El descodificador

Posts Tagged ‘Emilio Botín

“Solo conduce una persona, pero lo importante es que hay todo un equipo detrás”, rezaba la publicidad del Banco de Santander que La Sexta emitió durante la primera carrera de la temporada de Fórmula 1. En condiciones normales, lo lógico sería pensar que Emilio Botín y los suyos hablan de Fernando Alonso, el campeón español, y de los chicos de Ferrari que intentan que el asturiano vuelva a ser campeón del mundo. Pero la actualidad manda, y sugiere que los anuncios pagados por el banquero cántabro podrían muy bien ensalzar de manera subliminal a Rodríguez Zapatero y al resto de su Gobierno. Botín, un banquero depredador, pide a un presidente socialista que aplace el debate sucesorio, que no adelante las elecciones y que siga al frente de la nave. Y Zapatero calla, luego otorga. Normal, ¿no?

Botín está encantado con Zapatero y compañía. “Solo conduce una persona, pero lo importante es que hay todo un equipo detrás”. En un mundo cabal, un gobierno de izquierdas sería la pesadilla de la banca, pero no vivimos en un mundo cabal. Vivimos el mundo al revés de José Agustín Goytisolo, aquel en el que había un príncipe malo, una bruja hermosa, un pirata honrado y… un socialista de derechas. “No nos deje usted, señor Zapatero”, parece suplicar Botín en nombre del resto de empresarios, rescatados antes y encantados ahora con una crisis que empobrece a los pobres y enriquece a los ricos: Los consejeros del banco presidido por Botín ganaron 39,7 millones de euros el pasado año, una cifra que resulta un 13,4% mayor a la declarada en 2009.

¿Cómo no vas a estar contento con Zapatero si, con la que está cayendo, ganas un 13,4% más? Rajoy y su banda de mediocres, ansiosos, derrochadores y corruptos pueden dar muchas alegrías a Botín y los suyos, qué duda cabe, pero de momento no merece la pena arriesgarse. “Virgencita, virgencita, que me quede como estoy”, piensa Botín para desesperación de un líder del PP que, sin el apoyo del dinero, ve como su sueño de poder se aleja. Y el lobito bueno, ese al que maltrataban todos los corderos (incluidos los de su propio rebaño-manada), sigue jugueteando con un debate sucesorio que, pobrecillo, ya ni siquiera está en sus manos.

P.D.

En Londres, a palos con el Santander. Sucedió durante una marcha contra los recortes del Gobierno liberal conservador británico.

.

Un motivo para NO ver la televisión.

Ron Sexsmith.

Cd: Long Player Late Bloomer.

Undécimo disco de un cantautor canadiense tan brillante como previsible. Dueño de una voz inconfundible, y de una inagotable capacidad para escribir canciones de amor y tristeza, el intimista Sexsmith ha grabado un puñado de excelentes temas a los que sólo puede echárseles en cara la ausencia de capacidad para sorprender. Es el mismo cantante, ya con 47 años, que maravilló con aquel “Blue Bloy” (2001) producido por Steve Earle. Y eso es bueno… y malo. En cualquier caso, trece grandes canciones pop.

Belén Esteban ha donado 6.000 euros, parte de los beneficios obtenidos cediendo su imagen a una marca de sartenes, a una asociación de niños con parálisis cerebral. Y lo ha hecho de la manera más discreta posible en un personaje de su grandiosidad mediática: grabando el generoso momento en vídeo y colgándolo en su página web. El docu reality casero, que tiene como banda sonora el “God Save The Queen” de los Sex Pistols, se llama “Así es Belén Esteban” y no tiene desperdicio…

¿Así es realmente Belén Esteban? Las imágenes, que pueden resultar de una obscenidad repugnante o de una ternura vomitiva, pretenden mostrarnos el lado humano de la princesa del pueblo. La recauchutada verdulera, que vive del chisme, el insulto, la mentira y el trapicheo de intimidades, se convierte, por arte de magia, en un ser generoso y sensible. Tanto como para grabar esos momentos de abnegación y altruismo y convertirlos en campaña de marketing.  En estos tiempos de escepticismo y falta de valores  la Esteban, como todas las princesas, tiene que someter su imagen a un constante proceso de lavado y planchado: sus intervenciones en televisión le han forrado el riñón, de acuerdo, pero también le han convertido en uno de los personajes más odiados de España. La cuenta de Facebook “Un millón de firmas para prohibir a Belén Esteban salir más en la TV” sobrepasa ya las 400.000 adhesiones.

A estas alturas es posible que el cinismo más brutal no consiga escandalizarnos lo más mínimo. Recuerden que vivimos en un país sembrado de fundaciones, en el que los filántropos primero desgravan y luego entregan el talón. Por eso les confieso que prefiero la gente que va por la vida a pecho descubierto, como Emilio Botín. Don Emilio no engaña a nadie con actitudes humanitarias: compra bancos (hace unos días compró 318 oficinas, ¡318!, al RBS en Reino Unido) y si tiene que hacer donativos, se los hace a Ferrari. Con personajes así es comprensible la actitud de Cayo Lara, Coordinador federal de Izquierda Unida: “jamás invitaría a mi casa a Emilio Botín”.

Belén Esteban y Emilio Botín, dos formas extrañas de entender la vida. Admiro, en cualquier caso, su forma estoica de enfrentarse a las cámaras, al mundo. Me recuerdan a Epicteto, ese filósofo griego que siempre estuvo contento en su miseria: “Estoy en el lugar en que la Providencia ha querido que estuviese; quejarme por ello es ofenderla”.

.

Un motivo para NO ver la televisión

Stevie Ray Vaughan


Hoy se cumplen 20 años de la muerte de Stevie Ray Vaughan, el orgullo de Texas, el guitarrista blanco de blues más grande de todos los tiempos. El helicóptero que después de un concierto le llevaba a Chicago se estrelló el 27 de agosto de 1990. El dueño de “Number One”, la Stratocaster del 63 de la que salían chispas, dejaba este mundo en el mejor momento de una carrera repleta de momentos memorables. Todo el mundo debería escuchar “Texas Flood”, un disco de 1983 que supone la cumbre del blues tejano, mezcla de técnica y feeling, de innovación y genialidad.


descodificador en twitter

julio 2014
L M X J V S D
« abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 108 seguidores