El descodificador

La concha de Campoy

Posted on: Miércoles, 20 enero, 2010

Tras el anuncio de la marcha de Gabilondo, Cuatro dio anoche un nuevo paso hacia el barranco. Es decir, hacia Telecinco. Y lo hizo de la mano de otro nombre histórico, Concha García Campoy, que presentó un programa de esos que nunca se deberían emitir: “Marta del Castillo. Red de Mentiras”. Y no se deberían emitir por morbosos, oportunistas, obscenos e innecesarios. Jamás creí que Campoy cayese tan bajo como para protagonizar una nueva versión del abominable episodio de Nieves Herrero y las niñas de Alcásser.

Utilizar los sentimientos de las víctimas de un crimen con fines comerciales es ruin. En el reportaje, Campoy hace de macabra guía por uno de los momentos más negros de nuestra historia reciente: la desaparición y el presunto asesinato hace un año de una joven sevillana de 17 años. Nunca ha aparecido el cadáver.

Dicen que es periodismo de investigación. Con la que está cayendo en España, en el mundo, también es mala suerte que el periodismo de investigación se dedique a buscar álbumes de fotos de niñas desparecidas. O a entrevistar a sus padres y amigos. Y eso es lo que ofreció “Marta del Castillo. Red de Mentiras”. La colección de detalles siniestros que anunciaba El País: “La presentadora de ´Las mañanas de Cuatro` descubrirá a los espectadores cómo era Marta a través de sus padres y sus mejores amigos. El programa ofrecerá imágenes inéditas de la joven de su álbum familiar, fotografías en exclusiva que muestran lo niña que era y cómo se divertía con sus amigos”.

Como telespectador, me niego a ver “el álbum familiar” de una chica desaparecida, con “fotografías en exclusiva que muestran lo niña que era y cómo se divertía con sus amigos”. Me resulta nauseabundo. Y a partir de ahí, poco importa el resto, es decir, si el programa está bien realizado, documentado o presentado. Me interesa tan poco, me repugna tanto, me siento tan incómodo, como cuando la madre de la niña desaparecida se desnuda ante Campoy: “Me dijo: ‘Mamá, rízame el pelo un poquito’. Lo hice y le dije: ‘Estás muy guapa’. Llamaron al portero automático y fue la última vez que la vi”.

Las técnicas melodramáticas de Campoy me recordaron a las de Nieves Herrero en “De tú a tú” (Antena 3, 1993), cuando nada más aparecer el cadáver de Miriam, una de las niñas asesinadas en Alcásser, le preguntó a su padre aquello de “¿Qué es lo que hay en estos momentos en tu corazón?”. Campoy alcanza grados similares de cinismo cuando pone una grabación “inédita” de la víctima: “estás viendo imágenes de tu hija en movimiento. Nos da un poco de apuro todo esto, debe ser doloroso”, le dice a la madre. Después continúa la entrevista en la habitación de la víctima: “Vamos a entrar juntas en la habitación de Marta…No tenéis intención de cambiar nada, ni la cama, ni la decoración… ¿Qué recuerdas de ella?”.

Lo de Nieves Herrero fue el comienzo del fin. Esa ausencia de pudor, esa búsqueda desesperada del éxito, esa hipocresía, pueden considerarse el arranque de la telebasura. “Marta del Castillo. Red de Mentiras” es la continuidad, camuflada como periodismo de investigación, de aquel programa inolvidable, de aquella ausencia de moral, de ese momento terrible en la historia de nuestra televisión.

Quiero pensar que, para hacer un programa de esta calaña, García Campoy ha tenido que tirar de concha. Cómo los galápagos. Un protector externo, una cobertura rocosa con que aislarse de toda la tristeza y mezquindad que exige un programa como éste. Pero no estoy seguro. Nieves Herrero no levantó cabeza, profesionalmente hablando, después de aquel programa dedicado a las niñas de Alcásser. No sucederá lo mismo con Campoy: me temo que está en sintonía con su cadena en la búsqueda desesperada de la audiencia, de la supervivencia.

