El descodificador

verdades como puños

Posted on: Lunes, 11 enero, 2010

“No he perdido la fe, pero la estoy perdiendo”, dijo Iñaki Gabilondo en la presentación de su último libro, modestamente titulado “Verdades como puños” (Aguilar). El veterano periodista tenía motivos para desconfiar: el próximo jueves presentará por última vez el informativo estrella de Cuatro. La cadena de Prisa (y de Telecinco)  prescinde de la estrella que inauguró la cadena, en lo que debería entenderse como una declaración de principios. Ofrecer información de calidad ya no es lo más importante. Vamos a por la audiencia perdida. Gabilondo ha muerto… ¡Vivan los Manolos!

Un primer análisis podría hacernos considerar al veterano periodista como la primera víctima de la fusión entre Telecinco y Cuatro. Un daño colateral. La sombra de Berlusconni, el hombre que amordaza Italia, planea sobre los medios de comunicación españoles. Pero no todo el mérito es de il Cavalieri. Ni siquiera del actual Gobierno, que ha empobrecido el panorama audiovisual facilitando la fusión de cadenas. A Gabilondo ya le había sentenciado la audiencia. Su telediario “de autor” no enganchó a los televidentes y, pese a ser el informativo más serio de la parrilla (como lo están leyendo), su jubilación sólo era cuestión de tiempo. La marcha hace un par de meses del director de informativos de la cadena, José María Izquierdo, otro veterano ilustre, fue un aviso para navegantes.

“Me jubilaré al acabar esta temporada”, dijo Gabilondo en septiembre de 2006. “A Iñaki le quedan muchos telediarios”, aseguró inmediatamente Daniel Gavela, director general de Cuatro. Ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario. El nuevo orden televisivo termina por apuntillar a un profesional intachable y necesario que, posiblemente, apuró demasiado su suerte.

Gabilondo, un periodista de los grandes, posiblemente el último de su especie, no se merece un final así. En cuatro años ha pasado de dirigir y presentar el programa más escuchado de la radio española (“Hoy por hoy”, Cadena SER) a aceptar un subsidio en el canal temático CCN+. Canal que, por cierto, estuvo a punto de desaparecer hace solo unos días.

Decía Gregorio Morán, no sé si con estas mismas palabras, que mientras la realidad se endurece, la prensa se ablanda. Corren malos tiempos para la reflexión, el análisis y el periodismo de calidad. Manda la audiencia. Es hora, por tanto, de aligerar la información, de banalizar las noticias, de prescindir del criterio. Lo importante son las imágenes, el espectáculo. Es la victoria de lo visual sobre lo real. Gabilondo era lo real. Lo visual son los sucesos, los Manolos, la mujer más vieja del mundo, el niño torero, Elsa Pataky en pelotas en la portada de una revista…

.

P.D.1

La fusión de cadenas no sólo trae desgracias. Un ejemplo: ahora  leyendo la sección de televisión de El País podemos enterarnos no solo de los estrenos de Cuatro. También nos enteramos de los de Telecinco. Anoche le tocó el turno a “El pacto”, una mini serie de dos capítulos basada en un tema francamente escabroso: el acuerdo de siete adolescentes para quedar embarazadas al mismo tiempo. Puede parecer un planteamiento algo  retorcido, pero en realidad resulta conservador. Metidos en faena, y teniendo en cuenta que se estrenaba en la cadena de Paolo Vasile, lo suyo hubiese sido darle una vuelta de tuerca para hacer el producto aún más atractivo. Una idea: los padres de las criaturas serían extraterrestres, y los fetos tendrían al menos dos cabezas y tres órganos sexuales. Sólo con estas pequeñas modificaciones el éxito de la mini serie estaría garantizado.

Pero Fernando Colomo, el director del engendro, no se ha atrevido a llegar tan lejos. Las siete niñas están embarazas de humanos. ¡Qué decepción! “Es una ida de olla, una frikada. Esperamos que no cunda el ejemplo en España”, asegura un Colomo que demuestra estar comprometido con la calidad y los valores positivos. O arrepentido. Aprecio a Colomo. Por eso quiero pensar que se ha planteado dirigir “El pacto” como un trabajo nutricional. Las cosas están muy malitas en el cine, y la nevera no se llena sola.

.

