “Debate al límite”. Programas como éste ya existen en las cadenas de derechas, pero mucho más destemplados y radicales. Recuerden que es la izquierda exquisita quién está en el poder, y por tanto no necesita recurrir a la crispación y la barbarie televisiva. Debate por tanto no “al límite”, sino “bajo control”, sobre todo teniendo en cuenta lo que viene siendo la televisión actual. Aquí el tono es elevado, pero sin ladridos, sin espumarajos, sin insultos. Y eso que el primer tema era la corrupción en el PP, una perita en dulce.

“Debate al límite” es una versión pobretona de “59 segundos”: presentado por Mamen Mendizábal en un plató diminuto, con cuatro invitados apelotonados que disponen de cinco minutos para discutir  (cada uno con su propio reloj corriendo en contra). El resultado es un debate acelerado de tono tibio, manipulado como su hermano mayor en un pequeñísimo pero fundamental detalle: uno de los tertulianos es Ignacio Villa, conservador de manual. Con este individuo La Sexta se garantiza la ridiculización de la derecha. Un truco ya empleado en “59 segundos”, donde el personaje en cuestión ejercía de extremista enloquecido. Un detalle que puede parecer trivial, pero no lo es. El maquiavélico arte de la sutileza: la simple presencia de Villa caricaturiza la derecha hasta el patetismo. Y consigue, por tanto, que la izquierda parezca algo mas capaz.

Anuncios
Etiquetas:

descodificador en twitter

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Anuncios