El descodificador

Entre todas las mujeres

Posted on: Jueves, 7 octubre, 2010

“Nunca tomes partido contra la familia”. Michael Corleone

Usted sabe que un servidor no es que sea crítico con la ficción española, sino que piensa que el 95% es  una bazofia absoluta (“Qué vida más triste” es el 5%). Bien, pues hoy me gustaría hablarle de una excepción: “Entre todas las mujeres”. Y se preguntará usted: “¿Qué mosca le ha picado a este antisistema televisivo con esa serie, primera financiada en España por una televisión de pago, que emite TNT el próximo domingo a las 22.15 horas?”. Pues me han picado dos moscas, dos. La primera,  que la serie es original, cuenta con buenos actores y está construida sobre un guión espléndido. Y la segunda, que está dirigida por mi cuñado. Más claro, el agua.

“Entre todas las mujeres” es una serie de seis capítulos de media hora de duración escrita y dirigida por Mariano Barroso. La protagoniza un hombre con problemas, Eduard Fernández, y seis mujeres que ofrecen otros tantos puntos de vista a la  cada vez más complicada existencia del primero. Una ficción, por tanto, que respeta la regla básica de Chéjov para contar algo: “es un error querer meter en escena un gran número de personajes. El centro de gravedad deben ser solamente dos: él y ella…”. En “Entre todas las mujeres” no hay figuras superfluas alrededor de los protagonistas, de la misma forma que no hay planos innecesario o diálogos huecos. No es un producto para el seguidor de “Aída” o “Aquí no hay quien viva”, evidentemente. Es teatro hecho televisión. Es ficción de calidad, con personajes bien construidos, actores en ocasiones conmovedores y una historia que permanece abierta y en constante desarrollo. Recuerden que las buenas historias no deben resolver los problemas…

Cuando decidí abrir un blog sabía que, de todos los sabios consejos de don Vito Corleone, al menos tendría que saltarme uno: “Nunca digas lo que piensas a alguien fuera de la familia”. “Entre todas las mujeres” es una serie magnífica. Tenía que decírselo…

.

 

P.D.

Lamentable conexión con Mario Vargas Llosa en el Telediario de La 1 (TVE). El Nobel no escuchaba bien a Pepa Bueno, y durante las primeras tres preguntas el desconcierto fue total. La imagen iba y venía. El drama es que Vargas Llosa no estaba en el Congo o Bután, sino en Nueva York. En cualquier caso, el escritor peruano tuvo mucha suerte: si la academia sueca hubiese escuchado la pieza que Carlos Del Amor le dedicó en ese mismo informativo, el galardón sin duda hubiese sido para el periodista de TVE. ¡Eso es literatura y no “La ciudad y los perros”!

.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Blue Rodeo


Esta noche tocan en el madrileño teatro Lara nada más y nada menos que Blue Rodeo, una de las bandas canadienses más grandes de todos los tiempos. Después de 25 años en la carretera el quinteto presenta “The things we left behind”, su disco número catorce, un trabajo absolutamente espectacular pese a estar formado por rarezas y caras B. Como siempre, Blue Rodeo juega con el rock, el folk y el country como elementos fundamentales, pero no duda a la hora de crear atmósferas psicodélicas e incluso cercanas al jazz. Cuentan que en directo son espectaculares. Como estas cuatro  joyas…

About these ads

56 comentarios to "Entre todas las mujeres"

Pooooooole!!! Está chupao esto de las poles…

ostias…por los pelos

Jajajaja. Esa polémica no es valida, usted es el que baja la bandera. Oye, eso de el escritor “peruano” es por algo? Tiene doble nacionalidad, no? Es tambien español. Creo que no te cae bien o no te gusta su obra…

Así me gusta Albéniz, que salga el “niño” que llevas dentro

A ver si por lo menos desde la cuarta fila… Anoche me dormí en boxes, joder.

Grande, Álbeniz!! Si nunca debes tomar partido contra la familia y nunca debes decir lo que piensas fuera de la familia, ergo: “Entre todas las mujeres” es un auténtico bodrio.
Que nooooo, que es broma.

Sé lo que es esto, yo también me he tragao todos los videos de bodas, comuniones y viajes hechos por familiares. Y ni que decir tiene que me encantaron.

Albeniz, con relación al post de hoy, también se podría decir aquello de: “No es nada personal, es cuestión de negocios” o “No digas lo que pienses… cuando hables de negocios con extraños”.
Salud y buen fin de semana.

Nadie mas ha notado la ironia del comentario de la pole se javier??

Si ya hasta el propio autor no nos deja disponer de la poleina como anestésico, no merece la pena esto XD

ja ja, no tomes partido o acabaras como fredo un buen dia que vayas a pescar.buen finde

Hola

Ya se que este no es el sitio adecuado, pero….

En montones de sitio ha salido y sale, que el Nobel de la Paz a un activista chino ha empeorado loas relaicones entre China y Noruega.

MOntones de sitios, el primer lugar donde lo ví fue en las noticias de la Primera, con Pepa Bueno, y luego buscando en Internet lo repiten todos los periodicos, tanto de pata negra (lease con ironía) como los malditos periodicos de internet de cualquier pardillo.

Y recordé todo lo que usted dice sobre los periodistas.

¡Ah si!, los premios Nobel los entrega el Rey de Suecia, porque fue un sueco quien los creó.

Podríamos discutir si en ese momento de la historia, al ser Noruega todavía parte de Suecia, el Alfred (notese la confianza) era sueco o noruego.

Pero sería una discusión bizantina

Saludos

Elric

Los premios Nobel los entrega el Rey de Suecia…menos el de la paz que lo entregan en Oslo.

http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Premio_Nobel_de_la_Paz

No solo los periodistas pueden informarse bien.

Pues nada, habrá que verla…todo sea por tu cuñao…

La veremos pues, aunque en la promo la titula “Todas las mujeres”; el “Entre” te lo has sacado de la manga xDD

Un saludo.

Cuñaaaaoooooo… vaya, corporativismo familiar, enchufismo en un texto, tráfico de influencias bloggero… decepcionante…
Esa serie también pertenece al 95% pestilente de series españolas-bazofias… no lo digo yo, lo dice la navaja de Ockham…

Lamentable no solo la conexión con Nueva York sino el protagonismo de Pepa Bueno que habló mas que el premiado y que se empeñaba en darle explicaciones y alargar las preguntas a pesar de estar viendo que no la escuchaba.
Lamentable también que entre tanta crónica de redactores, documentación y el corresponsal en Estados Unidos se les olvidara dar algún resumen de la rueda de prensa de Vargas Llosa

En tu antiguo lugar de trabajo no opinan lo mismo:

“‘Todas las mujeres’: Fue presentada hace un par de semanas, pero no se estrena realmente hasta dentro de un par de días. El lunes, cuando ya la haya podido ver todo el mundo, la comentaré. Adelanto: es muy decepcionante. Y mala.”

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/asesinoenserie/2010/10/08/repaso-rapido.html

Ya se porqué eres republicano…

:)
JPDA: no sé si arriesgarme ha hacer un juicio sin haber visto la serie entera, pero lo que he sentido al ver la ‘promo’ es algo que siento a menudo con series españolas: una especie de vergüenza ajena cuando veo trabajar mal a un actor. La chica diciendo “tienes dos problemas…” o la discusión con la madre y la bofetada que da ésta me han provocado es sensación. Algo que, por ejemplo, jamás podría sentir ante una serie como “Los Soprano”. Hay una distancia, hoy en día aparentemente insalvable entre las series que se hacen allí y las que se hacen aquí. Aunque admito que, sin duda, mucho tiene que ver el presupuesto. Así que admito que esta serie sea todo o buena que pueda ser en función de un bajo presupuesto. Porque me fío de su criterio, JPDA (en tele y libros). Un saludo.

Es que Michelle Jenner es muy, muy mala

gracias por la recomendación fuera de carta Abéniz… Me encantan Los Blue Rodeo!!

Pues yo ayer me chupé “Águila Roja” por cuestiones de índole familiar difícilmente justificables y de momento no me ha salido sarpullido. Estoy atento a otros posibles efectos secundarios.

Buena recomendación musico-viejuna, Albeniz. Y además de las que no conocía, que son las más interesantes.
No te hagas de rogar tanto para repetir, hombre, que el público es agradecido…

PD: Lo de la pole no ha tenido nombre, pero me reí tela anoche. Lo siento por los adictos XDDD

Buen finde y recuerdos al cuñao.

Amigo Javier: Me duele enormemente, pues soy un fiel seguidor de este blog, que escribas “el Nobel no escuchaba bien a Pepa Bueno”. ¿Cómo que no la escuchaba? El hombre sí escuchaba con atención, pero no oía. Una cosa es oír y otra escuchar, no caigas tú también en ese error tan extendido últimamente, por favor.

Un cordial saludo.

Tiene usted toda la razón. Un abrazo

Esto de acuerdo con lo que dice Jose Luis y emocionado con la frase del Jefe, Tiene usted toda la razon, educacion y reconocimiento en la misma frase, ya te digo……….

Un saludo a los dos.

Perdon Juan Luis.

Reconozco que en estos asuntos soy algo intransigente, pero no en vano utilicé en mi lejano ‘primero’ de bachillerato –años 50– el manual de Lengua y Literatura española de Lázaro Carreter y Correa Calderón, con el que ambos sentaron las bases del posterior imperio de la editorial Anaya.

Gracias, en todo caso, por reconocer el error, Javier.

Erase una vez un bloguero
escritor de pluma aguda,
crítico de fina ironía
que casi todos los días
lanzabas dardos y puyas
con limpieza y con esmero

Muchos amigos tenía,
pues mucho se divertían
sin costarles el dinero

Pero ocurrió que un buen día
algunos empezaron a notar
estar poseidos por ansia viva
de ser los primeros en llegar
al nuevo post del día

Extendiose la afición
y empezose a hilar fina
la necesidad de mirar
antes de acostar,
y volviose adicción
que nombrose “poleina”

Hasta que una buena noche,
los adictos descubrieron
que el malvado bloguero
les había robado el coche
¡Les quitó la poleina!

Ah, cuantos lamentos
cuanta pena contenida
el día que el bloguero puñetero
afanose la drogaina

(cántese con ritmo de canción del verano)

La poleina, la poleina
como nos gusta
la poli-Q

Saludos a los damnificados,
colleja al bloguero jeta

de vuestro amistoso vecino

El Topo Poeta

Cumbre, Topo, ha estado cumbre. Maestro.

Con el Topo Poeta me muero,
jajaja, jajaja.
¿para Topo!, ¡para ya!
y así de esta manera escueta,
cierro el verso puñetero.

¿Qué es poesía? dices mientras clavas en mi pupila tus ojos semicerrados por la ausencia de párpados y la desorganización de las fibras del cristalino.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas, topo?
Poesía… eres tú.

Un fuerte abrazo!!!

el topo poeta es el puto amo

Qué raro que no haya salido ya Dragó entrevistando de tú a tú a Vargas. Por cierto, patético Ansón, como de costumbre, recalcando la importancia del premiado como actor (él, que le conoce bien, lo sabe).
Otra cosa, acabo de leer los anteriores post, vi la entrevista de Gabilondo a González y me pareció que Iñaki le debía algo, estuvo muy blando. González siempre dice lo que le da la gana, una cosa y la contraria. Se le ocurre hablar de la quiebra sin solución del Estado de California como ejemplo de la crisis de liderazgo a causa, a su juicio, de la descentralización del poder, pero cuando le preguntan sobre la crisis de liderazgo en España (clara referencia a las Autonomías) dice que eso en España no pasa (me quedé petrificado, e Iñaki también, porque no dijo nada).
Pasen buen puente, los que lo tengan

Me alegro por ese peaso periodista que es Carlos del Amor. Al menos el Nobel de este año le suena de algo.

Cayo Lara, en referencia a Zapatero y la negativa de rectificar la reforma laboral, dijo en una entrevista para La Noche (Canal 24h) -parafraseo aproximado-:
“Mire usted, en los pueblos, porque yo soy de pueblo existe un dicho: Cuando un tonto coge una linde, se acaba la linde y el tonto sigue”.
Me sacó una carcajada. Solo quería contaoslo a pesar de que no tenga relación con el cuñao de albéniz. Que por cierto jefe, te habrás ganado una cena ¿no? XDD
Y del topo no digo nada,
que es capaz de dedicarme otro poema
en fin, cada loco con su tema.

¡Al final rimaste,
Burt Lancaster!

Tú a mi no me engañas,
¡Te va la caña!
¡TE VA LA CAÑA!

Una pregunta, si no es molestia,
como hablamos el otro día
¿te decides a hacerme la competencia?
Te digo que me gustaría
contar con tu presencia

no he entendido, ¿la competencia?
¿a qué se refiere vuecencia?
por favor, le ruego disculpe mi ignorancia
es que hoy ando con la mente un tanto rancia.

A ver si adivinan quién ha escrito ésto:

Unos amigos me invitaron a pasar un fin de semana en una finca de la Mancha y allí me presentaron a una pareja de peruanos que les cuidaba y limpiaba la casa. Eran muy jóvenes, de Lambayeque, y me contaron la peripecia que les permitió llegar a España. En el consulado español de Lima les negaron la visa, pero una agencia especializada en casos como el suyo les consiguió una visa para Italia (no sabían si auténtica o falsificada), que les costó mil dólares. Otra agencia se encargó de ellos en Génova: los hizo cruzar la Costa Azul a escondidas y pasar los Pirineos a pie, por senderos de cabras, con un frío terrible y por la tarifa relativamente cómoda de dos mil dólares. Llevaban unos meses en las tierras del Quijote y se iban acostumbrando a su nuevo país.
Un año y medio después volví a verlos en el mismo lugar. Estaban mucho mejor ambientados y no sólo por el tiempo transcurrido; también, porque once miembros de su familia lambayecana habían seguido sus pasos y se encontraban ya también instalados en España. Todos tenían trabajo, como empleados domésticos. Esta historia me recordó otra, casi idéntica, que le escuché hace algunos años a una peruana de Nueva York, ilegal, que limpiaba la cafetería del Museo de Arte Moderno. Ella había vivido una verdadera odisea, viajando en ómnibus desde Lima hasta México y cruzando el río Grande con los espaldas mojadas. Y celebraba cómo habían mejorado los tiempos,pues, su madre, en vez de todo ese calvario para meterse por la puerta falsa en Estados Unidos, había entrado hacía poco por la puerta grande. Es decir, tomando el avión en Lima y desembarcando en el Kennedy Airport, con unos papeles eficientemente falsificados desde el Perú.
Esas gentes, y los millones que, como ellas, desde todos los rincones del mundo donde hay hambre, desempleo, opresión y violencia cruzan clandestinamente las fronteras de los países prósperos, pacíficos y con oportunidades, violan la ley, sin duda, pero ejercitan un derecho natural y moral que ninguna norma jurídica o reglamento debería tratar de sofocar: el derecho a la vida, a la supervivencia, a escapar a la condición infernal a que los gobiernos bárbaros enquistados en medio planeta condenan a sus pueblos. Si las consideraciones éticas tuvieran el menor efecto persuasivo, esas mujeres y hombres heroicos que cruzan el Estrecho de Gibraltar o los Cayos de la Florida o las barreras electrificadas de Tijuana o los muelles de Marsella en busca de trabajo, libertad y futuro, deberían ser recibidos con los brazos abierto. Pero, como los argumentos que apelan a la solidaridad humana no conmueven a nadie, tal vez resulta más eficaz este otro, práctico. Mejor aceptar la inmigración, aunque sea a regañadientes, porque, bienvenida o malvenida, como muestran los dos ejemplos con que comencé este artículo, a ella no hay manera de pararla.
Si no me lo creen, pregúntenselo al país más poderoso de la tierra. Que Estados Unidos les cuente cuánto lleva gastado tratando de cerrarles las puertas de la dorada California y el ardiente Texas a los mejicanos, guatemaltecos, salvadoreños, hondureños, etcétera, y las costas color esmeralda de la Florida a los cubanos y haitianos y colombianos y peruanos y cómo éstos entran a raudales, cada día más, burlando alegremente todas las patrullas terrestres, marítimas, aéreas, pasando por debajo o por encima de las computarizadas alambradas construidas a precio de oro y, además, y sobre todo, ante las narices de los superentrenados oficiales de inmigración, gracias a una infraestructura industrial creada para burlar todos esos cernideros inútiles levantados por ese miedo pánico al inmigrante, convertido en los últimos años en el mundo occidental en el chivo expiatorio de todas las calamidades.
Las políticas antiinmigrantes están condenadas a fracasar porque nunca atajarán a éstos, pero, en cambio, tienen el efecto perverso de socava
las instituciones democráticas del país que las aplica y de dar una apariencia de legitimidad a la xenofobia y el racismo y de abrirle las puertas de la ciudad al autoritarismo. Un partido fascista como Le Front National de Le Pen, en Francia, erigido exclusivamente a base de la demonización del inmigrante, que era hace unos años una excrecencia insignificante de la democracia, es hoy una fuerza política `respetable’ que controla casi un quinto del electorado. Y en España hemos visto, no hace mucho, el espectáculo bochornoso de unos pobres africanos ilegales a los que la policía narcotizó para poder expulsar sin que hicieran mucho lío. Se comienza así y se puede terminar con las famosas cacerías de forasteros perniciosos que jalonan la historia universal de la infamia, como los exterminios de armenios en Turquía, de haitianos en la República Dominicana o de judíos en Alemania.
Los inmigrantes no pueden ser atajados con medidas policiales por una razón muy simple: porque en los países a los que ellos acuden hay incentivos más poderosos que los obstáculos que tratan de disuadirlos de venir. En otras palabras, porque hay allí trabajo para ellos. Si no lo hubiera, no irían, porque los inmigrantes son gentes desvalidas pero no estúpidas, y no escapan del hambre, a costa de infinitas penalidades, para ir a morirse de inanición al extranjero. Vienen, como mis compatriotas de Lambayeque avecindados en la Mancha, porque hay allí empleos que ningún español (léase norteamericano, francés, inglés, etc.) acepta ya hacer por la paga y las condiciones que ellos sí aceptan, exactamente como ocurría con los cientos de miles de españoles que, en los años sesenta, invadieron Alemania, Francia, Suiza, los Países Bajos, aportando una energía y unos brazos que fueron valiosísimos para el formidable despegue industrial de esos países en aquellos años (y de la propia España, por el flujo de divisas que ello le significó).
Esta es la primera ley de la inmigración, que ha quedado borrada por la demonología imperante: el inmigrante no quita trabajo, lo crea y es siempre un factor de progreso, nunca de atraso. El historiados J.P. Taylor explicaba que la revolución industrial que hizo la grandeza de Inglaterra no hubiera sido posible si Gran Bretaña no hubiera sido entonces un país sin fronteras, donde podía radicarse el que quisiera -con el único requisito de cumplir la ley-, meter o sacar su dinero, abrir o correr empresas y contratar empleados o emplearse. El prodigioso desarrollo de Estados Unidos en el siglo XIX, de Argentina, de Canadá, de Venezuela en los años treinta y cuarenta, coinciden con políticas de puertas abiertas a la inmigración. Y eso lo recordaba Steve Forbes, en las primarias de la candidatura a la Presidencia del Partido Republicano, atreviéndose a proponer en su programa restablecer la apertura pura y simple de las fronteras que practicó Estados Unidos en los mejores momentos de su historia. El senador Jack Kemp, que tuvo la valentía de apoyar esta propuesta de la más pura cepa liberal, es ahora candidato a la Vicepresidencia, con el senador Dole, y si es coherente debería defenderla en la campaña por la conquista de la Casa Blanca.
¿No hay entonces manera alguna de restringir o poner coto a la marea migratoria que, desde todos los rincones del Tercer Mundo, rompe contra el mundo desarrollado? A menos de exterminar con bombas atómicas a las cuatro quintas partes del planeta que viven en la miseria, no hay ninguna. Es totalmente inútil gastarse la plata de los maltratados contribuyentes diseñando programas, cada vez más costosos, para impermeabilizar las fronteras, porque no hay un solo caso exitoso que pruebe la eficacia de esta política represiva. Y, en cambio, hay cien que prueban que las fronteras se convierten en coladeras cuando la sociedad que pretenden proteger imanta a los desheredados de la vecindad. La inmigración se reducirá cuando los países que la atraen dejen de ser atractivos porque están en crisis o saturados o cuando los países que la generan ofrezcan trabajo y oportunidades de mejora a sus ciudadanos. Los gallegos se quedan hoy en Galicia y los murcianos en Murcia, porque, a diferencia de lo que ocurría hace cuarenta o cincuenta años, en Galicia y en Murcia pueden vivir decentemente y ofrecer un futuro mejor a sus hijos que rompiéndose los lomos en la pampa argentina o recogiendo uvas en el mediodía francés. Lo mismo les pasa a los irlandeses y por eso ya no emigran con la ilusión de llegar a ser policías en Manhattan y los italianos se quedan en Italia porque allí viven mejor que amasando pizzas en Chicago.Hay almas piadosas que, para morigerar la inmigración, proponen a los gobiernos de los países modernos una generosa política de ayuda económica al Tercer Mundo. Esto, en principio, parece muy altruista. La verdad es que si la ayuda se entiende como ayuda a los gobiernos del Tercer Mundo, esta política sólo sirve para agravar el problema en vez de resolverlo de raíz. Porque la ayuda que lega a gánsters como el Mobutu del Zaire o la satrapía militar de Nigeria o a cualquiera de las otras dictaduras africanas sólo sirve para inflar aún más las cuentas bancarias privadas que aquellos déspotas tienen en Suiza, es decir, para acrecentar la corrupción, sin que ella beneficie en lo más mínimo a las víctimas. Si ayuda hay, ella debe ser cuidadosamente canalizada hacia el sector privado y sometida a una vigilancia en todas sus instancias para que cumpla con la finalidad prevista, que es crear empleo y desarrollar los recursos, lejos de la gangrena estatal.En realidad, la ayuda más efectiva que los países democráticos modernos pueden prestar a los países pobres es abrirles las fronteras comerciales, recibir sus productos, estimular los intercambios y una enérgica política de incentivos y sanciones para lograr su democratización, ya que, al igual que en América Latina, el despotismo y el autoritarismo políticos son el mayor obstáculo que enfrenta hoy el continente africano para revertir ese destino de empobrecimiento sistemático que es el suyo desde la descolonización.
Este puede parecer un artículo muy pesimista a quienes creen que la inmigración -sobre todo la negra, mulata, amarilla o cobriza- augura un incierto porvenir a las democracias occidentales. No lo es para quien, como yo, está convencido que la inmigración de cualquier color y sabor es una inyección de vida, energía y cultura y que los países deberían recibirla como una bendición.

¿Dónde se podría encuadrar ésto “ideológicamente”?

¡Enhorabuena, Maestro!

Y el órgano oficial del comunismo fósil, ésto:

http://www.granma.cu/espanol/noticias/8octu-novel.html

Interesantes referencias, valdeolid. También Vargas Llosa ha logrado la cuadratura del círculo. Loas y alabanzas de “El País” y de Libertad Digital, en el extremo de los extremos.

No se os puede dejar solos … el pope del blog haciendo poles y pergueñando un advertorial para su cuuñaa-aaa-aaa-oooooo … el topo haciendo rimas como dios manda (porfín) … vadeolid lapidándonos a letras (lo siento no he pasado del segundo párrafo) … el mundo al revés … si ya lo pronostican los mayas … el 2012 está a la vuelta de la esquina.

PD1: topo ¿puedes dedicarme una?, pero se amable.
PD2: boss, que raro que ninguna bestia parda aún no te haya relacionado con el otro Barroso, el de don algodón no, el que preñó a la ministra de defensa, más que nada por eso de ser un rojo y tal.

Por cierto … ¿que hora es?

las carne y hueso macho

… menos un pescuezo.

13:33 h. Supongo lo preguntas porque la hora del comentario a veces baila una miaja, no?
(Eso o los días de vagancia Descodificadora que llevas has estao probando cosas más malas que la poleina *_0)

Es eso, me estoy quitando de la poleina y es tan duro que no veo cómo pasar el tiempo. ;¬P

En un post familiar no puedo dejar de evocar la fascinante boda de mi primo el ruso. Que malo es el vodka…

Joe, la han cagado con la banda sonora, Lucy in the sky with diamonds le va como anillo al dedo … ;¬P

No sera tan buena la serie, cuando para hablar de ella has de faltar al respeto a los telespectadores de dos de las series que mas han triunfado y audiencia han echo de la television. Y en una cosa tienes razon no sera para los fans de aida, pero tampoco sera tan dificil hacerla como aida. Ya que 6 capitulos de 30 minutos tmpoco tiene el mismo merito que hacer series que llevan en antena tantos años. Ahora la vere a ver si estan buena como dices y luego opinaremos de ella y de sus fans

[...] JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ 'DESCODIFICADOR' (WORDPRESS) – Crítica completa [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

descodificador en twitter

octubre 2010
L M X J V S D
« sep   nov »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 107 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: