El descodificador

Posts Tagged ‘Juan Carlos

“Y había también un príncipe malo, una bruja hermosa y un pirata honrado”. José Agustín Goytisolo.

¡Pobres Juan Carlos y Sofía, que en contra de su voluntad y sus ideas tuvieron que compartir mesa y misa con Franco, sin enfrentarse al sátrapa, sin exigirle libertad y democracia! ¡Pobre monarquía española, que se vio obligada a esperar a rebufo de la dictadura para, cuando esta murió en la cama, alcanzar el poder! En “Sofía”, la mini serie de Antena 3 sobre la vida y milagros de la realeza española, quieren ser tan políticamente correctos que transmiten al telespectador la idea de que el actual rey Juan Carlos era demócrata y antifranquista de toda la vida, incluso cuando levantaba la mano al ladito del mismísimo Francisco Franco. “No se puede tener a 30 millones de personas sin libertad, la democracia tiene que volver”, confiesa, por supuesto en la ficción, un jovencísimo Juan Carlos a una tierna Sofía mientras pasean por un parque, cogiditos de la cintura.

“A veces, la realeza parece más una condena que un privilegio”, dice el pobre príncipe televisivo. Y es que la mini serie, mala de solemnidad, ofrece al telespectador momentos realmente hilarantes en los que se alterna el humor más pueril con la más tosca manipulación histórica. El resultado, no podía ser de otra manera, es tronchante: los personajes son patéticos, los guiones ridículos, las situaciones esperpénticas, los actores nefastos… La serie muestra a Juan Carlos y Sofía como una pareja de merluzos sin personalidad, dos peleles en manos de las monarquías europeas, de la iglesia, del franquismo. Juanjo Puigcorbé es un Juan de Borbón sobreactuado e histriónico. El papel de Federica de Grecia, que interpreta Emma Suárez, parece escrito para Bárbara Rey. Carrero Blanco es el mejor caracterizado: resulta tan repugnante ahora como entonces.

En los momentos más inspirados, Juan Carlos recuerda incluso a profesionales del humor del prestigio de Gila. Y es que cuando el príncipe se pone al teléfono, el panoli se transforma en cascabel: llama a “Sofi”, su prometida (que entonces hablaba castellano perfectamente, no como después de casados), y le dice cosas hermosísimas: “Vas a ser la princesa de España más bonita que ha habido nunca”, “Hola princesa, soy tu príncipe azul”. ¿No es enternecedor? Lo sería si no fuese porque por aquel entonces, comienzo de los 60, la dictadura seguía siendo feroz: las últimas ejecuciones del franquismo tuvieron lugar en febrero de 1975, sin que se escuchasen las protestas del entonces príncipe.


Lo único sorprendente, y políticamente incorrecto, de esta mini serie es que tanto Juan Carlos como Sofía fuman como carreteros. En cualquier caso, deberíamos dar a “Sofía” una segunda oportunidad: en el capítulo final, el próximo miércoles, es posible que desvelen cómo la pareja de pánfilos protagonistas es capaz de acumular una fortuna de 1.790 millones de euros (según la revista Forbes).

.

P.D.

Franco no ha muerto.

.

Un motivo para NO ver la televisión.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó hace dos días, por 245 votos a 189, la iniciativa republicana que pretende derogar la ley de reforma sanitaria. El camino de los que tienen sueños nunca es fácil… Will Kimbroug y Tommy Womack interpretan en una tienda de discos (de vinilo) la balada de Martin Luther King escrita por el gran Pete Seger.

Rodolfo Martín Villa y Santiago Carrillo charlaron animosamente en el programa de TVE “La noche en 24 horas”, presentado y dirigido por Vicente Vallés. Escuchando su templado discurso, viendo sus sonrisas cómplices, cuesta trabajo creer que uno fuese condenado por la dictadura a un largo exilio y al otro le bautizasen “la porra de la Transición”. Parecían dos viejos camaradas recordando batallitas del pasado. La imagen rechinaba. Con esto no quiero decir que deberían tirarse los trastos a la cabeza, ni muchísimo menos, sino que en buena lógica sus posiciones deberían estar más alejadas para resultar coherentes. Casi tan alejadas como lo estaban entonces…


Alguien podría pensar que viejo león comunista ha perdido garra, y se encuentra muy cómodo con su pensión y sus tertulias de sabios en la Cadena SER. El mismo que podría creer que Martín Villa no sabe que es el terrorismo de estado, y se redimió definitivamente con la presidencia de Sogecable. Quizá su charla light, en la que todo el mundo es y fue bueno, sea la demostración perfecta de que la transición fue impecable, algo de lo que tratan de convencernos cada vez que se nombra el comienzo del proceso democrático. O quizá no. Quizá sea conformismo, complacencia, ausencia de crítica, falta de ideas. Mediocridad. Vicente Valles se contagió del ambiente y estuvo nefasto: ni una pregunta incisiva, ni un apunte inteligente, sólo anécdotas blandas y buenos modales. Un desperdicio.

Se acaban de cumplir 35 años de la muerte de Franco y de la proclamación de Juan Carlos como Rey de España. Franco dijo en una ocasión, para tranquilizar a sus seguidores, que dejaba “todo atado y bien atado”. Con el cadáver del dictador aún caliente, el falangista Rodríguez Valcarcel gritó: “Desde la emoción en el recuerdo a Franco, ¡Viva el Rey!”. ¿Está realmente muerto Franco? Hace unos días hablaban en televisión de una isla secreta caribeña donde se refugian esos personajes que creemos difuntos. Jesús Gil, Pinochet, Paesa…



descodificador en twitter

noviembre 2014
L M X J V S D
« abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 107 seguidores