Anuncios

42 comentarios to "La concha de Campoy"

[…] La concha de Campoy eldescodificador.wordpress.com/2010/01/20/la-concha-de-campoy/  por aligator hace 2 segundos […]

La verdad Albéniz es que soy seguidor de las mañanas de cuatro, de la parte final. Concretamente del debate, me gusta escuchar a Arturo Fernández, qué le voy a hacer.

Me sorprende que no haya hecho ningún comentario al reportaje vomitivo de su jefa, ni tampoco que mencionen el periodismo carroñero que están haciendo en Haiti todas las tv’s, a la búsqueda de sangre y de dramas cuan más crueles mejor.

Excelente post. Por una vez estoy de acuerdo TOTALMENTE con Ud. Me parece que esta profesional no hace más que tirarse disparos al pié con reportajes de esta guisa. Tenía interés en verlo, no pude, pero me sirve de consuelo saber que no me perdí absolutamente nada. Entre los Manolos y este tipo de cosas, Cuatro camina inevitablemente al hoyo del RSU.

Brillante Albeniz! Enhorabuena, te felicito. Mejor no se puede decir.

Ayer, haciendo zapping, me encontré en cuatro el programita, aunque al principio no sabía qué programa era ni de que iba. Conecté en el momento en que la camara enfoncaba una habitacion de niña, con muchas muñecas barbie, enseguida me di cuenta, por los comentarios, que era alguna bazofia morbosa y cuando vi por el teletexto el titulo del programa, lo quité de inmediato. Y también pensé, mañana Albeniz dice algo y no me he equivocado. No es para menos. La verdad, me dio pena, porque Cautro, con cuya linea editorial (politicamente hablando) no comulgo, empezó muy seriamente, con programas de calidad o al menos lo intentaban, pero como dice Albeniz esto es el comienzo, el principio del fin o mejor dicho, el fin del principio. Saludos.

Considerar a la Campoy una Historica me parece un desatino, del monton, siempre lo ha sido,y siempre lo sera a mi nunca me gusto, tiene un gesto de media sonrisa cuente lo que cuente que no me gusta nada.

No lo vi, pero si lo hubiese visto diría lo mismo que Diego Fenández: qué pena…

Basura. No podemos volver a esto

Está como un queso la Campoy, pero no se puede caer más bajo. Esto es, señoras y señores, en lo que ha quedado la televisión de Prisa, esa que se vendió a la progresía de este país desde que en 1989 se dio licencia a Canal+. Para vomitar.

Cuatro, que se supone que era la única cadena que había renunciado a la telebasura más apestosa, se va deslizando cada vez más hacia el vertedero. Una lástima…. o una suerte, quien sabe. Así habrá más tiempo para hacer otras cosas que no sean ver la tele. Saludos.

Suscribo todo lo dicho, Albéniz. Pero no creo que en este caso la culpa sea de Cuatro, sino que es ‘documental’ que se gestó antes de la venta de la cadena a Telecinco. Yo vi ‘Hay alguien ahí’ y al ver el comienzo inmediatamente apagué el televisor. Qué vergüenza.

Muy correcto el artículo, enhorabuena. De todas maneras Cuatro nunca fue un bastión del buen periodismo y de la objetividad, ni esta conchuda fue tan histórica, ¿no?

Pues sí, buen periodismo y objetividad. Esta fue una periodista histórica, y es una pena que no se haya quedado en la historia.
De todas formas yo no veo esto.

Alguna cadena de esta pais, o del mundo posee un periodismo objetivo?!?

No existe eso del periodismo objetivo y mucho menos de la ética periodística. Creo yo que eso lo dan el la carrera y luego lo olvidan.

Vamos como los cangrejos, dando pasos atras, atras atras, terminaremos viendo telediarios del nodo.

Y lo que nos queda por ver.

La culpa es de los gusanos que ven esos programas. La tele es una empresa, y no existe una sola empresa que tenga un código ético, y si lo tiene, que no se lo pasen por el arco de triunfo ern cuanto suena el vil metal.

La audiencia es culpable de toda la mierda que se come.

Apaga tu televisor!!!

Pues a mí no me soprende. Al fin y al cabo es lo que llevan haciendo desde que desapareció en su programa de la mañana. A partir de las 13:30 siempre estaban con el tema ahí dale que te pego con las elucubraciones y datos escabrosos…

Yo también vi ese trozo de “nos da un poco de apuro” y al poco rato tuve que cambiar de canal porque me estaba dando asco, vergüenza ajena y rabia.
Bendita madre que aguantó allí todo lo que pudo con una serenidad sorprendente.
Mi más sincero apoyo a todas las personas que están sufriendo.

Silbidoss y saludoss

He visto el reportaje y fue correcto, no morboso. Un reportaje muy bueno, que recogía datos de ambas parte y que solo pretende ayudar en la resolución del caso y aportar más datos de los que tiene actualmente la gente.

La familia ha colaborado con todo, porque la familia quiere que el caso no se olvide. Tengo constacia que Las mañanas de Cuatro es el programa que más está ayudando a la familia cuando se lo pide. Todo está realizado con consentimiento de la familia y supervisado.

Por cierto, si pensais que se hizo porque lo ordenó telecinco…

La familia ha colaborado, como la de Alcasser, porque está deseperada, destrozada, desorientada. Y lo que hacen programas así es abusar de su estado.

Romero, intenta salir de la ciénaga. Tu salud mental te lo agradecerá.

¿Aun existe Martha del Castillo?

Con el terremoto de Haiti, desapareció de los telediarios, pero a la television, no le conviene, necesita seguir explotando a la famila

[…] » noticia original […]

Absolutamente en la linea de decadencia y falta de moral de las televisiones,tan solo lo puse un momento ,pense que darian una informacion y no una forma entre nauseabunda y carnicera de adentrarse en los entresijos de una familia destrozada,Cuatro y la Campoy al frente quiso que junto con ella nos restregasemos en el olor de una bufanda y el dolor de su madre al percibir esa nota de acercamiento lejano con su niña del alma,lo quite porque mi nocion de ser humano se revolvio en estertores de carroñero cuando la Campoy hizo la pregunta mas barriobajera y cruel que he oido en mi vida ,pregunto ¿habeis llorado mucho?,pues claro asquerosa que pretendias que te dijera que no,y asi hacer otro programita basandote en no se que amoral principio,en fin de asco,que pena mas grande porque aqui no acaba.Mºde Paz

Romero, yo no ví el reportaje como tu, solo medio minuto, pero me fue suficiente. Y así, yo me pregunto: ¿puedes indicarme en qué ayuda a la resolución del caso (como indicas) el sacar en la TV la habitación de la niña llena de barbis tal y como la dejó ella misma….? Saludos.

Completamente de acuerdo. Romero ¿no es morboso decirle a la madre que va a ver “imágenes de su hija en movimiento” o meterla en la habitación de la niña? Nieves Herrero también quería resolver el caso de Alcásser

Eso es lo que son todas las Anas Rosas, Conchas García Campoy y Teresa Campos. Pura hipocresía. A mí esto me da más asco que Sálvame o el Tomate, al menos no esconden lo que buscan. Es una actitud más cínica, pero al menos es sincera. No se rebozan en la mierda y la crueldad con personas que sufren hechos terribles.

Yo recuerdo cuando Concha presentaba en Telecinco un programa de cine que se llamaba “La gran ilusión” y una noche entrevistó a Isabel Pantoja a cuenta de la emisión de “Yo soy ésa”. Aquella entrevista estuvo a la altura de cualquier DEC actual, metiendo cuchillo por los bajos de sus amores y los altos de sus sufrimientos. Pero como Concha era muy fina y muy periodista y muy “A vivir que son dos días”, allí se quedó la Pantoja, contestando a todo y sin mandarla a la mierda. Otra digna.

Ya apuntaba maneras la “súper-periodista” Concha. A veces me pregunto si quien está equivocada soy yo.

Un asco de programa. No se respeta nada, absolutamente nada.

a mi tambien me gusta Arturo Fernandez, sobre todo cuando hacia la casa de los lios.
campoyplaya

¿Y quién tiene la culpa de ésto? ¿las cadenas de t.v. que ponen estas basuras, o la gente que las ve?. Cada vez me inclino más por lo segundo, y da que pensar, para mal.
Apagón total, ¡ya!

Se puede decir más alto, pero no más claro. Completamente de acuerdo con la crítica de este programa telebasurero- morboso, que ya está adaptándose a los “gustos” del nuevo propietario del canal, Mediaset (Tele5).
Hace tiempo ya que “Las mañanas de Cuatro” habían ido derivando en la telebasura del crimen, con páginas de sucesos macabras, cuantos más detalles, mejor (decimitas de audiencia, dirán)
Pero llegar a este “especial” y que la Campoy se preste… ella pensará, “en época de crisis, me trago lo que sea, que tendré que pagar mi chalé (o mi barco, o lo que sea…)”
Sin escrúpulos, amorales, detestables… son todos los carroñeros de estos programas amarillistas y macabros de sucesos.

[…] La concha de Campoy Tras el anuncio de la marcha de Gabilondo, Cuatro dio anoche un nuevo paso hacia el barranco. Es decir, hacia […] […]

Hola Javi. Es la primera vez que leo tu blog, la primera entrada tuya que leo. Y no podría estar más de acuerdo contigo.

Disculpa si en “nombre” aparece alguna dirección web. Estoy trasteando con esto de wordpress y no se cómo funciona.

Penoso este tipo de “periodismo de investigación”…
Porque ¿están ayudando con esto a que se encuentre a la pobre Marta? nooooooo, incluso me temo que están estorbando (por llamarlo de una manera suave)

Hay demasiada programación con demasiada “basura” con múltiples detalles explícitos que cuentan, una y otra vez, cómo realizar cualquier tipo de vandalismo…joder con el “”periodismo de investigación””

Saludos

!Hay que ver cómo sois los rojos, qué poco gusta que se hable de la intimidad de la gente! Pues a mí sí, y me gustó mucho ver fotos desconocidas de Marta del Castillo, ya que esa pobre chica nos interesa y nos causa pena a todos los españoles por la cosa tan horrorosa que le pasó. Nos gusta saber cosas de la vida privada de la gente, como es natural, cómo piensan, sus experiencias, sus circunstancias. Yo grabé en vídeo el p`rograma y no lo pienso borrar, y Concha García Campoy hizo un gran trabajo.

Los que estáis poniendo comentaros aquí sois una puta panda de rojos. El programa ha tendo mucha audiencia y estuvo hecho genial, y claro que nos gusta al público que hablen en televisión de crímenes y sucesos, no nos va a gustar que hablen del tiempo o de los discursos de Zapatero-mister Bean (son calcados), siempre ha sido así y siempre será, lógicamente. !Progres de mierda!

Joder como está el patio … ya se ha dejao el becario otra vez abierta la puerta del nosocomio …

Por no hablar de:

– La constante aparición de títulos que vendían imágenes y documentos “en exclusiva”. como si, en medio del drama, sólo les importara apuntarse ese tanto. Zafio.

– La constante aparición de reporteros en pantalla, anteponiéndose a la información que estaban dando. Mucha cara y mucho reportero intrépido, pero pocos datos y poco contexto. Cutre.

– La constante aparición de gráficos, imitando a las imágenes de satélite, que no sólo no ayudaban a mejorar la información, sino que confundían al espectador. La imagen no se pone al servicio de la información, sino al revés. Pretencioso.

Conclusión: Lo peor no es que esta señora y su equipo no tengan educación, que ya es bastante triste; lo peor es que ni siquiera tienen profesión.

[…] unos días. El primer paso evidente (el de Gabilondo está en ello) hacia el cuatro y medio lo dio Concha García Campoy. Dedicar un programa a las miserias de un crimen miserable es estar dispuesto a cualquier cosa por […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

descodificador en twitter

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: