El descodificador

Archive for noviembre 1st, 2009

Los dos escándalos que preocupan en estos momentos a los españoles empiezan por G. Ya saben, el punto G de un país, el nuestro, francamente tenso. ¿G de gilipollas, como cantaba allá por 1987 el grupo Pabellón Psiquiátrico? Pues igual… G de Guti y G de Gürtel. G de gañán y de gandul, de gorrón y de gusano, de golfo y de gánster, de grimoso y de garrapata, de golpista y de guano, de garrulo y de graznido, de gaviota y de gallina, de garduño y de gorrino. De gentuza.

Ric Costa

José María Gutiérrez, Guti, centrocampista del Real Madrid, y Ricardo Costa, Ric, Secretario General del PP valenciano, son dos hombres hechos con la misma pasta. Ya saben a qué pasta me refiero. Españoles de bien que, perfectamente vestidos y mejor peinados, con sus cochazos y sus pelucos, sus voces acaponadas y sus declaraciones huecas, se están convirtiendo en iconos de un país que necesita líderes con carácter. Ya saben, esos tipos con dos cojones que, como el futbolista y el político, son perfectamente capaces de enseñar el dedo corazón al público de Alcorcón o a un registrador de la propiedad gallego. Dos bravucones que, pillados in franganti, no dudan en rebelarse contra la autoridad y mandar a tomar por el culo a sus entrenadores. Guti a Pellegrini y Ric a Rajoy, respectivamente.

Las historias de Guti y Ric acaparan los informativos de televisión, lo cual les convierte en el ejemplo perfecto de la decadencia absoluta del deporte y la política. Y de la superficialidad de la información. Se podrían analizar las razones del 4-0 que le endosó el Alcorcón al Real Madrid, o de la victoria de los madridistas la última jornada de liga con un jugador menos, pero es más interesante comentar los detalles de cómo Guti faltó al respeto a su técnico. De igual manera, la prensa podría ser más exigente con unos políticos descompuestos que se niegan a responder, que contestan estupideces, pero se limitan a ponerles la alcachofa delante de la boca. Es periodismo dócil. Es decir, no es auténtico periodismo.

Atraídos por el tufo de la carroña, la prensa rosa extiende sus garras. Belén Esteban y Marujita Díaz se les han quedado pequeñas. Necesitan carne fresca, esa que pueden proporcionar, porqué no, unos futbolistas descerebrados y unos políticos corruptos. En la telebasura cada día es más habitual que Jesulín y Esperanza Aguirre compartan protagonismo. ¡Llevemos el fútbol hasta el esperpento absoluto! ¡Banalicemos definitivamente la política!

“Lejos de nosotros la funesta manía de pensar”, escribió un anónimo ciudadano a Fernando VII en plena decadencia absolutista. Por ahí deben ir los tiros. 

P.D.

Noticia enternecedora: la Comunidad Valenciana dedica 16.000 euros a la mejora de sus árboles ornamentales. Cuatro mil euros menos de lo que cuesta uno de los relojes de Costa…

 

Un motivo para NO ver la televisión

Elliott Murphy en España

La última rock star. Eso es Elliott Murphy, un neoyorkino afincado en París que nació musicalmente en los setenta, con Springsteen como compañero de viaje y ánimo de convertirse en el nuevo Dylan. No lo consiguió: sólo es uno de los cantautores más grandes de todos los tiempos. Y una garantía de calidad. He visto a Elliott decenas de veces y nunca, jamás, me ha decepcionado. La última, el pasado sábado en el comienzo de su nueva gira española.

Sobre un escenario Elliott Murphy es un poeta enchufado a una torre de alta tensión. Y sus cuatro primeros discos (“Aquashow”, “Lost Generation”, “Night Lights” y “Just a Story From America”), auténticas obras maestras en las que el equilibrio entre la música y la letra es perfecto. En Ávila presentó “Alive in Paris”, un directo grabado con canciones de todas sus épocas. Le acompaña  The Normandy All Stars, una banda clásica formada por guitarra, bajo y batería en la que destaca, para bien o para mal, el espíritu eléctrico-acústico del sonido. Me explico: tanto Elliott como su (excelente) guitarrista tocan acústicas como si fuesen eléctricas. Éstas son las fechas de los próximos conciertos: día 4 Sala Wah-Wah, Valencia; día 5 Circulo Bellas Artes, Madrid; día 7 Teatro Cervantes, Bejar; día 12 Café Del Teatre, Lleida; día 13 Biribay Jazz Club, Logroño; día 14 Circulo De Arte, Toledo.

Elliott Murphy  haciendo una versión del “Wild horses” de los Stones.

Anuncios

descodificador en twitter

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Anuncios