P.D.2

Seguimos hablando de tv movies. Telemadrid tiene una ocasión magnífica para ponerse a la altura de las grandes cadenas rodando una película para televisión sobre un tema de actualidad: la agresión a Hermann Terstch. Ya la estoy viendo… Mezcla de información y suspense, estaría dirigida por Amenábar, la protagonizaría el propio Terstch, que narraría la historia desde la cama del hospital, y se podría llamar… “Bar adentro”. Poli Díaz bordaría el papel de agresor “profesional”. Teddy Bautista interpretaría el papel de agresor de la SGAE. Marcelino Camacho sería el agresor de izquierdas (no es fácil encontrar a alguien en este país para un papel de izquierdas). El gordito de Intereconomía sería el Gran Wyoming. Y Esperanza Aguirre realizaría un cameo de lujo: sería una de las dos mujeres que acompañaban al agresor. La otra sería Carmen de Mairena. El papel de presidenta de la Comunidad Madrileña, vinculando la agresión sufrida por el periodista con una broma que hizo “El Intermedio”, lo interpretaría Violeta Santander. Tiene buena pinta ¿verdad?

Anuncios

34 comentarios to "verdades como puños"

[…] Verdades como puños eldescodificador.wordpress.com/2010/01/11/verdades-como-punos/  por macfly hace 2 segundos […]

Qué osado eres, Albéniz, hablar de Gabilondo en esos términos elogiosos… Como te pille alguien de la Caverna te vas a enterar…

La enfermedad que sufre la TV la tiene desde hace mucho tiempo convaleciente, no es cosa de las fusiones. El mal que le aqueja se llama “periodismo”, o mejor dicho, “carencia excesiva de periodismo”, del de verdad. Echar la culpa a las fusiones es otra forma de no querer ver la cruda realidad: el periodismo hecho en España apesta. ¿Acaso Cuatro necesitó fusionarse con Telecinco para emitir sus pringosos realitys? Y coincido en que, dentro de su evidente partidismo, Gabilondo es de lo más serio, pero es la excepción, y ni siquiera se salva completamente de la quema.

Muy bueno lo de la posdata, “Bar adentro”, ja, ja, y menudo reparto… Me has alegrado esta fría mañana.

Ayer en “A vivir que son dos días” en la Cadena Ser promocionaron también El Pacto….casi me caigo del susto

Magnífico. Un merecido monumento a Iñaki. Un diagnóstico certero del periodismo y la sociedad actual. Y la tv movie no puede tener mejor pinta, arrasaría.

Reconociendo la profesionalidad y el buena hacer en términos generales de Gabilondo, su Telediario ha fracasado probablemente porque la gente no está acostumbrada a que un informativo de televisión tenga una linea editorial tan escorada (en este caso, a bavor, obviamente). Lo que sorprende sobremanera es que acepete irse a CNN+; y es que es increible comprobar como en el PSOE y alrederores cuando se produce una baja en sus filas, jamás el defenestrado sale cabreado, poniendo a parir a los suyos. Es ciertamente curioso.

P.D.1
Lo de “Bar Adentro”, es sencillamente genial.
P.D.2
Yo siempre con mis preguntas absurdas… Si yo llamo “el Gordito de la Ser”, por ejemplo, a Carlos Carnicero, se me entenderá como una fina ironía y no como un insulto y no se me vilipendiará como fascista por reirme de defectos físicos de los demás, no?

Saludos.

El gag de “Bar Adentro” me ha hecho caerme de la silla de risa 😄

Se me olvidaba Albeniz, no seas tan malo y deja ya de poner compulsivamente la foto de Tertsch en la cama del Hospital, porque es patética y da verguenza ajena.

Yo también he perdido la fe en este periodismo simplón, y ahora con la marcha de Iñaki pierdo el referente. La tvmovie ideal para sustituir a La Noria, el sábado de Eurovisión.

En relación con la tv movie “El pacto”, no la vi, pero la idea tampoco es original. No se en que serie ahora, pero no hace mucho en una serie americana vi un capitulo que trataba sobre exactamente eso: El pacto de unas adolescentes que se quedaban embarazadas, además de la misma persona.

En un capitulo de Bones.. creo

Hombre, y los cuclillos de Midwych (se escribía así?) a.k.a. “El pueblo de los malditos”. Y hay un capítulo de Angel muy majo también relacionado con ese tema.

jojojo, bar adentro, genial.

#9 no, no es original, sucedió en la vida real, donde sino.

Excepcional lo de Bar adentro.

Enorme lo de Bar adentro, Albeniz. Gracias por alegrarme cada mañana

¡¡ Por fin ¡¡ .. Gabilondo del puño y la rosa a la calle. El rencor y el odio acumulado en su cerebro parecía que le iba a hacer estallar las órbitas un telediario de estos.. nos quedaremos con las ganas. Me acordaré de sus terroristas suicidas, del amiguismo zpero y “la tensión nos favorece” y su noticiero rojillero y cejítico.
Tanta paz lleves…

pues a mí, personalmente, oiga, no me parece tan buen periodista alguien que, aún siendo el mejor que hay en televisión, tuvo en sus manos al presidente del gobierno y se dedicó a bailarle el agua. por no hablar de la entrevista-propaganda a su hermanísimo. como diría forges: país.

Un gran periodista. Un periodista con mayusculas, pese a sus enormes defectos. Posiblemente el mejor de la tele actual, a años luz de amarillistas como Piqueras o incompetentes como las de la Sexta. Con Gabilondo se va el periodismo de la televisión. Ya no queda nada

Lo siento por Gabilondo, me cae bien. Su informátivo me parecia de lo mejor. A pesar de no estar de acuerdo con su linea editorial.

ironic mode=ON

“Qué lástima que un periodista tan imparcial, tan objetivo y tan crítico con el gobierno tenga que dejar los informativos más vistos de esa franja horaria”

ironic mode=OFF

En unos años acabamos como Italia. Qué pena la berlusconización total de nuestros medios. Y luego que vemos las cosas en Internet; si es que cualquiera ve la tele!

Un saludo.

Es que para mantener este sistema de corrupción y de desidia a todos los niveles (gobierno, autonomías, ayuntamientos) es muy conveniente este tipo de televisión que tiene a la audiencia agilipollada con asuntos como el de quién será el chuloputas que se trabajó anoche la bisectriz de la zorra que hoy visita nuestro plató.

Cuando un periodista como Gabilondo, con sus defectos, virtudes y compromiso, se va, uno no sabe lo que pierde hasta que su vacio se llena con la inevitable mediocridad que lo empieza a envolver todo. Pero mas que seguirle con la vista en su ultimo adios, uno no puede resistir darse la vuelta y contemplar la pasividad de la sociedad de este pais, atontada en su sofa, al que le estan robando la merienda, y ya no le quedan fuerzas para protestar por nada mas, ya casi nada mas que lo justo para cambiar de canal de cuando en cuando.

Pero es que entra uno en elconfidencial de Cacho y lee que el ministro de Fomento dice que Zapatero volverá a presentarse en 2012. Menuda noticia la de Pepiño. Como si no supiéramos que si se mete a este país de iletrados en una coctelera y se agita con fuerza, lo único que puede salir es un Zapatero cualquiera.

Bar Adentro en las procelosass aguas frecuentadas por taburetes kaleborrokos y karatekas puestos ahí por Rubalcaba, el de las escuchas ilegales. País de sainete, oiga.

Lo de las adolescentes embarazas de Telecinco es tremendo. Morbo. y nada más. Pobre Colomo, tener que rebajarse a esas mierdas.

Las preñadas a un tiempo pasó en la vida real,la noticia la dieron los telediarios hace unos añitos ya … sucedió en la Gran Bretaña … claro que ésto sólo podía pasar ahí o en los USA.

Pues que se vuelva a la SER. El Francino ese es un mustio.
Me alegra ver por aquí a Rosa María Artal. Todo un lujo.

La idea de la película es demasiado buena para dejarla correr sin más. http://twitpic.com/xpktu

Su destino final, el de Iñaki, es TVE. Una TVE sin publicidad para una vieja gloria, con su debate los martes a las 23.30. Como anillo al dedo.

jajajajajajaja

el P.D.2 es simplemente brillante, qué jartá de reir…

Muy bueno lo de “Bar adentro”

E Iñaki no debió irse de la radio. el Francino no me termina de convencer…

Estoy de acuerdo con la mayoría de los comentarios:
1: Iñaki que vuelva a la radio, por Francino, que es más soso que el pan sin sal.
2º: Bar Adentro… para troncharse…jajaja.

Tio, tu blog mola. Bien organizado, artículos ingeniosos. Pero de pronto la cagas y se vuelve una mierda. La cagas cuando pasas de dartelas de cuestionar todo a decir Gabilondo es un peridista de la leche (venga ya, por favor) o a meterte con Herman Tertsch como un bloguero cualquiera que va de izquierdas y da pena (aunque para alguno haya una cierta redundancia, quería dejar claro el concepto “bloguero que da pena”).

En serio, no puedes decir todo esto da asco, y luego hacer distinciones sólo porque piensan (o crees que piensan, o hacen pensar que piensan) como tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

descodificador en twitter

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: